The Babysitter (2017), o como a mí me gusta llamarla Mary Poppins se jubiló, es una gamberra comedia de terror gore, de nacionalidad estadounidense, dirigida por el siempre infravalorado McG.

Producida por New Line Cinema//Wonderland Sound and Vision y Boies Schiller Film Group para ser distribuida a nivel mundial por la plataforma de streaming Netflix, el 13 de Octubre de 2017.

Crítica que no hicimos en su día, pero que cobra actualidad, ante el inminente estreno de su secuela, The Babysitter: Killer Queen, el 10 de Septiembre de 2020 en la misma plataforma.



The Babysitter

Crítica de The Babysitter

Ficha Técnica

Título: The Babysitter
Título original: The Babysitter

Reparto:
Judah Lewis (Cole)
Samara Weaving (Bee)
Leslie Bibb (Mamá)
Bella Thorne (Allison)
Robbie Amell (Max)
Hana Mae Lee (Sonya)
Emily Alyn Lind (Melanie)
Andrew Bachelor (John)
Doug Haley (Samuel)
Chris Wylde (El molesto papá de Melanie)

Año: 2017
Duración: 85 min.
País: Estados Unidos
Director: McG
Guion: Brian Duffield
Fotografía: Shane Hurlbut
Música: Douglas Pipes
Género: Comedia de terror
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Sinopsis

Cole (Judah Lewis), un adolescente con miedo a casi todo, en especial al bullying al que le someten tres orcos de su clase, solo tiene dos vías de escape; Su vecina Melanie, secretamente enamorada de él y más lista que los ratones coloraos y la niñera atractiva y defensora que todo muchacho hubiera soñado en tener, Bee (impagable Samara Weaving).

Donde se puede ver la película



Solo para sus ojos 

Por desgracia, me veo obligado a ser mucho mas breve de lo que me gustaría, pero son 85 minutos a un ritmo tan frenético que cualquier palabra de más, fastidia el invento.

Los padres de Cole se van a pasar la noche a un hotel, para terminar unos trabajos manuales y Bee, la niñera explosiva, se hace cargo esa noche de Cole.

Instigado por su vecina Melanie, que sabe más de sexo que Valerie Tasso, Cole se dispone a espiar a Bee, suponiendo que cuando él se duerme, llegan sus amigos y aquello se transforma en Sodoma y Gomorra.

Y así parece ser, cuando Bee se presenta con cuatro amigos y un extra y comienzan a jugar a la botellita reveladora, mientras Cole observa desde la escalera.

Samara Weaving
Foto de Netflix

La niñera que me amó

Pero tema que te quema, presentemos a los cuatro amigos de Bee y su culto; Una asiática gótica más perversa que el ocio, un afroamericano sacado del Saturday Night Live, una espléndida animadora vestida del Villarreal y un musculitos preparado para empezar a rodar de extra en Lobezno 4.

Y el invitado, el quinto elemento, de partida ya no cuadraba en el grupito. Así que la víctima perfecta para el sacrificio satánico.

¿Y qué pinta Cole en todo esto?.

Advierto, el que quiera que lo lea, el que no que salte al siguiente apartado, dedicado como no, a Samara Weaving.

Comienza el gore.

Cuchillos que se clavan en las cabezas, ojos atravesados por hierros, un pecho que se pierde por el camino, explosiones, caídas en mala postura, ahorcamientos, cabezas que explotan y un coche que se convierte en un Airbus.

Únanlo todo si pueden, más lo que olvidé y dividan entre 85 minutos, observarán que no se ha perdido ni un solo segundo de cinta.

The Babysitter
Foto de Netflix

La canguro

Bee (Samara Weaving), modelo y actriz australiana, sobrina de Hugo Weaving (el malo que se multiplicaba continuamente en Matrix y sus secuelas).

Mucha televisión, sobre todo una serie Home and away (2009-2013) y yo la descubrí en una cinta familiar de corte fantástico (entre muchos otros y otras, pero ella resplandecía) llamada Monster Trucks (2016).

Después vinieron dos ciclones, Tres anuncios en las afueras (como secundaria) y The Babysitter, ambas en (2017).

Si la primera es una de las obras maestras recientes más estafadas de la historia del cine (Sí, Guillermo sí), la segunda es hasta el momento SU PAPEL, el de su consagración.

¿Qué si en vez de una gamberrada gore de terror cómico hubiera sido un drama, quizás hablaríamos de palabras mayores?. No me cabe la menor duda.

Termino ya con Noche de bodas (2019), donde se merienda al resto del reparto, pero que honestamente la veo un pelín por debajo de The Babysitter.

Suerte con Bill & Ted Face the music (2020), secuela de la de (1989).

Entro en The Babysitter y termino rápido, lo breve, si bueno, dos veces bueno.

Decir que no explota su enorme belleza y su bestial atractivo físico en esta cinta, que debió obligatoriamente pasar por las salas de cine, es como afirmar que si lo hubiera hecho Melissa McCarthy (a la que adoro), hubiera sido lo mismo.

Realmente excelente, ¿Por qué? Solo su presencia lo dice todo, casi ni le hace falta hablar.

Defensora y amiga del protagonista, cabecilla de la banda, artífice real del rito satánico y además para los padres de Cole, como si fuese la Virgen de Fátima.

Y con esos shorts ajustados toda la película, que parece prima hermana de los vigilantes de la playa. Entiendo que el guion manda y el amigo Brian Duffield no tenía un pelo de tonto. Sin duda, mejor que vestirla de Mary Poppins, más que nada por la calor.

Actriz a seguir aun echando migas de pan.

Muy bien el adolescente Judah Lewis, haciendo un Solo en Casa (1990), pero me faltan tiempo y datos para investigar un poco más sobre él, ya que promete y bastante.

Judah Lewis
Fotos de Netflix

McG

El director (McG), natural de Michigan, director y productor de cine y televisión.

Hizo dos buenísimas entregas de Los Ángeles de Charlie (2000 y 2003), a cual mejor, con acción a raudales, emoción, excelentes efectos, uniendo comedia y drama de donde no había e incluso haciendo taquillazos, solo la primera casi 300 millones de dólares.

Después realizó la quizás para mí, mejor y más seria película de la saga Terminator, Terminator: Salvation (2009) y rondó los 400 millones de dólares.

¿Ven normal que 5 años después tenga que venir Luc Besson a sacarlo del ostracismo para ofrecerle la más que decente y taquillera (aunque menos) Tres días para matar (2014), con Kevin Costner?.

En fin Mr. McG, no lo miro, lo admiro. The Babysitter es juvenil, despreocupada, loca, sexy, con una narrativa poco frecuente y su buena dosis gore de sangre. Nunca hubiera dicho que fuese suya, lo hacía un poco más conservador, pero grata confusión por mi parte.

Le deseo toda la suerte del mundo. Sin duda se la merece. Director a seguir.

The Babysitter
Foto de Netflix

Conclusión de The Babysitter

Netflixnianos y acoplados  que entre la vorágine de cintas se os haya pasado esta. Es relativamente fácil, valor y al toro (perdón si ofendo a alguien, es una expresión).

Os aseguro que como a mí, os va a sorprender, de ahí el retraso imperdonable de tres años en la crítica, coincidiendo con su secuela.

Llámenla fraude, parodia, Halloween 25, o lobo con piel de cordero, pero visionen la cinta.

Quizás termine la película y no sepan si han reído con ella o se han reído de ustedes, pero eso es cine, damas y caballeros y con mayúsculas.

Un par de apuntes: Aunque la película está clasificada por Netflix y en la mayoría de países para mayores de 16 años, yo no lo tengo tan claro. El tema gore y los besos lésbicos me hacen dudar. De ustedes depende.

Y el segundo, la película no termina con los títulos, esperen a que pasen.

  • Habrá un diminuto Spoiler sobre un tema menor.
Spoiler

La intención de Bee (la niñera), no era matar a Cole, solo extraer su sangre pura y virgen con la jeringa. De hecho, al final de la cinta le salva la vida. ¿La hace buena? En absoluto, le reconoce a Cole que sí ha matado a otros niños como él. Cuidado con el susto tras los títulos que llega la secuela.

[plegar]

Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí