Susanne Bier dirige la adaptación de la novela de Josh Malerman, con un guion de Eric Heisserer, conocido por películas como ‘La llegada’. Bier, por su parte, es una de las directoras más reconocidas de Dinamarca. Sandra Bullock encabeza el reparto de lujo de A ciegas, junto a John Malkovich, Trevante Rhodes y la televisiva Sarah Paulson. Es una de las apuestas más esperadas en Netflix de 2018. En la plataforma desde el 21 de diciembre.



‘A ciegas’

A ciegas

Ficha Técnica

Título: A ciegas
Título original: Bird Box

Reparto:
Sandra Bullock (Malorie)
Trevante Rhodes (Tom)
John Malkovich (Douglas)
Sarah Paulson (Jessica)
Jacki Weaver (Cheryl)

Año: 2018
Duración: 124 min
País: Estados Unidos
Director: Susanne Bier
Guion: Eric Heisserer
Fotografía: Salvatore Totino
Música: Trent Reznor y Atticus Ross
Género: Ciencia Ficción
Distribuidora: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘A ciegas’

Sinopsis de ‘A ciegas’

Una fuerza misteriosa ha diezmado a la población mundial. Los supervivientes solo saben una cosa: si la ves, morirás. Cuando se enfrenta a lo desconocido, Malorie encuentra amor, esperanza y un nuevo comienzo que descubrir. Ahora, tiene que bajar con sus dos hijos pequeños por un río traicionero hacia el único refugio que queda. Para sobrevivir, deben llevar los ojos tapados durante los dos días que dura este peligrosísimo viaje. (NETFLIX).



Un lugar tranquilo

A ciegas se convertía en uno de los estrenos de Netflix que más ganas despertaba entre los seguidores de la plataforma y del cine de terror. Con una premisa futurista distópica, protagonizada por Sandra Bullock, tenía los ingredientes para tener un gran resultado. Su mecanismo y estructura están bien planteados como un juego de acción, pero se pierde en la emocionalidad. Le cuesta bastante partir y generar empatía sentimental, lo que hace más complicada la conexión con el espectador. Es una película que responde a la perfección al raciocinio e, incluso, plantea debates que son interesantes de analizar pero da la sensación de quedarse en varias ocasiones en el caparazón externo y no terminar de exprimir el jugo que hay dentro. Se percibe una inestabilidad en la profundización, que aún así, se ve compensada por la tensión y el ritmo frenético bien realizado.

Un inconveniente palpable es haberse topado con el eco de ‘Un lugar tranquilo’. Ambas beben de la idea principal de un ser que destruye a la población a través de uno de los sentidos, ya sea auditivo o visual. Es lógico que pueda crear ciertas comparativas por parte del público, en especial, por las carencias que muestra la protagonizada por Bullock. El film de John Krasinski fue una gran revelación y se mostró que la ausencia de palabra puede ser un atributo artístico muy interesante de experimentar. Por este lado, esta cinta le cuesta arranca desde el principio, mejorando según llega a su final. Hubiera sido un acierto dar más notoriedad a la importancia de la supervivencia desde el prisma de la unión familiar, algo que tarda en llegar, pero se sublima en el último tercio de la película. A pesar de ello, no se gesta convenientemente.

Calidad actoral

Una de las razones por las que A ciegas se ha convertido en uno de los estrenos de 2018 más esperados son los nombres que ocupan la dirección y guion de la película. Por un lado, se puede ver a Susanne Bier, reconocida directora y ganadora del Emmy por la serie “El infiltrado”. Además, está acompañada por un guion escrito por Eric Heisserer, que ya convenció con creces a la audiencia con la enigmática “La llegada”, nominada a los premios Óscar. Tampoco se puede decir que se esté ante un guion mal planteado, sino, al contrario, se puede ver una historia con toques del género catastrófico interesante. Flaquea a la hora de no haber sabido expresar más del bagaje vital de los personajes y verse envuelto en una espiral del ideal de los héroes o supervivientes de acción.

A nivel actoral, el público está ante verdaderas figuras del séptimo arte. Sandra Bullock se mete en la piel de una mujer con un mensaje realmente importante, alejándose totalmente del estereotipo de “damisela en apuros”, acercándose más, en esencia, a figuras de acción como Ripley en la saga de “Alien”. John Malkovich también crea una linea narrativa interesante con su Douglas. Lo que da una primera imagen de un personaje oscuro, poco a poco va mostrándose la complejidad de su personalidad. Una manera de colocar distinta pinceladas al espectador de abrir el debate, según la forma de actuar ante una situación. Así se gesta mayor interactividad con el público. Tristemente, no se puede decir lo mismo de Sarah Paulson. La actriz está totalmente desaprovechada y su presencia es meramente anecdótica. Es una pena, dado que la química que demuestra con Bullock en pantalla se palpa desde la primera escena.

Giros necesarios

Se tiene que reconocer también el mérito de mantener en vilo al espectador, con el interés de saber cómo acaba. Saben jugar muy bien su baza con los giros de guion, que consiguen ver una preparación de la narración que busca la sorpresa. Sin embargo, hay varios puntos que podrían haberse dejado más en el aire. De esta forma, hay una habilidad notable en el ejercicio del suspense, pero falla en ciertos matices. También hay que comentar que se da rienda suelta a la imaginación del espectador con respecto a los monstruos que adornan de forma invisible la cinta. Tal vez, como sí se hizo con “Un lugar tranquilo”, o “La llegada”, del mismo guionista, falta ese conocimiento del ente, que hubiera dado más poder al terror visual, de una manera más contundente. O por lo menos, jugar con este elemento, dando mayor dinamismo al resultado.

A nivel técnico, en A ciegas, hay una dirección artística cuidada, que es de aplaudir. Se puede ver una utilización de exteriores que enriquece el escenario de la acción, junto con la composición sonora, bastante bien elegida. Aunque, en ciertas partes, podría haber dado mayor impacto dramático. La fotografía es espléndida, sobre todo, en los planos más generales, donde se pueden contemplar las posibilidades de las localizaciones elegidas. Pese a no terminar de cuajar a nivel narrativo, no se puede obviar que el equipo ha puesto toda la carne en el asador. Por último, la duración es excesiva, podría haber sido más reducida y no dar la sensación de cadencia cinematográfica.

A ciegas

Conclusión

A ciegas es un buen espectáculo de acción y thriller, que mantiene al espectador pegado a la pantalla desde el primer momento. Una Sandra Bullock que se come la pantalla y recuerda a las heroínas de acción futurista, que tanto han enamorado en la gran pantalla. Un guion que le falta cierta emoción y un efecto sentimental, que termina por pasarle factura. Junto con la resaca de “Un lugar tranquilo”, se convierte en una apuesta interesante, que entretiene de forma notable, pero no cuaja del todo al notar la ausencia de cierta sensibilidad. Tenía todos los ingredientes para ser un blockbuster de muy buena calidad, que termina por cumplir su función, pero no arriesga en ir más allá. Buen ejercicio frenético, pero falta la conexión con el público para ser excelente y se queda en entretenida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí