Hay ocasiones, como en el fabuloso documental Aita Mari, en las que la realidad supera la ficción. Mirar para otro lado, poner trabas e incluso sancionar a los que intentan ayudar, es la triste realidad en relación a los refugiados que cada día exponen su propia vida en el Mediterráneo.

El periodista Javi Julio, quien participó en 2017 en la isla de Lesbos (Grecia), a bordo del barco de rescate "Lifeline", dirige este maravilloso proyecto. Por entonces, junto con otros miembros de la ONG "Salvamento Marítimo Humanitario", comprobó la barbarie que permiten los gobiernos con estas personas. Personas que debido al desafortunado destino de nacer en países donde la miseria, las torturas y persecuciones, son el pan nuestro de cada día. Terrible situación que vemos sentados ante nuestra televisión y, a fuerza de tantos y tantos casos, nos hemos acostumbrado, nos ha dejado de afectar. Pero, ¿y si fuéramos alguno de nosotros?

Con guion de Fernando Erre, producido por Nervio Film & Foto, este esperanzador documental de casi hora y media de duración, se estrenará el día 3 de diciembre de 2021 en las grandes pantallas.



Aita Mari

Crítica de 'Aita Mari'

Ficha Técnica

Título: Aita Mari
Título original: Aita Mari

Reparto:

Año: 2021
Duración: 87 min.
País: España
Director: Javi Julio
Guion: Fernando Erre
Fotografía:
Música:
Género: Documental
Distribuidor: Atera Films

Filmaffinity

Tráiler de 'Aita Mari'

Sinopsis

El Stella Maris Berria es un atunero destinado al desguace. Sin embargo, Iñigo Mijangos e Iñigo Gutiérrez, dos miembros de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario, tienen una idea insólita: transformar el pesquero en un barco de rescate para salvar a los refugiados que se ahogan en el mar Mediterráneo. Así nace el Aita Mari.

Aita Mari narra la odisea, de más de dos años de duración, de la nave, desde su reconstrucción hasta la culminación del primer rescate. (Atera Films)



Homenaje a una gran persona

Jose María Zubía Zigarán fue un marino y pescador de Zumaia (Guipúzcoa), conocido popularmente como Aita Mari, que falleció en 1886 auxiliando a unos náufragos.

Sus aventuras e historias han dejado huella, ya que cuando había galerna o tempestades y todos volvían a puerto en busca de refugio, él salía para prestar ayuda a quien la necesitara. Y no lo hacía sólo. Entre su tripulación contaba con nueve remeros que se jugaban la vida, al igual que él.

Porque, ayudar a alguien no es un derecho, es una obligación.

Así es y así lo consideran Íñigo Mijangos e Íñigo Gutiérrez, quienes decidieron arreglar un viejo barco atunero, el "Stella Maris", a punto de desguazar y convertirlo en un barco útil para navegar por las aguas del Mediterráneo.

Aita Mari
Copyright Atera Films

Comienza la aventura

En el documental se va viendo la transformación integral hasta convertirse en el flamante Aita Mari. La ilusión que produce en todos los voluntarios que participan haciendo lo que cada uno sabe hacer, resulta patente.

Sin embargo, en el momento que todo está preparado, no habían contado con las trabas burocráticas, o políticas se podría decir mejor. Amparados en vagos formulismos, los gobiernos se desentienden o peor todavía, intentan desgastar, y lo conseguirían a no ser por la tenacidad de todo el grupo.

Tras varios meses amarrados sin poder zarpar, consiguen finalmente el ansiado permiso, aunque no quede claro el tipo de actividad que pueden realizar. Continúan con la incertidumbre de saber si algún puerto de Italia o Malta, les permitirá desembarcar a todos aquellos que salven en alta mar.

Aita Mari
Copyright Atera Films

¡Barca a la vista!

En realidad se trata de una vieja "zodiac", con el motor estropeado y 80 personas hacinadas a bordo, entre ellas mujeres y niños. Tras varios viajes yendo y viniendo con una lancha pequeña, con capacidad para unas diez personas, irán trasladando a todos de la barca de caucho negro, que augura su naufragio inminente, al Aita Mari.

Una vez a bordo, a salvo, son recibidos uno por uno con un fuerte abrazo por parte de los voluntarios. Y entonces te emocionas. Porque no se consideran héroes, simplemente están cumpliendo con su obligación. No sólo la de rescatar, sino de compartir, como seres humanos que somos todos, un poco de calor y empatía.

En medio de la satisfacción de sentir que se ha llegado a tiempo, son abordados por un barco oficial libio. Tras varias preguntas de rigor, les permiten continuar. Sin embargo, esta interrupción no ha permitido que fueran en busca de otra zodiac que se había quedado atrás y en las mismas pésimas condiciones. Sus refugiados a bordo no tendrán la misma suerte.

Javi Julio
Copyright Atera Films

Herramienta pedagógica

Continúan las aventuras con los náufragos a bordo. Les dejan hablar, contar sus azarosas vidas hasta llegar a esa situación. Nadie se arriesga a morir si no es por verdadera necesidad. Explican cómo, cuando son interceptados por barcos libios, prefieren arrojarse al mar y morir en él, antes que volver allá.

Por eso, este extraordinario documental titulado Aita Mari, se trata de una herramienta pedagógica. Que todas las personas que lo vean y desconocen la política de fronteras de la Unión Europea, puedan crearse su propia opinión ante estos terribles hechos.

Mientras se toleren estos comportamientos inhumanos, comparables a los que usaban los nazis en los años 30, y se tolere el racismo, siempre habrá personas que reivindiquen el valor de la vida de cualquiera. Sin importar su origen ni el color de su piel.

 Javi Julio
Copyright Atera Films

Conclusión de 'Aita Mari'

Aita Mari se trata de un excelente documental que se ha llevado a cabo a pesar de muchos problemas y trabas. A pesar del rechazo de muchos, cuyo único interés es medrar en política, sin mostrar escrúpulos, manipulando la opinión del pueblo.

El bonito nombre del barco, que también da titulo al documental, hace honor y honra a aquel marino en concreto y, en general, a otros muchos que de manera anónima, arriesgan su vida por salvar la del prójimo.

Un interesante legado para que vean los jóvenes y les ayude a discernir lo verdaderamente importante y valioso de lo que no lo es. LA VIDA.

Reportaje de Aita Mari en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí