Serpiente de cascabel, Rattlesnake en inglés (2019), o como a mí me gusta llamarla El diablo no viste de Prada, pero casi…, es un aceptable y moralista thriller de intriga sobrenatural, de nacionalidad estadounidense, escrito y dirigido por Zak Hilditch.

Cinta de solo 85 minutos, lo cual se agradece y que no deja de ser un Remix (sé que está mal usada la palabra, pero ustedes me entienden) de veinte películas anteriores, tengan o no que ver con el género.

Producción de la Compañía Campfire por encargo de Netflix, para ser distribuida a nivel mundial por la plataforma de streaming el 25 de Octubre de 2019.



Serpiente de cascabel

Crítica de ‘Serpiente de cascabel’

Ficha Técnica

Título: Serpiente de cascabel
Título original: Rattlesnake

Reparto:
Carmen Ejogo (Katrina Ridgeway)
Theo Rossi (Billy)
Emma Greenwell (Abbie)
Apollina Pratt (Clara Ridgeway)
Joy Jacobson (Loraine)
Arianna Ortiz (Francine)
Sean J. Dillingham (Dr. Hayes)
David Yow (Charlie)
Alexandra Nell (Hiker)

Año: 2019
Duración: 85 min.
País: Estados Unidos
Director: Zak Hilditch
Guion: Zak Hilditch
Fotografía:
Música: Ian Hultquist
Género: Thriller. Intriga
Distribuidor: Netflix España

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Serpiente de cascabel’

Sinopsis

Una madre, Katrina (Carmen Ejogo) y su hija, recorren un largo camino en coche porque van a cambiar de ciudad. En medio de un inhóspito y abandonado desierto de Texas, se les revienta una rueda y la madre se dispone a cambiarla.

Mientras tanto, la niña juega en el árido desierto y como se podía prever es mordida por una temible serpiente de cascabel.

La madre enloquece sin saber que hacer en la mitad de la nada, pero de pronto, por obra y gracia del Espíritu Santo (pensaría ella), aparece una caravana junto a sus espaldas.

Se dirige allí con la niña y su picadura mortal y la recibe una señora más rara que un chino rubio, la cual se la lleva para el interior y sana completamente a la misma, dejándole caer a la madre, «ya tendrás tiempo de pagármelo» o similar, mi memoria no es fiable 100%.



En el hospital

Que conste que voy a contar muy poco, porque muy poco hay que contar o no me ven la película. Sí, habrá pequeño e innecesario Spoiler.

Madre e hija se dirigen al hospital más cercano donde ingresan a la niña, que por cierto se encuentra en perfecto estado, hecho insólito tras una picadura mortal y la madre más contenta que McGiver en una ferretería.

Sin embargo, aparece un señor de color que no viste de Prada, pero casi (ya no puedo ayudar más, queridos) y le exige un alma por haber salvado la vida de su hija y antes de 7 horas; ante la incredulidad de la madre le hace ver cómo sería el verdadero estado de la niña sin su intervención, no precisamente divina.

Katrina, la madre, medio enloquece y la pobre encuentra a un paciente que está casi tan muerto como el VHS, pero como la peor decisión es la indecisión, se le escapa su gran oportunidad.

La moralina exterior está esperando

Pasa el tiempo y Katrina se ve forzada a salir del hospital en busca de carne fresca y a poder ser no muy inocente.

Vuelve al sitio del reventón de la rueda y se llevará un buen susto, se dirige al pueblo y observará ciertos indicios que la llevan a investigar urgentemente lo que está pasando en aquella maldita zona.

Apariciones de muertos o fantasmas, un niño con buena cabeza y un bar. El bar de la buena, o la mala suerte, porque parece que ha encontrado al candidato ideal. Y hasta aquí puedo leer, queridos navegantes.

Serpiente de cascabel
Copyright Netflix

La angustiada madre

Katrina, la madre, (Carmen Ejogo), actriz y cantante británica de la cual solo tengo dos referencias propias, The purge: Anarchy (2014) y Alien: Covenant (2017) y sinceramente, no tengo fundamentos reales para opinar bien o mal, así que me voy a centrar en Serpiente de cascabel, única y exclusivamente.

Todo el peso de la cinta recae en ella y solo en ella, se podría decir que por no haber, no hay ni secundarios.

Hombre ni ella es Meryl Streep, ni la película El exorcista (1973), partiendo de esta base podríamos decir que lleva a cabo una actuación semi-correcta, pero no más.

Más creíble al comienzo que al final, exactamente igual que la cinta y no conozco realmente su esfuerzo en el papel, pero cortita, que pase lo que tenga que pasar y me voy, que esto es Netflix y ya he cobrado.

La parte final de su actuación carece de intensidad, parece que en vez de la jugarse la vida de su hija, con toda su moralina aparte, está en un Rocódromo de finde con las amigas.

En fin, no quiero hacer leña del árbol caído, pero tendrá que mejorar muy mucho. Espero que así sea, por ella y por todos los espectadores.

Serpiente de cascabel
Copyright Netflix

El mezclador de mezclas

El guionista y director (Zak Hilditch), australiano, le conozco, creo que casi como todo el mundo, dos películas; Las últimas horas (2014) y 1922 (2017).

Ambas escritas por él, aunque la segunda sea una adaptación de una novela de King y ambas malas; la primera, un thriller de bajo presupuesto sobre el fin del mundo que aburre hasta a las ovejas y la segunda, una torpe adaptación de una novela, que ya de por sí era mala, de Stephen King.

Vamos al tajo; Serpiente de cascabel adolece de ritmo, no hay dirección de actores porque solo hay una (relevante) y ya he opinado, las apariciones, como la del camionero o la del niño se pueden salvar, las otras por supuesto que no y sobre todo la última y grupal con menos sentido común que el desodorante, que la gente que más lo necesita es la que menos lo usa.

Y del guion (suyo, del tito Zak), prefiero decir algo en la conclusión, porque una cosa es beber y otra distinta es emborracharse y además tener que conducir.

Rattlesnake
Copyright Netflix

Conclusión de ‘Serpiente de cascabel’

Serpiente de Cascabel ó Rattlesnake, como prefieran; Me niego a desancosejarla, porque sé que a muchas personas les va a gustar, y habrá hasta quienes la disfruten. No se diferencia de cualquier tv movie de Telecinco o Antena 3 aunque con el toque Netflix, para bien o para mal.

A años luz de los dos últimos estrenos Netflix; Fractura (2019) y Eli (2019), son de otra liga, pero además bebiendo de veinte mil cintas anteriores, que tratan de este tan manido tema y haciendo un puzzle que ni Einstein encajaría (no por trascendente, sino por vacuo).

No voy a citar cintas porque sería empezar y no acabar. Es que hay escenas calcadas e incluso que no pertenecen al género en cuestión, hasta del amigo Cage.

Los finales abiertos hay que saberlos dejar abiertos y no hacerlos por arrogancia autoral, si lo que hay es lo que hay, ¿Para qué intentar engañar al público?.

En fin, Netflixnianos y acoplados, son 85 minutos (aunque parezcan más), yo la vería, aunque la quitara a la mitad si el interés es cero, ¿Cómo Serpiente de cascabel hay 100?, , pero no están todas en Netflix ni le van a salir tan económicas.

La voy a aprobar por los pelos para motivar su visionado y en caso contrario, siempre tenéis El diablo viste de Prada (2006) con las excelentes Streep y Blunt.

Spoiler

Spoiler

Es simple; El diablo (el señor trajeado de color) le ofrece un pacto para salvar a su hija, una vida por otra y punto. Ese poder de la madre de ver a los muertos como si se tratara de El sexto sentido (1999) y ese final implicando a la hija también ¿Para dejar una ventana abierta a qué?.

La madre mata (moralina total) al presunto maltratador, porque lo que se ve más bien, es que es un viciosillo sexual con su presunta novia, en el momento en el que va a morir accidentalmente. Con lo cual la culpa es menor, como pasó en el hospital. La madre es menos mala y la hija se salva. Lo de la aparición global de todos los muertos en la montaña como Chato, el Apache, es de chiste de primero de Cinemagavia y malo, por favor.

[plegar]

» Enhorabuena y Bienvenidos el Espectáculo «

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí