El pasado 9 y 10 de abril se representó en el Teatro Fernán Gómez el espectáculo de Serrana, de la compañía Albadulake. Basada en el Romance de la Serrana de Vera, cuenta con la dirección de Ángeles Vázquez, junto con la co-dirección de Antonio Moreno. También cuenta con los bailarines Clara Ferrao, Stefano Fabris y Álvaro Murillo. Además, esta pieza supuso para Ferrao su candidatura a los Premios Max como mejor intérprete femenina de danza. Un espectáculo que aúna las disciplinas del circo y la danza en una composición muy sugerente.



Serrana en el Teatro Fernán Gómez

Crítica de 'Serrana'

Ficha Técnica

Título: Serrana
Título original: Serrana

Reparto:
Clara Ferrao
Álvaro Murillo
Stefano Fabris

Duración: 60 min. apróx.
Dirección: Ángeles Vázquez Ortega
Dramaturgia: Ángeles Vázquez Ortega
Codirección: Antonio Moreno
Música: Milo Ki Mandarini
Video proyecciones: Víctor Vaquero González
Video documental: Israel J. Espino
Luces: Antonio Moreno
Dirección coreográfica: Ángeles Vázquez
Escenografía: Juan Antonio Moreno
Fotografía: Jorge Armestar
Training actoral: Charo Feria
Co-producción: Consejería de Cultura, Turismo y Deportes, Junta de Extremadura
Distribución: ARRASA, Producción y Distribución
Producción: Entrearte Al-Badulaque S.L.

Tráiler de 'Serrana'

Sinopsis de 'Serrana'

Serrana es un espectáculo abierto y transversal que profundiza en el Romance de la Serrana de la Vera tanto a nivel antropológico como existencial.

La dramaturgia sostenida por tres personajes transcurre paralela al romance del siglo XV, romance que nos cuenta el propio pueblo en formato video. La historia bien podría tratarse de una Serrana del siglo XXI. Sin texto, basado en un trabajo coreográfico y de teatro físico, el espectáculo transita por la identidad cultural de un pueblo, por su memoria y por su creación colectiva del mito, con un punto de partida fundamental, la reflexión de Caro Baroja “Un pueblo difícilmente olvida a sus dioses”. El espectáculo comienza con el equilibrio natural del medio, relacionando cada personaje a un elemento de la naturaleza, aire, agua, tierra y se adentra y profundiza en la trasformación que el ser humano padece a través de las relaciones de poder, abuso y conformidad.

La Compañía Albadulake surge del encuentro de dos artistas Antonio Moreno (Cáceres), malabarista, y actual director de la compañía y Ángeles Vázquez (Córdoba), bailaora y también directora de Albadulake. Un encuentro que se materializa en 2002. Albadulake nace como una necesidad de expresión de sus directores, de desarrollar una visión de espectáculo abierta, sin texto, dinámica donde el movimiento, la música y los juegos son los protagonistas. Sus montajes siguen una línea indiscutible, la del espectáculo multidisciplinar. Un sello en la dirección siempre propia que parte de la innovación y la creatividad en estado puro. (TEATRO FERNÁN GÓMEZ). 



Serrana
Foto de Jorge Armestar

Movimiento de la leyenda

La compañía Albadulake se convirtió en una de las protagonistas del ciclo Danza en la Villa 2022 con Serrana, pieza que deambula entre el documento y la expresividad de la danza. Así presenta a los espectadores una leyenda que no es conocida por una parte del público, pero sí es popularizada por las tierras de Extremadura, en concreto, en La Vera. Como si se tratara de un libro, el espectador observa mediante una creación artística abstracta la batalla envuelta en fuerza sobre su protagonista. Asimismo, plantea la dicotomía de lo masculino y femenino con unas coreografías que hablan por sí solas. A pesar de ser menos directa en su inicio, la manera en la que combina la elegancia de la seducción con lo costumbrista, hacen que el relato cobre una fuerza arrolladora que sorprende a los asistentes por un imaginario contundente.

Gracias a una actualización de esta fábula macabra, se perpetua el estereotipo de la mujer como desencadenante de la desgracia. Sin embargo, la producción sabe darle una vuelta de tuerca para llevarlo a un lugar diferente en el que se comprende el dolor de su posible origen. Por ende, se aleja de ese sentido más arcaico para darle una actualización donde se ensalza su naturaleza mística. Con lo cual, deambula en una connotación diferente sobre la venganza y el egoísmo, siendo también partícipes de su dolor y de su pérdida. Además, culmina al ser un alegato por la necesidad de mantener vivas aquellas historias que pasaban de padres a hijos de una manera totalmente tradicional. Un homenaje a esa cultura popular, que alcanza un tenebroso mito que se queda alojada en la mente del público.

Compañía Albadulake
Foto de Jorge Armestar

La seducción de la venganza

Álvaro Murillo, Stefano Fabris y Clara Ferrao son los encargados de poner en pie a través de su cuerpo Serrana. En primer lugar, Clara Ferrao se erige como principal protagonista, con una fuerza escénica asombrosa que va creciendo con el transcurrir de la pieza. Se revuelve, se escurre, da todo sobre el escenario para, igual que las víctimas del ser místico al que da vida, el espectador sucumba a sus encantos. Después, Álvaro Murillo plantea una ejecución en torno a una danza más visceral, aportando esa predominancia del golpe de efecto y dejándose llevar por una propuesta más circense y enfática. Asimismo, Stefano Fabris deja su cuerpo y arte sobre las tablas, extrayendo todo su potencial en cada movimiento. También destaca una construcción entre la delicadeza y el carácter, con movimientos igual duros como de sutiles. Por tanto, los tres ejecutan una coreografía y una expresividad distinguidas.

Lógicamente, la propuesta se fundamenta principalmente en la danza. La calidad de la coreografía y de la sinergia que se establece en los cuerpos es máxime. Por este motivo, logra encandilar a todo tipo de espectadores, tanto aquellos que conocen este arte como los que no están tan acostumbrados a este universo. Además, se acompañan de una puesta en escena sugerente, llena de símbolos y un imaginario enriquecedor. Ahí es donde reside una de sus mayores fuerzas, el poder de llevar a los asistentes a esa oscuridad mágica, a la par que lo ejercen de una manera escrupulosa y orgánica. La música escogida es un auténtico acierto, terminando por envolver la atmósfera creada sobre las tablas. No obstante, los audiovisuales adquieren una notoriedad pertinente, pero hay partes donde el documental rompe algo de la magia del ambiente.

Serrana
Foto de Jorge Armestar

Conclusión

Serrana es una fábula danzante que envuelve al espectador en un universo oscuro y mágico. La manera de elevar una leyenda de los pueblos hace que se logre esa conservación popular con un homenaje efectivo, sugerente y con fuerza. Además, los tres intérpretes se dejan la piel para llevar al público a esa elegancia tenebrosa, que encandila a los espectadores. La puesta en escena culmina en ese imaginario con una labor espléndida, donde se ve un cuidado delicado del cuerpo, la mezcla de conceptos artísticos y el imaginario visual. Una llama del pasado que demuestra que sigue viva en una danza cautivadora y visceral.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8,5 / 10
85 %
Artículo anteriorTeatros del Canal celebra La noche de los libros este 22 de abril con "Ensayo sobre la ceguera" con Víctor Clavijo y Eva Martín
Artículo siguiente"Fotografía de una mujer delante de una casa" se representará en Teatro del Barrio del 27 de abril al 1 de mayo
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
serrana-critica-teatroUna fábula danzante que envuelve al espectador en un universo oscuro y mágico. La manera de elevar una leyenda de los pueblos hace que se logre esa conservación popular con un homenaje efectivo, sugerente y con fuerza. Además, los tres intérpretes se dejan la piel para llevar al público a esa elegancia tenebrosa, que encandila a los espectadores. La puesta en escena culmina en ese imaginario con una labor espléndida, donde se ve un cuidado delicado del cuerpo, la mezcla de conceptos artísticos y el imaginario visual. Una llama del pasado que demuestra que sigue viva en una danza cautivadora y visceral.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí