Jessabelle es un filme de terror estadounidense dirigido por Kevin Greutert (Jackals, Visiones), con guion de Robert Ben Garant (Noche en el museo, El velo). Tras un grave accidente de tráfico, una joven queda paralítica y debe regresar al hogar de su infancia donde una presencia extraña le provoca extrañas pesadillas.

Está protagonizada por Sarah Snook (Predestination, Succesion), Mark Webber, Joelle Carter, David Andrews, Amber Stevens, Ana de la Reguera, Larisa Oleynik y Chris Ellis. La película tuvo un estreno limitado en Estados Unidos el 7 de noviembre de 2014 y en España pasó directamente a VOD. Ahora entra al catálogo de Netflix a partir del 1 de octubre de 2020.



Jessabelle

Crítica de Jessabelle

Ficha Técnica

Título: Jessabelle
Título original: Jessabelle

Reparto:
Sarah Snook (Jessie)
Joelle Carter (Kate)
Mark Webber (Preston)
David Andrews (Leon)
Ana de la Reguera (Rosaura)

Año: 2014
Duración: 90 min.
País: Estados Unidos
Director: Kevin Greutert
Guion:Robert Ben Garant
Fotografía: Michael Fimognari
Música: Anton Sanko
Género: Terror
Distribuidor: Netflix

IMDb

Filmaffinity

Tráiler de Jessabelle

Sinopsis de Jessabelle

Una joven es forzada a volver a casa de su padre, en Luisiana, cuando un accidente de tráfico la deja inválida sin poder usar las piernas. Descubrirá entonces que hay un misterio alrededor de su nacimiento y un fantasma, llamado Jessabelle, que parece dispuesto a acabar con ella. (FILMAFFINITY)

Donde se puede ver la película



Merecía mejor suerte

No entiendo el maltrato sufrido por esta pequeña e interesante producción de Blumhouse. Su distribución en salas fue muy limitada y en muchos países llegó directamente en plataformas VOD, en una época en que no era lo habitual. La recepción crítica posterior fue casi unánime a la hora de vilipendiarla. Sin embargo, Jessabelle no es tan mala como la pintan. Es un filme de terror que está por encima de la media y que ofrece un buen entretenimiento para los amantes del género.

Antes de nada, vamos a enumerar todos sus evidentes defectos. Es cierto que no es el colmo de la originalidad y que su argumento puede recordar a otras muchas películas. En determinados momentos, abusa de los lugares comunes del género (la casa junto al lago, la escena de la bañera, las apariciones nocturnas…). El final está muy comprimido y sobreexplicado, con unas presencias fantasmales innecesarias que más que miedo provocan rechazo. Sí, Jessabelle peca de todo esto y más. Ahora bien, el 99 % de las películas de terror modernas, también lo hacen. Por suerte, en Jessabelle encuentro muchos otros puntos que sí son de mi interés y que otras películas del estilo no tienen.

Jessabelle
Copyright Koch Media

Más suspense que terror

Jessabelle tiene un buen inicio. El accidente de tráfico llega de sopetón y antes de los cinco minutos de proyección, la película ya te ha metido en la acción. No necesita una introducción aburrida con la consiguiente presentación de personajes, como sucede muchas veces. La ambientación de la casa y las primeras secuencias que suceden allí, ofrecen un suspense clásico que remite al cine de género de los años 50-60. Y es que Jessabelle funciona mejor cuando busca la sutileza de antaño y elude los jump scares gratuitos propios del terror moderno. Lástima que juegue a dos bandas y a veces caiga en la trampa del susto fácil. Esas apariciones fantasmagóricas con CGI, tienen como único fin el de contentar al público adolescente ávido de un terror inmediato de corto impacto.

Las escenas de mayor carga dramática demuestran que detrás de la película hay un director que sabe manejar la cámara. Kevin Greutert, autor de la curiosa Jackals y las secuelas Saw VI y VII, juega con el encuadre y el montaje para proporcionar un estilo visual atractivo y dinámico. Además, cuenta con una protagonista estupenda, Sarah Snook, tan atractiva como expresiva, realiza un trabajo más que destacable.

Posteriormente, se introducen elementos inquietantes como las grabaciones caseras de la madre o la malrollera iconografía vudú. Todo eso ayuda para confeccionar una historia más elaborada que de costumbre. Más allá de algunas incongruencias y elecciones narrativas discutibles, el trasfondo de Jessabelle bien podría pertenecer a una melodrama con acento racial, apegado a las costumbres ancestrales y religiosas de Louisiana en el Siglo XIX. Creo que en el interior de esta película de terror, había una historia para explorar más en profundidad que se desaprovecha. Jessabelle se cierra de forma inteligente con esa escena final que da sentido a todo.

Jessabelle
Copyright Lionsgate

Conclusión de ‘Jessabelle’

Jessabelle es un entretenido filme de terror dirigido por Kevin Greutert. Pese a que su historia y algunos elementos pueden recordar a otras películas similares, tiene un tratamiento estético que la eleva por encima de la mediocridad imperante en el género. Funciona mejor en el terreno del suspense psicológico que en el terror más físico. La trama resulta algo atropellada, pero la historia de fondo tiene más sustancia de lo que es habitual. Además de la ambientación y la fotografía de Michael Fimognari, destaca la interpretación de la actriz australiana Sarah Snook. En definitiva, si buscas una peli de terror sencilla y sin demasiadas pretensiones, Jessabelle cumplirá su cometido con creces.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí