El pasado nunca está muerto. No es ni siquiera pasado“. Con esta cita de William Faulkner da comienzo Antebellum, la obra dirigida por Gerard Bush y Christopher Renz. De los productores de “Nosotros” y “Déjame Salir” surge este interesante filme a caballo entre la actualidad y la guerra civil estadounidense. Estrenada en salas de cine españolas el 2 de septiembre de 2020.



Antebellum

Crítica de Antebellum

Ficha Técnica

Título: Antebellum
Título original: Antebellum

Reparto:
Janelle Monáe (Veronica / Eden)
Kiersey Clemons (Julia)
Jena Malone (Elizabeth)
Jack Huston (Capitán Jasper)
Eric Lange (Him / Senator Denton)
Gabourey Sidibe (Dawn)
Robert Aramayo (Daniel)
Lily Cowles (Sarah)
Marque Richardson (Nick)
Devyn A. Tyler (Melanie)
Choppy Guillotte (Sam)
Tongayi Chirisa (Eli / Professor Tarasai)

Año: 2020
Duración: 105 min.
País: Estados Unidos
Director: Gerard Bush, Christopher Renz
Guion: Gerard Bush, Christopher Renz
Fotografía: Pedro Luque
Música: Roman GianArthur Irvin, Nate ‘Rocket’ Wonder
Género: Terror
Distribuidor: DeaPlaneta

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de Antebellum

Sinopsis

La exitosa autora Veronica Henley (Janelle Monáe) se encuentra atrapada en una terrorífica realidad cuyo misterio debe resolver antes de que sea demasiado tarde.



Pasada actualidad

Con un Estados Unidos sumido en la era Trump donde el “make America great again” y el “grab them by the pussy” son el himno nacional, las personas racializadas evidentemente han sido también víctimas de la amarga palabrería del presidente número cuarenta y cinco.

Recientemente, las tensiones raciales han tocado fondo con varios casos polémicos que han desatado un seguido de protestas en todo el país. Si bien es cierto que la situación de las personas negras ha mejorado en referencia a sus condiciones de vida durante la guerra de secesión, continúa manteniéndose un estigma social que imposibilita que vivan su vida libremente.

A través del personaje de la protagonista se presenta a una mujer negra, empoderada y con un voraz apetito de desigualdades. Verónica pretende erradicar toda discriminación hacia las mujeres racializadas a través del poder del discurso.

Esta premisa narrada a través de una confusa temporalidad crea el perfecto ambiente para dejar entrever que existe un pasado que es posible que se repita. Lo realmente aterrador de la película se encuentra alejado de esa guerra entre el año 1861 y el 1865, puesto que reside en un incierto futuro henchido de un odio que se creía enterrado.

Antebellum
Fotos DeaPlaneta

¿Qué es Antebellum?

Pese a las pésimas críticas que ha recibido la película, como resulta habitual en cualquier filme con un cierto tono crítico hacia algún aspecto de la sociedad, Antebellum presenta una historia donde no se pretende educar en aquello que sucedió sino que se abre un debate sobre los tiempos venideros.

El título significa “antes de la guerra”. Este término fue especialmente empleado en los estados del sur para referirse al periodo anterior a la guerra civil estadounidense, donde la esclavitud era una práctica activamente practicada y defendida.

Así, la película muestra una latente amenaza al porvenir con reminiscencias de un pasado nunca cerrado del todo. Una vuelta de tuerca a la memoria. Una realidad que a veces parece más cercana de lo que debería estar.

Janelle Monáe
DeaPlaneta

Aciertos y desatinos

Podría decirse que uno de los aspectos más destacados de Antebellum es el tratamiento de las imágenes. Desde un principio, surge un contraste entre la belleza y luminosidad del campo y la naturaleza con la barbarie y la crueldad de la trama. Esta dualidad está presente durante la longitud de la película.

Los flashbacks son tan sutiles que casi se agradecen para darle un poco de sentido a un argumento que ya creemos conocido, aliviando la desagradable realidad de la protagonista aunque sea por unos instantes.

Las actuaciones, además, son muy certeras. Recalcando a la protagonista, Janelle Monáe, quien sobresale durante todo el filme y sabe aportar un matiz más afligido así como otro más jocoso según sea pertinente. Pero sobre todo, destaca en esa escena final que resuelve toda la tensión acumulada durante más de una hora.

Por otra parte, hubiese sido de agradecer una mayor incisión en la trama. Si bien es cierto que queda clara la razón de la problemática inicial, no se explica en demasía qué es lo que está sucediendo y por qué. Esto, pese a que la película mantiene un buen ritmo, es una de las razones de peso por las que Antebellum deja una sensación un poco agridulce.

Antebellum
Fotos de DeaPlaneta

Conclusión de Antebellum

En definitiva, Antebellum es mucho más que una película duramente castigada por las críticas de aquellos a quienes les cuesta enfrentarse al cine que narra problemáticas sociales, convirtiéndose en un filme donde el terror no reside en los elementos formales, sino que se sirve de un poderoso discurso racial y feminista asentado en un momento más que correcto y necesario.

Reportaje de Antebellum en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí