Amor de gata (Nakitai Watashi wa Neko o Kaburu), es la nueva película de animación japonesa, producida por el Studio Colorido y codirigida por Junichi Sato y Tomotaka Shibayama. Esta cinta de animación, es una oda a lo que uno experimenta la primera vez que encuentra el amor. A través de una trama que mezcla realidad y fantasía, llegamos a presenciar una de las historias de amor más tiernas de los últimos años.

Los actores de doblaje, Mirai Shida y Natsuki Hanae, han sido los encargados de poner las voces de los personajes principales de Miyo y Hinode. La película fue estrenada el  18 de junio de 2020, por la plataforma de streaming de Netflix.



Amor de gata

Crítica de ‘Amor de gata’

Ficha Técnica

Título: Amor de gata
Título original: Nakitai Watashi wa Neko o Kaburu

Año: 2020
Duración: 104 min
País: Japón
Dirección: Junichi Sato y Tomotaka Shibayama
Guion: Mari Okada
Música: Mina Kubota
Género: Animación
Distribución: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Amor de gata’

Sinopsis de ‘Amor de gata’

Amor de gata nos muestra a una chica que se transforma en un gato para llamar la atención del chico que le gusta. Sin darse cuenta, la línea entre lo humano y lo animal comienza a desdibujarse. (NETFLIX).



Amor de gata
Foto de Netflix

Cuando te obligas a ser otra persona

Una de las cuestiones que más indaga Amor de gata, es cuánto de nosotros mismos somos capaces de revelar a los demás, y si resulta  más fácil o no, fingir ser otra persona. Esto lo podemos observar por medio del viaje emocional que realiza el personaje de Miyo durante toda la trama. Al principio de la cinta, conocemos más del pasado de la protagonista, y porque se relaciona con los demás de una manera tan peculiar. Miyo es una adolescente, a la que su madre la abandonó siendo ella muy pequeña, y desde entonces, es incapaz de imaginar que alguien la pueda querer por lo que realmente es.  Ese hecho, hace que ella se obligue a sí misma a aparentar ser una chica jovial y confiada, con el fin de no desvelar su parte más insegura.

Por otro lado, tenemos al personaje de Hinode, un chico trabajador que es incapaz de ocultar su estado de ánimo, pero que a su vez tampoco es lo suficientemente valiente como para sincerarse ante las demás personas. Esta aparente contraposición, que existe entre los dos protagonistas al principio de la cinta, se acaba por demostrar que tienen más en común de lo que creían, en un primer momento. Este es uno de los aspectos más interesantes de la trama y que mejor se  sabe manejar a lo largo de todo el film.

La manera tan espléndida que tiene la guionista Mari Okada, a la hora de manejar el desarrollo de sus personajes, es uno de los puntos más fuertes a destacar de Amor de gata. Como espectador, sientes cómo acompañas a los personajes durante todo el proceso emocional que experimentan.

Foto de Netflix

Los gatos y la cultura japonesa

En Amor de gata, los gatos adquieren un gran protagonismo, lo que se puede intuir de primeras, gracias al título de la cinta. Los gatos no solo son un elemento narrativo, sino que también poseen un gran simbolismo, que hace referencia al folklore y mitología japonesa. Dentro de la cultura japonesa, existe lo que ellos denominan como “bakeneko”, un felino mitológico, con habilidades sobrenaturales, entre las que se encuentra la capacidad de transformarse en seres humanos. En Amor de gata, la protagonista, conoce a un misterioso gato, que le concede la oportunidad de transformarse en dicho animal, usando una especie de “mascara mágica” que le entrega. El gato que le concede este deseo a Miyo, podría hacer referencia al “bakeneko” previamente mencionado, ya que es un ser que tiene la capacidad de alternar la identidad de un ser vivo, en este caso, la identidad de la protagonista principal.

Más allá del posible simbolismo que pueda tener la figura de este animal en la película, también podemos considerarlo como una alegoría de la persona que proyectamos hacia los demás. Miyo, es una chica que no se gusta a sí misma y que constantemente intenta evadirse, fingiendo ser alguien totalmente distinta. La gata en la que se convierte, es solo una mera forma de acercarse al chico del que tan enamorada está. Al comienzo, podemos ver como Miyo, es incapaz de entablar un vínculo con Hinode, el que la ve como una chica excéntrica, que lo único que hace es sacarle de quicio. Sin embargo, cuando se transforma en gata, llega a conseguir mantener una bonita amistad con él, presentándose como esa linda gatita, que escucha atentamente todas las intimidades de nuestro personaje masculino.

Foto de Netflix

Siempre hueles a sol

Ante todo, Amor de gata relata una bella historia de amor entre dos adolescentes, que llegan a encontrarse el uno al otro, a través del dolor que han ido acarreando a lo largo de sus vidas. Solo cuando se muestran, tal y como son ante el otro, es cuando dejan de ser un par de extraños y son capaces de desarrollar un vínculo verdadero entre ellos. Lo que me entusiasma de Amor de gata, es que no es la típica historia de amor adolescente, a la que estamos acostumbrados. La película nos muestra que el amor no siempre se nos presenta de una manera clara, sino que muchas veces nos llega envuelto en un halo caótico y confuso.

La relación entre Miyo y Hisode, no refleja una historia de amor idílica, sino más bien, como un largo y sinuoso camino. En todo momento, se denota una mayor complejidad  en las personalidades de los dos personajes, lo que los hace más realistas de cara al público, ya que la cinta no pretende idealizar la historia de amor que se nos presenta. Se nos muestra  a dos personajes, a los que les resulta complicado relacionarse con la gente, siendo incapaces de querer y ser queridos, por esa fragilidad que se manifiesta constantemente en ellos. La sensación de abandono, ha sido algo que han padecido ambos, desde temprana edad, lo que causa una gran mella a la hora de confiar en los demás. Estos aspectos, aportan una mayor verosimilitud a la historia que se está contando.

Amor de gata
Foto de Netflix

Conclusión

A modo de conclusión, cabe destacar la bellísima animación de la que está compuesta Amor de gata. También he encontrado curioso el uso que se hace en forma de manga de los títulos de crédito.

Su animación, más su genuina historia de amor, convierten a Amor de gata, en una de las grandes películas de animación japonesa de este año. La película te sumerge en un apasionado mundo de fantasía,  en la que dos personas a los que la vida les ha azotado prematuramente, conectan al mostrarse tal y como son, el uno  con el otro. Es una gran historia, que refleja de manera más veraz los comportamientos e inquietudes que se tienen cuando uno es adolescente.

El espectador al que le guste el anime, especialmente el relacionado con la obra de Hayao Miyazaki, encontrará fascinante este nuevo anime, que llega de la mano de Netflix.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí