Te quiero imbécil es una comedia romántica, dirigida por Laura Mañá, y catálogo con guión de Abraham Sastre e Iván José Bouso.

La película se estrenó en cines el 24 de enero de 2020, y ahora, Netflix, la ha añadido a su catálogo de películas, desde el 15 de mayo.



Te quiero imbécil

Crítica de ‘Te quiero imbécil’

Ficha Técnica

Título: Te quiero imbécil
Título original: Te quiero imbécil

Reparto:
Quim Gutiérrez (Marcos)
Natalia Tena (Raquel)
Alfonso Bassave (Diego)
Ernesto Alterio (Sebastián Vennet)
Alba Ribas (Ana)

Año: 2020
Duración: 86 min
País: España
Dirección: Laura Mañá
Guion: Abraham Sastre e Iván José Bouso
Fotografía: Sergi Gallardo
Música: Javier Gimeno y Luc Suárez
Género: Comedia
Distribuidora: Filmax

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Te quiero imbécil’

Sinopsis de ‘Te quiero imbécil’

Su novia lo ha abandonado y ahora Marcos se propone reinventarse a si mismo. Quiere ser un hombre moderno con la ayuda de una amiga de la infancia y un gurú de Internet. (NETFLIX)



Te quiero imbécil
Foto de Filmax

El bucle de Quim Gutiérrez

Es innegable el talento y la profesionalidad que muestra el actor Quim Gutierrez en algunas de sus películas. Sin embargo, en otras, parece entrar en un bucle sin fin en el que interpreta siempre el mismo personaje. Esto es lo que ves nada más comenzar Te quiero, imbécil.

Me explicaré. Desde que comienza la primera escena, y al ver el comportamiento de Marcos, el personaje interpretado por Quim, es inevitable asociarlo y compararlo con otros personajes suyos, con los mismos rasgos. Ejemplo muy claro y conocido es su personaje en Primos, la cual tiene una trama más divertida. Un fracasado sin confianza ni autoestima, que poco a poco va cogiendo fuerza y se alza como una nueva persona, una mejor versión de sí mismo. Esto ya lo hemos visto muchas veces, aunque unas funciona, y otras ya huele; y en Te quiero, imbécil, apesta a lo mismo.

Foto de Filmax

Otra comedia romántica española para la lista

En Te quiero, imbécil, siguen la típica y acostumbrada fórmula de comedia romántica española. A pesar de que la directora haya tratado de darle un enfoque europeo, y un aire desenfadado; no consigue sacar el humor de lo acostumbrado en el cine español.

Hay que reconocer que tiene momentos que te sacan alguna sonrisa. Como las escenas del supuesto consejero o «gurú» youtuber, interpretado por Ernesto Alterio, o los momentos en los que Marcos cuenta su historia directamente al espectador, mirando a la cámara.

Por lo demás, en general, Te quiero, imbécil, no consigue lo que pretende. En ciertos momentos específicos, parece hacer un disimulado guiño a otros largometrajes románticos, como Bésame, tonto, o Bridge Jones. Aunque, por supuesto, no ha conseguido calar en el público como estos, resultando ser excesivamente predecible y simplona.

Te quiero imbécil
Foto de Filmax

La crítica está presente, pero sin pasarse

Te quiero, imbécil no solo parodia las rupturas sentimentales y las relaciones tóxicas, sino que también toca un tema muy de moda, las citas por internet y las redes sociales.

El protagonista es un treintañero al que le ha dejado su novia, y que tras una larga relación se ve de nuevo soltero en un mundo que no llega a comprender del todo. Aquí y tras los nefastos consejos de un amigo y el youtuber gurú, trata de convertirse en otra persona distinta, más moderno, cuidado y adaptado a los nuevos tiempos. Es aquí donde entra en juego Raquel, interpretada por Natalia Tena, que le hace ver lo equivocado que está al intentar agradar a gente que no le aprecia, perdiendo así su esencia.

Es decir, en Te quiero, imbécil, se puede apreciar cierta crítica sobre las relaciones tóxicas, sobre la superficialidad de la sociedad actual, y el sentimiento machista que sigue existiendo en muchas personas a día de hoy. Pero lo expresa de forma bastante suave y sencilla, sin mojarse demasiado, y cayendo al final en múltiples tópicos de comedia romántica.

Te quiero imbécil
Foto de Filmax

Conclusión

Te quiero, imbécil es una típica comedia romántica entre otras muchas, que no pretende demasiado, a pesar de intentarlo. Tiene un aire agradable y con cierto toque entrañable, que puede calar a alguna persona que se sienta identificada con los personajes, pero en general es bastante predecible y simplona. Es una historia que se ha repetido demasiadas veces, y estamos hartos de ver en muchas variantes y formatos. No es una película que llegue a destacar en nada.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

2 COMENTARIOS

    • Saludos, Andrea. Siento mucho que la crítica no sea de tu agrado. He tratado el tema de forma objetiva y creo que de la manera más clara posible, sin enredar demasiado ni mucho menos ir por la ramas como suele suceder en tantas ocasiones, que no llegan a decir nada realmente, solo palabras vacías por rellenar el texto. Mi crítica va directa al grano, con una película que no tiene apenas nada que comentar, más que resulta como otra comedia romántica cualquiera, muy predecible y sencilla, y sin apenas momentos que merezcan verdaderamente la pena. Con todo esto, una vez más, siento mucho que esta opinión no sea de tu agrado, pero es una reflexión objetiva y explicada de forma también sencilla y muy clara. Tu opinión es totalmente respetable, aunque no perdamos nunca la educación ni la libertad para poder expresarnos como convenga, sin ofender ni faltar a otras personas por ello, por supuesto. Muy buenos días

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí