Recuerdo la primera vez que leí algo sobre Roald Amundsen. Sin embargo, lo que no recordaba es que a principios del siglo XX, con la casi totalidad del territorio del planeta descubierto, todavía quedaban dos lugares sumamente importantes por descubrir: el Polo Sur y el Polo Norte.

Más de cien años después de la consecución de ambos hitos, el director nominado a un Óscar, Espen Sandberg (Kon Tiki), nos lleva a conocer la vida y logros del explorador polar con Amundsen, además de sumergirnos de lleno en la que fue, posiblemente, la carrera más épica que ha dado la historia. En cines el 8 de Noviembre en España.



Amundsen

Crítica de ‘Amundsen’

Ficha Técnica 

Título: Amundsen
Título original: Amundsen

Reparto:
Pål Sverre Hagen (Roald Amundsen)
Katherine Waterston (Bess Magids)
Adrian Lukis (Lord Curzon)
Luca Calvani (Umberto Nobile)
Mads Sjøgård Pettersen (Helmer Hanssen)

Año: 2019
Duración: 125 min
País: Noruega
Director: Espen Sandberg
Guion: Ravn Lanesskog
Fotografía: Pål Ulvik Rokseth
Música: Johan Söderqvist
Género: Aventuras
Distribuidora: Flins & Piniculas

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Amundsen’

Sinopsis de ‘Amundsen’

Espen Sandberg, director de la película Kon-Tiki, nominada a los Óscars y a los Globos de Oro como mejor película de habla no inglesa, dirige la superproducción sobre la vida del legendario explorador noruego Roald Amundsen (1872-1928), un hombre que estuvo obsesionado con alcanzar las cimas polares. Está película retrata  a Roald Amundsen como un hombre implacable y eficaz, obsesionado en su carrera contra el equipo de Robert Falcon Scott y el Imperio Británico en general, por llegar al Polo Sur. Amundsen es un personaje que va mucho más allá de los hitos sobre el hielo. (FLINS & PINICULAS).



Foto de Flins & Pinículas

El sueño de Amundsen

Sin ánimo de desvelar datos sensibles sobre la historia, diré que Amundsen nos narra todas las fases clave de la vida del explorador, desde que es un niño y es consciente de la meta que quiere alcanzar. Y si bien es cierto que hay momentos importantes en su trayectoria vital que no son ampliamente narrados, estos sirven de puntos de inflexión necesarios para avanzar en la historia, aunque sean como telón de fondo, para comprenderla mejor y entender el comportamiento del aventurero.

En ella nos encontraremos a un enorme Pål Sverre Hagen (Kon Tiki), interpretando a Amundsen, que logra un parecido realmente increíble, tanto en su etapa de juventud como en los momentos de la vejez. Gracias a él puedes llegar a querer y odiar al personaje a partes iguales.

En sus viajes y anhelos le acompañan Katherine Waterston (Animales fantásticos y dónde encontrarlos) interpretando a su pareja, Bess Maggids; a Christian Rubeck (Aliados), que lleva a cabo el papel de su hermano Leon Amundsen; y a Trond Espen Seim, que vestirá y calzará como el legendario Fridtjof Nansen.

Katherine Waterston y Christian Rubeck son la piedra angular de la narrativa en la historia. La forma en que está contada la vida de Amundsen es muy dinámica, sin dar tiempo al bostezo. Da igual que conozcas lo que sucedió, porque la película acabará por pedirte que cojas todo lo necesario para incorporarte a la aventura.

Amundsen
Foto de Flins & Pinículas

¿Dónde está el norte?

La vida de Roald Amundsen es realmente fascinante. Todo comenzó cuando, siendo tan solo un muchacho, observó con atención la llegada de Fridtjof Nansen, tras su vuelo sobre Groenlandia. En ese momento, Amundsen supo que quería ser explorador. Pero no solo eso: además quería ser la primera persona en alcanzar el Polo Norte.

Para tal propósito se enroló en un barco como marinero. Quería aprender, desde cero, cómo era aquello de mandar y saber obedecer. También convivió durante dos años con los inuit Netsilik, donde absorbió todo el conocimiento que pudo sobre su forma de sobrevivir en las condiciones más extremas, su alimentación, sus vestimentas y cómo transportarse a través del hielo y la nieve.

En el ámbito personal no lo tuvo tampoco fácil. Su relación con su pareja y su hermano siempre estuvo supeditada a lo que sucediera de camino a su sueño. Aun con todo, la historia parecía tener reservado un papel bien distinto para él.

Amundsen
Foto de Flins & Pinículas

El destino más separado del objetivo original

Amundsen nos habla de la persecución de un sueño, de la tensa calma tras su consecución, de los obstáculos, del honor, de la supervivencia, de la redención. Da igual si tienes que dar un rodeo hacia el otro extremo del mundo para conseguirlo, lo darás si eso te lleva a alcanzar el último peldaño, cueste lo que cueste.

Sin embargo, la fijación por intentar obtener ese logro, puede verse rodeada por las luces más claras, pero también por las sombras más oscuras. Puedes encontrarte con enemigos velados, con personas que creías querer, e incluso contigo mismo, con lo desconocido, que posiblemente sea lo más aterrador. Tus intenciones pueden ser buenas, pero quizá no sean nunca suficientes.

La vida del explorador fue un compendio de claroscuros constante, denostado por algunos, tanto por sus decisiones como las de sus inesperados contrincantes. Llegó a ser un héroe, pero únicamente el paso del tiempo fue otorgándole mayor importancia de la que al principio se le brindó, sobre todo por parte de los británicos. Supongo que siempre le echaron las culpas de ciertos eventos sucedidos en las travesías, a causa de ciertas decisiones y actos.

Foto de Flins & Pinículas

Manchas blancas en el mapa

A estas alturas de la vida la Antártida ha sido investigada miles de veces, se han conseguido descubrir todos sus territorios y se han desentrañado algunos de sus misterios más ocultos. Pero hay algo a lo que todavía no hemos podido dar respuesta: ¿por qué nos atrae tanto el continente helado?

Durante la película nos situamos en diversos escenarios, más o menos conocidos. Sin embargo, es ese brillo, esa blancura infinita la que nos llama a quedarnos, a perder la cabeza de ser necesario, a revelar nuestra verdadera identidad ante situaciones extremas y casi insalvables.

Amundsen nos adentra en el infierno blanco, capaz de ser el lugar más hermoso de la tierra o de convertirse en tu propia tumba. El tiempo y el clima cambiante, los días de seis meses, las noches de otros seis.

En la literatura tenemos casos como el de En las Montañas de la Locura, de H.P. Lovecraft, donde una serie de exploradores e investigadores se encuentran bajo las sombras de las montañas más altas del mundo. Situadas en pleno territorio helado, descubren que todavía hay algunas partes del globo que permanecían en silencio, esperando a ser encontradas.

En el cine no podemos dejar pasar por alto a la terrorífica La Cosa, de John Carpenter, basada en la novela de John W. Campbell. Todo un clásico que no requiere presentación. O en los videojuegos, como la trama de fondo del mítico Tomb Raider III, de Core Design, donde la caída de un meteorito en tierras antárticas propiciaba el inicio una nueva aventura para Lara Croft.

Amundsen
Foto de Flins & Pinículas

Miren hacia la bandera

La fotografía de los diferentes escenarios es una gozada, trasladándonos del chirriante y precioso blanco de ambos polos, al incómodo ambiente cargado de los asientos de la Real Sociedad Geográfica Británica, pasando por la danza solitaria de las velas en tierras heladas.

Sin olvidar la importancia del sol y las noches estrelladas, y los planos a contraluz en medio de conversaciones cruciales. Tampoco desmerece la luz, cuando se gestionan y se buscan formas de alcanzar el ansiado sueño, o la penumbra, cuando Amundsen se codea con personajes de dudosa simpatía o se avecinan instantes de dudas.

El vestuario es una delicia, retratando a la perfección, no solo las diferentes clases sociales tan marcadas a principios del siglo XX, sino también los momentos contrapuestos, como el ejemplo de los abrigos de pieles, tanto a temperaturas bajo cero en mitad de la nada como en la cómoda recepción de los héroes.

Los efectos visuales aparecen en contadas ocasiones, pero cuando lo hacen, se desenvuelven con las mejores galas. Sin ir más lejos, la película arranca con uno de ellos, digno de elogio por cómo se desarrolla.

Destacar también la merecida nominación que consiguieron los equipos de diseño de producción y efectos visuales a los Amanda Awards, que se entregan anualmente en el Festival Internacional de Cine de Noruega.

Foto de Flins & Pinículas

Para no pestañear

  • El arranque de la película.
  • Todo el viaje del Polo Sur.
  • La metáfora del globo terráqueo.
  • Las necesidades de uno de los exploradores.
  • El guiño del movimiento de una lámpara con el pie.
  • Los momentos en la Real Sociedad Geográfica Británica.
  • La carta de la tienda.
  • Los viajes sobre el Polo Norte.
  • Ciertos momentos épicos de la banda sonora y la canción de los créditos finales.

Conclusión

Sinceramente, me habría encantado tener media hora más de película para ver más el viaje de Robert Falcon Scott, o la expedición por el paso del Noroeste. Aun así, con la duración del metraje final, de 125 minutos, creo que la elección de los momentos de la vida de Amundsen no le quita ni un ápice a la llamada a la aventura.

Si después de ver Amundsen te quedas con ganas de saber algo más sobre Amundsen, te recomiendo encarecidamente ver esta conferencia que llevó a cabo Javier Cacho Gómez, con motivo del centenario de la gesta polar. Javier fue, entre otras cosas, jefe de la Base Antártica Juan Carlos I, además de divulgador científico y escritor.

Roald Amundsen da para debates, conversaciones, y estudios sobre su vida y motivaciones. Y si bien es cierto que tuvo algunas sombras, como cualquiera, las luces con las que iluminó los últimos territorios inexplorados del mundo fueron, sin duda, un auténtico regalo para la humanidad.

Reportaje de Amundsen en Días de Cine TVE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí