Creación Guiones

Durante los noventa, especialmente en Estados Unidos, no era difícil encontrar noticias acerca de lo que ocurrió en Biosphere 2. Un entorno artificial en Arizona, en el que, durante dos años, ocho personas se aislaron del mundo en un esfuerzo por sobrevivir de manera autosuficiente en un microcosmos. El experimento no terminó dando los resultados esperados, pero el atractivo de Spaceship Earth, un nuevo documental de Matt Wolf, está en poder observar la historia desde dentro. Desde el 17 de junio en Filmin.



Spaceship Earth

Crítica de 'Spaceship Earth'

Ficha Técnica

Título: Spaceship Earth
Título original: Spaceship Earth

Año: 2020
Duración: 113 min.
País: Estados Unidos
Director: Matt Wolf
Fotografía: Sam Wootton
Música: Owen Pallett
Género: Documental
Distribuidor: Filmin

IMDb

Filmaffinity

Tráiler de Spaceship Earth

Sinopsis

Ciencia, naturaleza, cambio climático, poder, intereses económicos y política conviven en un documental con guion de ciencia ficción. Pero por encima de todo, la loca historia de sus protagonistas reales desprende vida, ilusión, pasión por lo que soñamos y finalmente, dignidad. Una película para reflexionar y emocionarse.

Un grupo de amigos, científicos y contraculturales, ven el mundo como una aventura y un reto constante. De pequeños experimentos y conferencias, pasan a crear un barco y empresas científicas. El gran proyecto pendiente: un ecosistema artificial donde vivir dos años para combatir el cambio climático y crear un posible hábitat extraterrestre en caso necesario. Estos emprendedores sin límites, genios ávidos de innovar, se enfrentan a todas las dificultades para conseguirlo. (FILMIN)

Dónde se puede ver el documental



Spaceship Earth
Foto de Filmin

Reminiscencias del encierro

Durante el último año, el acceso a los estrenos audiovisuales resulta demasiado sencillo y a la vez muy poco atractivo, especialmente en las plataformas. Las películas intentan reflejar de un modo indirecto la realidad que vivimos, o proponer alianzas para solucionar la crisis sanitaria. Con Spaceship Earth es imposible no trazar un paralelismo entre la historia de esas ocho personas, que decidieron encerrarse durante dos años en una cúpula experimental, y la cuarentena de la que todos hemos formado parte.

La palabra clave aquí es, obviamente, elección, pero la película resulta de una actualidad incuestionable. No sólo muestra el impacto de la vida en un encierro, sino también la necesidad de mirar más allá del mundo en el que estamos ahora. Deja ecos de lo que podríamos necesitar hacer actualmente para asegurar el futuro. El documental fue estrenado en Sundance y comprado para su distribución por Neon. Spaceship Earth prometía ser un gran documental, tanto que quizás acabe por decepcionar al mismo público que lo espere con esas expectativas.

Spaceship Earth
Fotos de Filmin

Proyecto multidisciplinar

La película comienza con imágenes de informativos estadounidenses acerca de un equipo de expertos que se adentran en Biosfera 2. Una estructura erigida en Arizona a finales de los ochenta como experimento para probar la sostenibilidad de la vida en el espacio exterior. Pasarían dos años dentro, sin intervenciones externa, incluyendo una atmósfera interna, obligados a cultivar y producir su propia comida y sobrevivir en un ecosistema creado. Después de la introducción nos remontamos dos décadas antes del frenesí mediático, para ver los orígenes de aquellos a quienes se les ocurrió la idea. Un ambicioso grupo de hippies amantes de la ciencia ficción encabezados por el escritor y ecologista John Allen. Eran inusuales como grupo de la época, porque sostenían un sentido práctico tras su pensamiento rebelde, abrazaban el teatro pero también se alineaban con la ciencia e incluso con la economía.

Seguimos al grupo a través de una serie de proyectos, incluida la construcción de un barco con el que recorrieron el mundo, hasta su gran obra. El espíritu tras Biosfera 2 no fue sólo el deseo de innovar y explorar, sino el temor por el futuro y por cómo la humanidad estaba destrozando el planeta. Financiados por el multimillonario Ed Bass, Allen y su equipo crearon un proyecto ambicioso.

La película, del documentalista Matt Wolf, puede conseguir que el público sienta cierto respeto por el proyecto. Lo que no logra es hacer que entendamos las motivaciones y vivencias del grupo. Allen es una figura compleja, considerado por algunos como el líder de un culto. Exceptuando una serie de anécdotas aisladas, no estamos seguros de quién es y exactamente qué relación tenía con quienes lo rodean. Wolf no se esfuerza demasiado por desmitificar la imagen de Allen.

Matt Wolf
Foto de Filmin

El perímetro del documental

Wolf ha acumulado una cantidad ingente de material de archivo, pero la vida dentro de las instalaciones se nos cuenta a grandes rasgos a través de la dinámica interpersonal, y resulta poco elaborada. La parte de las tensiones personales apenas se menciona de pasada, como si no tuviese importancia en el resultado final.

Cuando surge la controversia, queda la sensación de no estar viendo la historia al completo. Nos queda la impresión de una lectura sólida pero centrada en lo factual, nos relata lo que sucedió pero sin conseguir transmitir cómo fue para los protagonistas. Podría ser una visión interesante, con cierta lejanía y sin entrar en valoraciones. El problema surge cuando sí que llegamos a momentos de resaltar acciones concretas. En la última parte se nos presenta y señala a un villano de la historia, con reminiscencias muy claras a la actualidad estadounidense en el tratamiento. 

Teniendo en cuenta el acceso a esa cantidad inmensa de material directo, y planteando tantos interrogantes se acaba quedando muy corta. Como sucedió con la cúpula, Spaceship Earth nunca termina de despegar ni aprovechar todo su potencial. Al contrario de lo que sucede con la maravillosa novela Terranautas de T.C. Boyle, que partiendo de la historia real es capaz de construir un relato de ciencia ficción que reflexiona sobre todo lo que salió mal en la cúpula, y cómo eso refleja lo que funciona mal en la realidad. 

Al igual que el proyecto de Allen, Spaceship Earth termina atrapada en un abismo entre el rigor y el espectáculo. Tan entretenido como puede resultar, también es deferente en exceso con sus protagonistas. El trabajo del cineasta acaba por ser demasiado referencial con unos personajes que lo han recibido dentro de una burbuja que en ningún momento intenta romper.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí