Velvet Buzzsaw (2019), o como a mi me gusta llamarla Beneficio Mortal, es una película de terror (“supuestamente”) estadounidense, escrita y dirigida por Dan Gilroy. Con Jake Gyllenhaal y Rene Russo encabezando una cinta abiertamente coral, el film se presentó a finales de enero en el Festival de Cine de Sundance y se estrenó mundialmente el 1 de febrero de 2019 a través de la plataforma Netflix.

Estamos ante un film quizás demasiado aséptico, muy difícil de clasificar, no sé si como thriller irónico, comedia macabra, sátira de terror o simplemente estamos ante un slasher al que simplemente hay que aceptar como un digno y saludable entretenimiento. Con un presupuesto bastante elevado para una producción Netflix, casi 21 millones de dólares que se notan en todas y cada una de las escenas, el plato está servido y pueden empezar a degustarlo.



Crítica de Velvet Buzzsaw

Velvet Buzzsaw

Ficha técnica

Título: Velvet Buzzsaw
Título original: Velvet Buzzsaw

Reparto:
Jake Gyllenhaal (Morf Vandewalt)
Rene Russo (Rhodora Haze)
Zawe Ashton (Josephina)
Tom Sturridge (Jon Dondon)
Toni Collette (Gretchen)
Natalia Dyer (Coco)

Duración: 109 minutos
País: Estados Unidos
Director: Dan Gilroy
Guion: Dan Gilroy
Fotografía: Robert Elswit
Música: Marco Beltrami
Género: Thriller, Intriga

Distribuidora: Netflix

Filmaffinity

IMBD

Tráiler

Sinopsis

En un mundo tan superficial y despiadado como el del arte, un afamado crítico Morf (Jake Gyllenhaal), cautivado por la carne y el pescado, descubre a través de su amante femenina, una trabajadora de una galería de arte, una maravillosa colección de pinturas de un artista clandestino con una fuerza voraz e inusitada. Mientras el mundo del arte enloquece por hacerse con las piezas del artista desconocido, una fuerza sobrenatural comienza a llevar a cabo una cruel venganza sobre todos los que se están beneficiando de su póstumo trabajo.



El que parte y reparte…

Estamos ante un film coral como ya comenté al inicio donde no hay buenos ni malos, todos son malos, al menos de un pecado capital: la codicia. El que tiene porque quiere tener más, el que tiene algo porque quiere tener mucho y el que no tiene porque quiere tener sin importarle las consecuencias.

En un mundo tan asquerosamente superficial como Paris Hilton en las rebajas de Harrods, nos encontramos con un famoso crítico de arte Morf (Jake Gyllenhaal), rico y con la exclusiva posibilidad de cambiar el futuro de las personas con un simple sí o un no (a veces guiado por el arte, la mayoría pero a veces no).

Velvet Buzzsaw

Rhodora (Rene Russo), el verdadero secreto de Thomas Crown, tan rica o más que Morf, quizás su alter ego, dama de hierro, ex-anarquista convertida en burguesa convencida y jefa de Josephina (Zane Ashton), la amante de Morf, y verdadera descubridora del tesoro.

Alma mater de la cinta, Rhodora (quizás la mejor vendedora de arte del mercado) hará que Josephina firme con ella un pacto por el cual le vende su alma inocente hasta el momento al diablo y arropada por el éxito y el dinero sufre un proceso paulatino de transformación que la llevará a descubrir el precio del arte en su propia piel de ébano.

Gretchen (Toni Collette), una empleada con ínfulas de grandeza que comienza a caminar por su cuenta, un pedante y pelota vendedor de arte, un grafitero que lucha entre el bien y el mal, y una secretaria que va de oca en oca y tiro porque me toca forman el resto del elenco. De Malkovich, descúbranlo ustedes, sobre todo en los títulos finales.

El que castiga

Pero todo no iba a ser banalidad, riqueza, sexo, lujuria y superficialidad, para eso está nuestro amigo el pintor fallecido, para poner orden en el universo. Y empieza un carrusel de muertes que a muchos les puede parecer un capítulo de Destino Final (2000), pero llenas de ingenio y originalidad y además que son perfectamente tolerables para el no aficionado al cine de terror.

Todo tiene un porqué y Velvet Buzzsaw no iba a ser menos, la historia del artista y su deseo expreso tras su muerte prefiero que lo vayan descubriendo a medida que algunos de los protagonistas lo van haciendo también, es lo más lógico para no descubrir nada de lo poco que descubrirán, pero suficiente. Y estimada Josephina, la venganza se sirve en plato frío querida, nunca en caliente.

Los castigados

Hoy realmente no creo que merezca la pena hablar de un reparto coral donde todos son de excelentes actores en adelante, incluido la bellísima y menos conocida Zawe Asthon (con dos pequeñísimas escenas que son el morbo personificado), muy bien la inglesa.

Ponerme a citar films de uno y otro actor sería un no acabose y además totalmente subjetivo así que simplemente os diré que Jake Gyllenhaal en su papel de gay con pluma, mucha pluma o bisexual o trisexual o cómo lo quieran llamar está excelente como ya nos tiene acostumbrados y además borda un personaje con el don de la elocuencia y la fragilidad aunque no se perciba fácilmente.

Velvet Buzzsaw

La Russo, qué decir… Pero si está como cuando hizo En la línea de fuego (1993) con el querido Clint y sin operaciones señores, que ahí está el truco. Excelentemente malvada quizás no tan malvada, bruja avariciosa que sabe nadar y guardar la ropa y colega de Mefistófeles. Genial como es habitual en ella, Ay Pierce, menuda joyita te llevaste ladrón.

La Collette, que viene calentita de Hereditary (2018), blanco y en botella, todo lo hace bien la ex-gordita australiana, aunque sea un papel secundario de trepa sin reparos que lo mismo le da que le da lo mismo, ojo que quizás participe en la escena más impactante de la película.

El resto del reparto, aún menos conocido, más que correcto y especial mención a un fantasmal Malkovich, que posiblemente sea el único que busque el arte por el arte, perdida la pasión perdida la ilusión, transformado en un artista en modo off pero fenomenal en la escena final entre títulos (no dejen de verla), es el único reducto a la esperanza que deja la más que correcta Velvet Buzzsaw.

El que pinta

El guionista y director (Dan Gilroy), esposo de La Russo, menudo aval. Viene del exitazo de crítica y público en su debut como director con la magnifica Nightcrawler (2014), para algunos obra maestra, para mí una muy buena película.

Implicado antaño en el guion de una pequeña joyita de ciencia ficción Freejack (1992) y también en la cinta bastarda de la saga Bourne, El legado de Bourne (2012). Para ser su segundo film como director, Velvet Buzzsaw no está mal, pero nada mal. No es fácil entrar en el mundo del terror a través de una puerta trasera ni entrar en el mundo de la sátira a través  de una obra de terror, pero en ambos casos aprueba con dignidadEsperemos a su próxima obra y calibraremos mejor ante quién nos encontramos.

Conclusión

 ¡Qué contradicción! Os la voy a recomendar y ni siquiera sé como catalogarla.

Velvet Buzzsaw seguramente defraudará a los aficionados al cine de terror (ojo, que los pocos pero más que correctos efectos visuales son la leche “desnatada”) y también a los que esperaban una segunda parte de la políticamente incorrecta Nightcrawler (2014) pero centrada en el mundo del arte.

Pues no señores ni lo uno ni lo otro, ni esto es Posesión Infernal (1981) ni tampoco El loco del pelo rojo (1956), pero si es un ejemplo de buen cine, diálogos inteligentes, actuaciones excelentes (repiten del 2014 Jake y Russo), intriga moderada, y un montaje milimétrico.

Disfruten con la película como digo siempre y es mi segundo estreno Netflix, no le va a doler el bolsillo solo el tiempo, es apta para todos los paladares e incluso se puede sacar una mala conclusión de la cinta y es que el dinero no es nada, pero mucho dinero, eso ya es otra cosa (Bernard Shaw, irlandés).

Enhorabuena y bienvenidos al espectáculo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí