Una noche cualquiera (2019), es un cortometraje de Juanlu Moreno Somé, producido por Sibila Vision Films. Se trata de un thriller en el que Javier, cliente habitual de un burdel, conoce a Alma, una mujer que le promete pasar la noche de su vida.



Sibila Films

Crítica de Una noche cualquiera

Ficha Técnica

Título: Una noche cualquiera
Título original: Una noche cualquiera

Reparto:
Jimmy Shaw (Alma)
Roger Pera (Javier)
Esther Ortega (Gabriela)
Emilio Buale (Dani)
Candela Camacho (Gabriela joven)
Álex Esparza (Javier joven)
Víctor Fernández (Cliente solo)
Ana García (Britannia)
Jara García (Francia)
Mario García (Cliente barra)
Sergio Jiménez (Acosador 2)
Bianca Kovacs (Sandra)
Miriam Larragay (España)
Manuel Marcos (Cliente acompañado)
Ignacio Martínez-Ynzenga (Álex joven)
Félix Matesanz (Cliente simpático)
Karina Moscol (Perú)
Jessica Moya (Grecia)

Año: 2019
Duración: 19 min.
País: España
Director: Juan Luis Moreno Somé
Guion: Juan Luis Moreno Somé
Fotografía: Aitor Uribarri
Música: Pablo Trujillo
Género: Thriller. Crimen
Productoras: Imagerial Producciones, Sibila Films

IMDB

Tráiler de Una noche cualquiera

Sinopsis

Javier, un tipo sin escrúpulos, acude a su local de alterne favorito una noche cualquiera. Allí conoce a Alma, una nueva prostituta que le promete una velada inolvidable. Javier no puede imaginarse hasta qué punto ella está dispuesta a cumplir su palabra.

Una Noche Cualquiera



Aquí, ahora, ya

Aunque el cortometraje cuenta con reconocidos actores (Esther Ortega, Emilio Bualé), dos personajes arrastran con el peso de esta historia.

En primer lugar, nos encontramos con una clase de persona, Javier (Roger Pera), que miente, es pretenciosa y manipuladora, utilizando a la gente para su beneficio y diversión. Este personaje tiene gran ansiedad, tiene prisa. De hecho, el tema del tiempo es introducido desde el principio en el guion: «tienes mucha prisa», «no te gusta hacer las cosas despacio».

Además, también se ve la falta de contacto con los demás que se demuestra en su vacío y en su relación con el mundo: «a nadie le importas una mierda». Este personaje se defiende tratando a la gente como si no valiera nada, creyendo que él sí es importante gracias a su posición económica.

Una noche cualquiera

Por otra parte, se encuentran los personajes de Alma y de Alex, interpretados por Jimmy Shaw (El ministerio del tiempo, La que se avecina), y que resultan muy interesantes porque existe un desdoblamiento en ellos, no solamente físico, sino psicológico que tendrá una importancia decisiva para el cortometraje y el final de guion.

Estos dos personajes, Alma y Alex, están llenos de dolor, y guardan ira y rencor por los padecimientos del pasado que los han convertido en la persona que son hoy. Este sufrimiento, sin embargo, esconde también un inmenso miedo. El miedo, quizá a convertirse en aquello que odian.

Asimismo, el personaje femenino, Alma, responde perfectamente a las necesidades demandadas por Javier y encaja con el guion de Juanlu Moreno Somé: «Nunca jamás has conocido a una dama tan completa como yo. Y que ninguna te haría todas las cosas que yo estoy dispuesta a hacerte aquí, ahora, ya».

Después de una noche cualquiera

El guion está perfectamente medido. Se demuestra en los diálogos y en la oportunidad tan satisfactoria de Alma de encontrarse con Javier, en su deseo de verlo de nuevo: «Ves, todas las cosas buenas se hacen esperar. Con calma». Además de esta reiteración sobre el tiempo y la espera, se encuentra el final de la historia que el propio Juanlu Moreno Somé decidió cambiar a través de un giro de guion.

Una noche cualquiera

En el final de Una noche cualquiera, la fragmentación de Alma y Alex supone la respuesta a la persona que son hoy. Alex, después de todo, puede decidir quién quiere ser y en qué quiere convertirse. Su determinación es imprescindible para el significado último de este cortometraje, con cuyo final se abre el día después de una noche cualquiera: «Menos mal que no lo has hecho, Alex, tú eres mucho mejor que ese mierda».

Conclusión

Una noche cualquiera muestra cómo el pasado puede desarmar la vida de quienes nunca han sabido cerrar las viejas heridas. Los dos personajes principales tienen grandes cargas y tratan de sobrellevar su existencia. El guion concentra con agudeza una trama con un desenlace que no puede dejar indiferente. En definitiva, este cortometraje se trata de una historia muy acertada en cuanto a contenido y al modo en que Juanlu Moreno Somé ha elegido contarla.

Guerreros

Esta crítica puedes leerla también en You Talkin’ Cine

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí