Stanley Kubrick vuelve a abrirnos su mente, esta vez a través de este cortometraje dirigido por Pedro González Bermúdez. El, entre otras muchas cosas, director  americano, se muestra transparente en una entrevista para la revista Playboy en septiembre de 1986. Así, en 2001 destellos en la oscuridad, habla durante veinte minutos de la condición del ser humano y todo lo que está ligado a ella, algo imprescindible a la hora de entender su obra.



Crítica de 2001 destellos en la oscuridad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ficha técnica

Título: 2001 destellos en la oscuridad
Título original: 2001 destellos en la oscuridad

Año: 2018
Duración: 20 min.
País: España
Director: Pedro González Bermúdez
Fotografía: Animación
Música: Remate, Wild Honey
Género: Animación. Documental
Productora: TCM

FilmAffinity

IMDb

Tráiler

Sinopsis

Coincidiendo con el 50 aniversario de la llegada a las pantallas de 2001: una odisea del espacioTCM estrena en exclusiva 2001 destellos en la oscuridad, un film de producción propia de 20 minutos que recrea la entrevista con Stanley Kubrick que la revista Playboy publicó en su número de septiembre de 1968 y que se ha convertido en imprescindible a la hora de acercarse a las reflexiones y teorías que llevaron al director a rodar una de sus obras maestras.

De aquella entrevista no ha quedado material filmado, pero esta producción reconstruye aquel encuentro a través de diferentes técnicas de animación: 2D, 3D y stop motion. Tampoco ha sobrevivido la grabación de audio. La voz que pronuncia las respuestas de Kubrick es la del actor Keir Dullea. A sus 81 años, el protagonista de 2001: Una odisea del espacio ha aceptado esta colaboración como un homenaje al director que le ofreció la gran oportunidad de su carrera.

Donde ver el cortometraje



Hablemos de lo audiovisual

Ya que material filmado no existía, era imperativo buscar -y encontrar- la forma adecuada de ponerle imagen a tan interesante entrevista. Sin embargo, la animación de 2001 destellos en la oscuridad  es, cuanto menos, chocante en 2D, 3D y stop motion, formatos que el canal TCM ha utilizado para su producción.

La correspondiente grabación del audio no ha sobrevivido al paso del tiempo -todo lo que Kubrick nos cuenta, sí-. Es en este punto donde entra Keir Dullea. A sus 81 años, pone voz al director, guionista, productor, fotógrafo y, si me lo permiten, pensador americano que cambió su trayectoria. Su voz es nuestra guía a través de la mencionada animación, que cada vez cobra más sentido gracias al montaje. Como banda sonora, Remate y Wild Honey son los intérpretes del muy concordante acompañamiento.

2001 destellos en la oscuridad 

 

 

 

 

 

A lo largo de veinte hipnotizantes minutos, en 2001 destellos en la oscuridad se insertan multitud de imágenes y piezas interesantes. Entre ellas, las cedidas por la NASA -de la conquista del espacio y de la carrera espacial- y significantes fragmentos de la, casi homónima, 2001: una odisea en el espacio.

2001: una odisea en el espacio

La relación de 2001 destellos en la oscuridad  con este film es evidente. A expensas del nombre -gran pista- y de las imágenes insertadas, la razón de ser del mismo es homenajear el medio centenario de la película.

De este modo, lo utiliza para darnos, al fin, una guía, un camino, los pasos que nuestras mentes han de seguir para entender el razonamiento que llevó a Kubrick hacia 2001: una odisea en el espacio. A como, desde El centinela, relato de Arthur C. Clarke, crea un viaje extrasensorial con un fascinante trasfondo metafísico.

Como complemento, el director hila con un gusto infinito este mensaje a una profunda reflexión sobre el ser humano, su condición y la evolución de su conducta, que más de treinta años después demuestra ser aterradoramente fiel.

Stanley Kubrick, una mente fuerte

Kubrick fue acusado de misantropía a causa de sus películas. Escéptico de pies a cabeza, tiene su propia concepción del ser humano, su naturaleza, la de la vida y de todo lo que nos rodea. Las ideas que presenta no son aptas para todos los públicos y la forma en la que las introduce no las hace más digeribles. Así, su dureza y extrema frialdad provocarán en el espectador una singular controversia.

2001 destellos en la oscuridad 

 

 

 

 

 

 

Cincuenta años después nos las sirve de nuevo, esta vez sin la necesidad de hacer grandes intentos por comprenderlas. Sin embargo, la asunción de las mismas, al igual que el significado de sus películas, no dependerá más que del individuo que las recibe y de su interpretación, puramente subjetiva.

De este modo, el efecto que tengan en aquel qué, para bien o para mal, las interiorice y tome como propias, dependerá de su propia mente. De la capacidad del individuo para afrontar lo desconocido, para enfrentarse al miedo. En resumen, de lo que Stanley Kubrick definió como la fuerza de la mente.

Guerreros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here