Vuelta al insti (El año de mi graduación) es la nueva apuesta de Netflix por la comedia. Una película que recupera las dinámicas de las típicas historias de instituto, eso sí, con un punto de giro llamativo. Aquí la protagonista es una cheerleader de 17 años que despertará tras estar veinte años en coma. En un cuerpo de 37 años, pero con la misma mentalidad adolescente.

Vuelta al insti (El año de mi graduación) está dirigida por el británico Alex Hardcastle ("Grace and Frankie") y cuenta con el protagonismo de Rebel Wilson ("Pith Perfect", "The Hustle"). Además de las apariciones de otros intérpretes como  Alicia Silverston ("La hermana del novio") o Angourie Rice ("Mare of Easttown"). Vuelta al insti se puede ver en Netflix desde el 13 de mayo de 2022.



Vuelta al insti (El año de mi graduación)

Crítica de 'Vuelta al insti'

Ficha Técnica

Título: Vuelta al insti
Título original: Senior Year

Reparto:
Rebel Wilson (Stephanie)
Alicia Silverstone (Deanna Russo)
Angourie Rice (Stephanie Conway de joven)
Sam Richardson (Seth)
Brandon Scott Jones (Mr. T)
Justin Hartley (Blaine)
Jeremy Ray Taylor (Neil Chudd)
Chris Parnell (Jim Conway)
Zoe Chao (Tiffany)
Mary Holland (Martha)
Michael Cimino (Lance)
Lucy Taylor (Lydia Conway)
Molly Brown (Martha Reiser de joven)

Año: 2022
Duración: 113 min.
País: Estados Unidos
Director: Alex Hardcastle
Guion: Brandon Scott Jones, Andrew Knauer, Arthur Pielli
Fotografía: Marco Fargnoli
Música: Jermaine Stegall
Género: Comedia juvenil
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de 'Vuelta al insti'

Sinopsis

Una mujer de treinta y siete años se despierta de un coma de veinte años y regresa a la escuela secundaria donde una vez fue una popular animadora. (Netflix)

Dónde se puede ver la película en streaming



La cheerleader en búsqueda de popularidad

Vuelta al insti (El año de mi graduación) nos retrotrae al año 1999, un momento de evidente cambio, agudizado por el ambiente adolescente. Y personificado en la figura de Stephanie (Rebel Wilson), una chica mona que ansía la popularidad. Porque aunque tiene su grupo de amigos y una vida confortable, la buena de Steph mira con envidia a los influencers de antaño. Así que un buen día da con la clave para convertirse en el centro de todas las miradas. ¿Qué mejor que hacerse cheerleader? De modo que ni corta ni perezosa, se introduce en el mundo de las animadoras y enseguida pasa a convertirse en la reina de los cotilleos. Luciendo un novio de postal y enfrascada en una acalorada batalla con otra chica que lucha por su misma popularidad.

Una dinámica que hemos visto muchas veces en el cine estadounidense, pero que aquí da un giro en su primer cuarto de hora. Ya que durante un número, la pobre Steph cae desde una considerable altura quedando en coma. Hasta que mediante un salto temporal de veinte años, presenciamos el despertar de nuestra protagonista. Ahora con nada más y nada menos que 37 años. Sin embargo, la mente de Steph parece haberse quedado en la adolescencia, propiciando un juego cómico que aprovechará toda la cinta. En una trama que puede recordar a otras cintas en las que se juega con la incompatibilidad entre cuerpo y persona. Como el caso de "El sueño de mi vida", donde una chica de 17 años se convertía por arte de magia en una de 30.

Vuelta al insti
Copyright Netflix

Cuando todo cambia y tú te has quedado atrás

Un acto azaroso que Vuelta al insti (El año de mi graduación), realmente el título en español poco ayuda a la cinta, explota para abordar la impermanencia de todo lo que nos rodea. Steph ha pasado veinte años en coma y cuando despierta se siente totalmente perdida. Aquellos que eran sus amigos ya son adultos y han hecho sus vidas. Incluso su gran enemiga parece haberle arrebatado esa vida de portada del Hola que ella ambicionaba. Y lo más importante, la sociedad no es ni por asomo lo que era. Algo que Steph comprueba cuando vuelve al instituto para terminar sus estudios. Lo que funcionaba en su época ya ha quedado casi en la prehistoria, teniendo que descubrir nuevas formas de destacar. Siempre con la continua presencia de las nuevas tecnologías y las redes sociales.

Un cambio muy brusco al que Steph se intenta subir, al principio sin mucho éxito, pero con el as en la manga de lo retro. Porque curiosamente todo parece volver y ante la mímesis que pueden aportar las redes sociales, aquello diferente apela a algo más verdadero. Tornándose una herramienta poderosa que puede servir como arma inclusiva y toque de atención generacional. Al tiempo que la protagonista deberá deshacerse de toda una serie de prejuicios clasistas con las que ha formado su identidad. Ideas preconcebidas sobre el significado de la felicidad y, en parte, el sueño americano (eso sí como mujer), que acabará desechando. En favor de otros pensamientos menos alienantes.

El año de mi graduación
Copyright Netflix

Humor muy generacional con una actriz sin miedo a nada

No obstante, todo en Vuelta al insti (El año de mi graduación) está reflejado desde el humor puro y duro. Un tipo de humor bastante sencillo, pero quizás muy generacional. No parece estar concebida para un publico generalista. Teniendo además un marcado acento local, con tics que quizás fuera de las fronteras estadounidenses pueden hacer menos gracia. Siendo en definitiva una película que mantiene un tono y ritmo constante, con algunas secuencias divertidas. Especialmente aquellas que resaltan la desubicación de la protagonista. Véase la broma con Lady Gaga y Madonna o la llegada de Steph al instituto. Aunque con un metraje excesivo que fácilmente podría haber sido recortado.

Tratándose de una comedia de instituto, intenta aportar alguna novedad, pero está muy enfocada para aquellos fans del género. Con una Rebel Wilson sin miedo a hacer el ridículo, siempre dispuesta a dar el do de pecho. Poseedora de dotes cómicas y algunos momentos divertidos, que al final acaban diluyéndose. Acompañado de una banda sonora que acaparará la atención de los más nostálgicos.

Vuelta al insti
Copyright Netflix

Conclusión de 'Vuelta al insti'

En resumen, Vuelta al insti (El año de mi graduación) es una comedia de instituto con un punto de giro novedoso que propicia algunas secuencias divertidas. Siempre enfocadas en la incompatibilidad entre cuerpo y mente, así como en el irrefrenable paso del tiempo. Protagonizada por una Rebel Wilson dispuesta a todo y sin vergüenza por nada. Con la nostalgia como instrumento con el que apelar a un público muy preciso. Ya que la cinta cuenta con un humor bastante generacional y unas situaciones que no divertirán a todos. Es lo que es. No engaña a nadie. Difícilmente será recordada en el futuro, pero quizás haya quienes puedan echarse unas risas.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
6 / 10
60 %
Artículo anterior"No te quiero": Djopu mira o en el culo del mundo
Estudié comunicación audiovisual en la Universidad Carlos III  y posteriormente hice un Máster de periodismo en la Agencia EFE. Soy una amante del cine desde que tengo uso de razón y en los últimos años también me he aficionado a las series. En definitiva, me considero una amante de las historias que aspira a crear las suyas propias.
En resumen, Vuelta al insti es una comedia de instituto con un punto de giro novedoso que propicia algunas secuencias divertidas. Siempre enfocadas en la incompatibilidad entre cuerpo y mente, así como en el irrefrenable paso del tiempo. Protagonizada por una Rebel Wilson dispuesta a todo y sin vergüenza por nada.vuelta-al-insti-pelicula-critica-netflix

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí