120 Pulsaciones por Minuto es un drama romántico del director de origen marroquí Robin Campillo, guionista de la famosa película francesa “La Clase”  y director de “Los Chicos del Este”, con un tema más o menos parecido a 120 Pulsaciones por Minuto. Se trata de uno de los estrenos más esperados del año 2018. Además de recibir el Gran Premio del Jurado, el Premio FIPRESCI y la Queer Palm en el pasado Festival de Cannes120 Pulsaciones por Minuto es una de las tres finalistas a los Premios LUX del Parlamento EuropeoLa película se estrenó en su país de origen, Francia, el 23 de agosto de 2017, el 20 de octubre en los Estados Unidos, y la podremos ver en los cines de España desde el 19 de enero de 2018. 



120 Pulsaciones por Minuto

Crítica de 120 Pulsaciones por Minuto

Ficha Técnica

Título: 120 pulsaciones por minuto
Título original: 120 battements par minute

Reparto:
Nahuel Pérez Biscayart (Sean Dalmazo)
Arnaud Valois (Nathan)
Adèle Haenel (Sophie)
Yves Heck (Profesor de francés)
Emmanuel Ménard (Proviseur)
Rahim-Silvioli Mehdi (Mehdi)
Antoine Reinartz (Thibault)
Caroline Piette (Representante ARCAT)
Marco Horanieh (Fotógrafo)
François Rabette (Michel Bernin)
Naelle Dariya (Léa)
Ariel Borenstein (Jérémie)
Coralie Russier (Muriel)

Año: 2017
Duración: 143 min.
País: Francia
Director: Robin Campillo
Guion: Robin Campillo, Philippe Mangeot
Fotografía: Jeanne Lapoirie
Música: Arnaud Rebotini
Género: Drama
Distribuidor:  Avalon Distribución Audiovisual

Tráiler

Dónde comprar la película

120 pulsaciones por minuto [DVD]
  • Cameo (06/06/2018)
  • Tiempo de ejecución: 147 minutos
  • Nahuel Pérez Biscayart, Adèle Haenel, Yves Heck, Arnaud Valois, Emmanuel Ménard
  • Español, Francés

Sinopsis

París, principios de los años 90. Un grupo de jóvenes activistas intenta generar conciencia sobre el SIDA. Un nuevo miembro del grupo, Nathan, se quedará sorprendido ante la radicalidad y energía de Sean, que gasta su último aliento en la lucha. 

Premios

  • Festival de Cannes: Gran Premio del Jurado. 2017
  • Premios del Cine Europeo: Mejor montaje. 2017
  • Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor película extranjera. 2017
  • Críticos de Los Angeles: Mejor película extranjera. 2017
  • Premios Independent Spirit: Nominada a mejor película extranjera. 2017
  • Critics Choice Awards: Nominada a mejor película de habla no inglesa. 2017
  • Satellite Awards: Nominada a mejor película de habla no inglesa. 2017


120 Pulsaciones por Minuto

Por fin llega una película reivindicativa sobre un tema muy duro. La historia nos traslada a principios de los 90, cuando el SIDA era una de las principales razones de muerte. El director narra la historia de la lucha de un grupo de jóvenes activistas de Act Up-París, que no quería seguir esperando a que llegase su hora, para concienciar a la población francesa sobre el tema, además de pedir resultados al gobierno para luchar contra la enfermedad mortal.

120 Pulsaciones por Minuto 

Act Up es el acrónimo de la AIDS Coalition to Unleash Power (Coalición del sida para desatar el poder), un grupo de acción directa para llamar la atención sobre la pandemia de sida y la gente que la padece, con el objetivo de promover la investigación científica y la ayuda a los enfermos. En español se traduciría a: pórtate mal.

Así es como se nos introduce en una historia de amor entre un moribundo que lucha hasta el final y un chico que quiere salvar al mundo con sus conocimientos. Enfermedad, lucha, muerte y amor.

Personajes

120 Pulsaciones por Minuto engloba las historias de muchos activistas del grupo, pero en quien se centra notablemente es en Sean (Nahuel Pérez Biscayart) y Nathan (Arnaud Valois). Nathan es nuevo en el grupo, y es allí donde conoce a Sean y se queda fascinado con sus argumentos y acciones. Este vínculo se convierte en una relación libre y feliz. Se refleja cariño con cada escena en la que interactúan los dos personajes, lo que nos lleva al amor, algo que hace que Nathan esté dispuesto a hacer cualquier cosa por su pareja.

Producción

Robin Campillo es el responsable del gran guión y dirección. Se describe a sí mismo como “militante de Act Up en los años 90”, por lo que no ha tenido que hacer mucho esfuerzo para retratar la experiencia. Una escena que nos lleva a una de las experiencias del director es cuando dice “He disfrazado a un novio cuando murió”.

120 Pulsaciones por Minuto 

Después de decir en Cannes que “Es sobre todo una película que quería hacer donde la fuerza de las palabras se transforma en momentos de acción pura”, el presupuesto de 5 millones de dólares se elevó notablemente.

El amor y la muerte

Nuestros queridos personajes no quieren morir, quieren seguir viviendo. Nos encontramos ante personas discriminadas por su sexualidad, personas enfadadas, personas luchadoras, personas moribundas. La muerte acecha a muchos de los activistas, ya que el grupo está formado por gente seropositiva y seronegativa. Los enfermos no tienen más tiempo que perder, exigen que el gobierno se fije en la cruda realidad, que le busque solución a esa enfermedad que los está consumiendo.

120 Pulsaciones por Minuto 

Además de la muerte tenemos el amor. El amor de una madre que lucha porque su hijo siga con vida, el amor de un amigo que protege con todas sus fuerzas al compañero, el amor de una pareja que lo da todo… Nos enseña el lado humano de las personas, el lado más frágil. Las relaciones personales hacen que este problema crezca, le da más dramatismo porque refleja sentimientos humanos, algo que nos puede obligar a empatizar con cada uno de los personajes.

Conclusión

La homosexualidad y el SIDA son temas que no se tratan mucho en el mundo del cine, lo que provoca que nos interesemos más. Por desgracia, en la sociedad de hoy en día sigue habiendo un tabú enorme que hace que evitemos estas cuestiones. Lo que hace el director es darle una bofetada a la sociedad para que espabile y deje los tabúes de lado.

CALIFICACIÓN: 7,5/10

Reportaje de 120 Pulsaciones por Minuto en Días de Cine TVE

Nuestra valoración
Valoración de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]

Foto carátula Copyright Céline Nieszawer

Sólo soy la típica persona que se cree diferente. Me di cuenta del amor que siento por la fotografía hace varios años, desde entonces me dedico a vivir por y para ella.
Estudio Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid, y confío en que algún día haré algo importante, algo que cambiará la vida de alguien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here