Amor de calendario (2020), o como a mí me gusta llamarla Amigos sin derecho a roce, es una aceptable comedia romántica, de nacionalidad estadounidense, escrita por Tiffany Paulsen y dirigida por John Whitesell.

Producida por Wonderland Sound and Vision por encargo de la plataforma de streaming Netflix, para ser distribuida mundialmente el 28 de octubre de 2020.

Esperemos que esta primera toma de contacto de la plataforma como preludio de las fiestas navideñas, sirva como ejemplo positivo (que lo es, aun sin pasarse) y no tengamos que soportar la ingesta dolorosa del pasado 2019.



Amor de calendario

Crítica de ‘Amor de calendario’

Ficha Técnica

Título: Amor de calendario
Título original: Holidate

Reparto:
Emma Roberts (Sloane)
Luke Bracey (Jackson)
Frances Fisher (Elaine)
Kristin Chenoweth (Aunt Susan)
Jessica Capshaw (Abby)
Jake Manley (York)
Andrew Bachelor (Neil)
Manish Dayal (Faarooq)
Mikaela Hoover (Annie)
Cynthy Wu (Liz)
Kurt Yue (Cheesy DJ)

Año: 2020
Duración: 103 min.
País: Estados Unidos
Director: John Whitesell
Guion: Tiffany Paulsen
Fotografía: Shane Hurlbut
Música: Dan Nakamura
Género: Comedia romántica
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Amor de calendario’

Sinopsis

Sloane (Emma Roberts), una profesional del teletrabajo que a los 30 años de edad sigue soltera y que todos los años tiene que soportar que se lo echen en cara en la cena familiar de Nochebuena, conoce a Jackson (Luke Bracey), un golfista profesional que también odia las fiestas y que acaba de salir de una cita irremediablemente escarmentado.

Estos dos extraños sellan un pacto: Serán pareja en todos los festivos del año siguiente.

Surgirán los fiesta amigos o citavidad. Solo para disfrutar de las fiestas sin ataduras ningunas y sin que nadie les achaque el hecho de no llevar pareja. No se gustan, no se atraen y por supuesto, no tienen derecho a roce alguno.

Donde se puede ver la película



El entrenamiento

Su primera puesta de largo será en la fiesta de Nochevieja, donde ambos se reirán de otros invitados, beberán y Jackson conocerá a Susan (la tía de Sloane).

La tía Susan, de muy buen ver, pero con más años que la gabardina de Colombo, es la única de la familia que empatiza con su sobrina y que además, para no estar sola en las fiestas, a cada una de ellas lleva a un acompañante diferente, sin muchos miramientos.

Eso sí, hay que decir que la querida tía Susan está más calentita que la freidora de un McDonald´s.

La cita de Nochevieja terminará con los fiesta amigos tratando de repetir la escena del baile de Dirty Dancing (1987), con no muy buenos resultados.

Amor de calendario
© Netflix

El abandono

Tras la no muy gloriosa fiesta de Nochevieja, Sloane decide no volver a llamar más a Jackson, pero milagrosamente este aparece en el peor momento para ella.

El Día de San Valentín, en un centro comercial, sin arreglar, con un medio pijama puesto y se encuentra con su ex novio y la esplendorosa nueva pareja de este.

Jackson sale al rescate y Sloane decide seguir con la famosa idea original de ambos.

El resto de festivos

Comenzarán para ellos un rosario de festividades (Día de San Patricio, Pascua, la mexicana Cinco de Mayo hasta el famoso 4 de Julio).

En cada una de estas celebraciones y ante la impenitente labor de su madre, buscándole novio por doquier, la química entre ellos comenzará a surgir, aunque ambos intenten negar esa atracción.

Hasta que en una noche famosa regada por el alcohol ambos tienen sexo. Tras un incidente desafortunado, Jackson se percata de sus verdaderos sentimientos, pero Sloane, muy castigada por anteriores experiencias, no está dispuesta a inaugurar de nuevo su maltrecho corazón.

Y hasta aquí puedo contar, queridos navegantes.

Holidate
© Netflix

Emma y Luke

Sloane (Emma Roberts), neoyorquina, actriz y cantante estadounidense, hija de Eric y sobrina de Julia.

Prolífica en televisión, en la música y hasta en el cine. Aún sin explotar, a pesar de sus papeles en Somos los Millers (2013), Nerve (2016) o Paradise Hills (2019).

Yo siempre la recordaré como la bella y simplona animadora de Historias de San Valentín (2010), aunque fuese en un brevísimo papel coral.

Amor de calendario no la va a encumbrar en su papel protagónico, pero si la va a reivindicar como lo que es, una buena actriz de comedia y de películas románticas.

Le da a su personaje un marcado carácter encantador, a pesar de situaciones realmente escabrosas (laxante y cia.) y rodeada de un reparto coral que aunque no le quite protagonismo, sí le resta un poco de intensidad a la parte romántica de la historia. Actriz a seguir. ¿Acaso tiene culpa de ser sobrina de una diosa?.

Jackson (Luke Bracey), actor australiano, cuya fama le llegó en forma de serie televisiva Home and Away (2009-2010).

Ha intervenido en algunas películas de acción con cierto renombre como G.I. Joe Retaliation (2013), La conspiración de Noviembre (2014) o Point break (2015), pero lamentablemente como su compañera de fatigas, aún no ha dado el triple salto mortal.

Correcto en su papel, muy correcto diría yo. Equilibrando entre ser gracioso o hacerse el gracioso, que no es baladí y llevando a sus espaldas la parte más romántica de la cinta.

No le aportará gran cosa Amor de calendario, pero tampoco le restará, que ya es importante viniendo de una comedia romántica de Netflix. Actor a seguir.

Amor de calendario
© Netflix

El dueño del almanaque

John Whitesell (el director), estadounidense, eminentemente televisivo, aunque tiene en su haber dos taquilleras comedias Esta abuela es un peligro 2 y 3 (2006 y 2011).

La dirección es aceptable y más viniendo de un producto para Netflix. La parte actoral es positiva y no lo digo solo por los dos protagonistas ya citados, sino por lidiar también con un gran número de importantes secundarios como Jessica Capshaw, Frances Fisher o Kristin Chenoweth, más o menos necesarios para el desarrollo de la cinta.

No aporta nada nuevo, engendra un producto bastante convencional, pero para los amantes del género puede resultar hasta una cinta original y reconfortante.

Quizás un poco de metraje más del debido, pero suplido por la gran química existente entre los protagonistas, me imagino que aleccionados por el querido Whitesell. Habrá que seguir esperando.

Holidate
© Netflix

Conclusión de ‘Amor de calendario’

Amor de calendario, idea sencilla pero original. Va a gustar en la plataforma, estoy casi seguro. La sola comparación con productos similares del año anterior provocará este efecto rebote.

La cinta es entretenida, tiene ciertos gags bien conseguidos y todo dependerá un poco de los gustos del espectador.

Me parece más que aceptable la parte romántica, ya sabemos que no es Love Story (1970) ni falta que le hace, pero se la habría podido sacar más jugo a ciertos momentos que por un instante, trajeron a mi cabeza cintas emblemáticas del género.

Evidentemente, desarrollada entre celebración y celebración, entre fiesta y fiesta, no tiene más remedio que despistarse un poco la parte romántica y es entendible, no la parte cómica, excepcionales la tía Susan y la madre de Sloane.

Netflixnianos y acoplados, ya van tarde. En estos tiempos que nos está tocando vivir, más vale pájaro en mano que ciento volando. Disfruten hoy de una sencilla y correcta película, mejor que mañana. Por si la quitan, aunque sea del catálogo de Netflix, ustedes ya me comprenden.

Advertencia: La película tiene algunas palabras que a nadie van a asustar, pero que quizás no sean compatibles con la mente de un infante. Seguro que también me entienden.

Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí