El Americana Film Fest cerró hace unos días esta renovada edición mixta, a caballo entre Filmin y algunos cines en Barcelona y Madrid. De este modo, hemos podido disfrutar de lo mejor del cine independiente americano del último año. Como ya os comenté, yo, personalmente, he tenido la oportunidad de disfrutar de la Segunda mitad del Americana Film Fest 2021 desde casa. Han sido catorce días fenomenales de cine, así que voy a hablaros de lo mejor de lo mejor.

Americana Film Fest 2021

Segunda mitad del Americana Film Fest 2021

Freshman Year (Shithouse)

freshman year shithouse

Freshman Year o Shithouse es una película escrita, dirigida, producida, montada y protagonizada por Cooper Raif:

Película ganadora del gran premio del jurado en el pasado SXSW Film festival. Fiestas, romances, inseguridades, redes sociales… Raiff condensa en hora y media la vida universitaria americana que comprende, desde las fiestas más locas de Desmadre a la Americana de John Landis, a las largas conversaciones existencialistas y sobre el sentido de la vida de Amor y letras de Josh Radnor.

Con ecos del Richard Linklater más romántico y reflexivo, Cooper Raiff centra la trama de Shithouse en la incipiente relación que se establece entre Alex, un joven tímido y retraído, y Maggie, una misteriosa universitaria con ganas de conectar, por unas horas, con otro ser humano. Pero, lejos de ofrecernos una sobredosis de azúcar, el director y guionista estadounidense apuesta por crear un romance agridulce y ambivalente. Una aventura que responde a la intensidad y la celeridad con la que se viven las experiencias en la primera mitad de la veintena. Lo que cuenta es el aquí y el ahora. (AFF)

Shithouse es una de esas películas que podrían llegar a identificarse de una forma muy especial conmigo. Si yo escribiese una película, probablemente seguiría una estructura parecida a la que utiliza Raiff, así como él se inspira en algunos de los grandes creadores de comedias románticas de la última década.

Freshman Year recorre en su primera hora, sobre todo con el personaje que encarna Raiff, una tensa cuerda que pasa sobre el lago de la incomodidad. Hay reacciones chocantes y contagia sensaciones y emociones ciertamente singulares. Pero una vez superas eso -y empatizas con los protagonistas-, te ves en posición de ir con ellos hasta el final y de disfrutar de este ligero paseo.

Al final, termina siendo una buena historia, bien escrita y rodada con muy poquito. Un must.

Lapsis

Lapsis

Lapsis es otra exhibición de talento, concretamente del de Noah Hutton, quién escribe, dirige y pone música a esta maravillosa obra de ciencia ficción:

En un presente paralelo, el repartidor Ray Tincelli lucha por mantenerse a sí mismo y a su hermano menor enfermo. Después de una serie de ajetreos y estafas infructuosas, Ray acepta un trabajo en una nueva y extraña compañía insignia del trabajo basura: caminar en lo profundo del bosque para cablear kilómetros de terreno con el objetivo de conectar grandes cubos de metal que unen el llamado mercado comercial cuántico. A medida que se adentra más en la zona se encuentra con una creciente hostilidad y la amenaza de los robots cableadores. Es en ese momento cuando tendrá que elegir entre ayudar a sus compañeros de trabajo o hacerse rico para poder salir de esa trampa laboral. (AFF)

Lo primero que tengo que decir sobre Lapsis es que es una mentirosa. Promete ser un distópico presente paralelo y eso no son más que patrañas. Lo que Lapsis hace es eufemizar nuestra realidad y, con ello, consigue una tensión constante que nos colma de una incomodidad brutal.

Así, Hutton construye un relato con resonancias muy concretas en nuestro día a día que no os podéis perder. Título a reivindicar.

The Killing of two Lovers

The Killing of two Lovers

The Killing of two Lovers ha sido uno de los títulos por los que más ha apostado Filmin en estas dos semanas, incluso le dedicó una watchlist completa:

Un viaje inquietante y tumultuoso hacia la psique de su protagonista, David, un hombre incapaz de sobreponerse a la reciente separación con su mujer. Presentada en Sundance y ganadora del premio de jurado en el Atlanta Film Festival, la película empieza con David (soberbio Clayne Crawford), una pistola y una pareja durmiendo en una cama de matrimonio. El trabajo del cineasta Robert Machoian tiene ecos de Blue Ruin de Jeremy Saulnier y de Blaze de Ethan Hawke; ofrece un retrato despojado, frío y rural de la américa más profunda.

También hay hueco, sin embargo, para los sentimientos; que se expresan torpemente a través de canciones y gestos vacilantes. Porque ante todo, The Killing of Two Lovers representa la muerte, lenta y dolorosa, de la llama del amor; una muerte que no se acepta sin antes luchar con todas tus fuerzas. (AFF)

Probablemente, The Killing of two Lovers sea la película hecha con más gusto y sentido estético que he visto en este Americana Film Festival 2021. Es cierto que el 4/3 siempre es un poco tramposo,  pero sus composicones y toda la ambientación modelan una fotografía de diez.

Sin embargo, no solo de pan vive el hombre. The Killing of two Lovers, además, ofrece una cuidada y minimalista historia de desamor que, si bien ha vivido de la campaña de marketing que le han hecho comparándola con Marriage Story, en mi opinión, tiene suficientes armas para defenderse sola.

La sensibilidad de Robert Machoian y la actuación del cuasi-Casey Affleck Clayne Crawford son argumentos de peso para afirmar que sí, efectivamente, The Killing of two Lovers es otra de las películas que no os podéis perder.

Otros títulos interesantes

En esta Segunda mitad del Americana Film Fest 2021, he visto también otros títulos que merecen ser mencionados, concretamente tres: Buck Alamo, Wilcox y La noche de los reyes.

Para empezar, Epstein nos invita a conocer a Buck Alamo, “un trillado cantante de country que intenta hacer las paces con su familia ahora que empieza a ver la luz al final del túnel. Pero, como todo artista trotamundos que se ha pasado la vida de aquí para allá, no lo tendrá fácil“.

Puede que sea la obra más completa de las tres que pertenecen a esta sección de títulos interesantes -que también podrían ser títulos experimentales-, pero Epstein, a pesar de construir una correcta historia de la América profunda, se me queda en tierra de nadie con un, para mí, olvidable Buck Alamo. No llegué a entender el juego con el color, pero tampoco me importó lo suficiente como para hacerlo con más ganas.

De Wilcox, título del film y del protagonista, solo sabemos que va vestido de militar y que rehuye las multitudes y las zonas pobladas… Y, bueno, obviamente una película sin diálogo siempre tiene cierto grado de complejidad, pero, en este caso, Wilcox muestra algunos momentos de una satisfactoria sensibilidad.

En La noche de los reyes, “un pequeño delincuente entra atemorizado a «La Maca», una cárcel en medio de un bosque de Costa de Marfil que se rige por sus propias reglas y donde los presos son los verdaderos gobernantes de la misma“.

Quizás sea una de las películas con las que menos conecté, pero eso no quita que me pareciese a ratos ciertamente apabullante.

Una gran sección de cortometrajes

Para finalizar esta Segunda mitad del Americana Film Fest 2021, me pegué un pequeño atracón de cortometrajes. Me parecieron especialmente simpáticos Tribes y The Flexed Arm Hang, pero me descubro ante el “tramposillo” Albatross Soup.

El inquietante y fascinante cortometraje expone un rompecabezas resuelto por unas cincuenta personas, convertidas en voces en off, que aderezan una psicodélica y cuidada animación que, por cierto, acrecienta lo escalofriante del puzle.

Más información en la web de Americana Film Fest 2021

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí