Vida Privada (2018) es una película escrita y dirigida por Tamara Jenkins, conocida por dirigir Slums of Beverly Hills (1998) o La familia Savages (2007). “La obsesión por la fertilidad” o el deseo incansable de ser padres es el tema central de este melodrama producido y distribuido por la plataforma Netflix.



Vida privada

Crítica de Vida Privada

Ficha Técnica

Título: Vida privada
Título original: Private Life

Reparto:
Kathryn Hahn (Rachel Biegler)
Paul Giamatti (Richard Grimes)
Gabrielle Reid (Enfermera de la clínica # 1)
Amy Russ (Enfermera de admisión # 1)
Caroline Martin (Enfermera Clínica # 2)
Nick Sullivan (Anestesiólogo)
Hettienne Park (Doctora)
Denis O’Hare (Dr. Dordick)
Molly Shannon (Cynthia Grimes)
John Carroll Lynch (Charlie Grimes)
Emily Robinson (Charlotte Grimes)
Kayli Carter (Sadie Barrett)
Alyssa Cheatham (La hija mayor de Caroline)
Leah Griffin (La hija menor de caroline)
Tracee Chimo Pallero (Caroline)

Año: 2018
Duración: 127 min.
País: Estados Unidos
Director: Tamara Jenkins
Guion: Tamara Jenkins
Fotografía: Christos Voudouris
Música: —-
Género: Drama
Distribuidor: Netflix

Tráiler

Sinopsis

Rachel (Kathryn Hahn) es escritora y su marido Richard (Paul Giamatti) dramaturgo. Ambos rondan los 40 años de edad, y desde hace un tiempo buscan desesperadamente la forma de tener un bebé. Tras someterse a métodos de fertilidad fallidos, deciden por recomendación de su doctor pedir ayuda a la joven Sadie (Kayli Carter), para que les done un óvulo y así cumplir su sueño por ser padres.

Premios

  • Premios Independent Spirit: Nomin. a mejor director, guion y actriz sec (Carter). 2018
  • Premios Gotham: Nominada a mejor actriz (Hahn) y guion. 2018
  • Satellite Awards: Nominada a mejor película independiente. 2018


Trama

En primer lugar, no cabe duda la verdad y realismo de la película. Presenta un tema tratado con respeto, sensibilidad y momentos de humor, metiendo de lleno al espectador. La trama, honesta, pura y sin adornos, muestra la cruda realidad que vive una pareja gastando todos sus ahorros en cumplir su deseo más frustrado.  

Vida Privada

En segundo lugar, trata sin tapujos una cuestión que a menudo es desconocida, distante y a primera vista incomprensible por su etiqueta de “ciencia moderna”. La virtud de Jenkins es visibilizar por igual ambas caras: la esperanza, el apoyo matrimonial y familiar, la paciencia… Pero a la vez el lado más amargo y doloroso de la reproducción asistida: salas de espera interminables, agujas, pastillas, cambios de humor, hormonas, etc. 

Reparto

Siempre es un placer ver trabajar a quienes se han ganado por derecho un puesto consolidado en el cine contemporáneo. Ver interpretar a Paul Giamatti y Kathryn Hahn personajes cercanos y entrañables, pero a la misma vez complejos y frustrados, es un placer para la vista. 

Richard apoya a su esposa en todo momento, demostrando fortaleza y vulnerabilidad a la vez. Añora volver a tener una vida en pareja normalizada y recuperar la química con su mujer. Rachel, por su parte, muestra un lado más inestable mezclado con la ilusión de quienes desean ser madres. 

Vida Privada

Además, el público se lleva la gratificante sorpresa de ver a Kayli Carter en el rol de la joven inconformista Sadie. Actuando como bocanada de aire fresco a las vidas monótonas de los protagonistas.

Recorrido

La película se proyectó en el Festival de Cine de Sundance, así como el Festival de Cine de Nueva York el año de su estreno. Además, estuvo nominada a mejor película independiente en los Satellite Awards en 2018.

Conclusión

Vida Privada hace evidente el punto de vista femenino desde el que está narrado y mostrado. La honestidad que define el tema en el que gira el filme hace hincapié en el proceso complejo, duro y a menudo desagradable que hace que en ocasiones se pierda toda esperanza. Conformando lo que es en definitiva una obra notable con personajes frágiles pero afables y realistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here