Apuntes para una película de atracos es un documental dirigido por el cineasta León Siminiani, conocido por ‘Mapa’ (Nominado a mejor documental en los Goya 2013) y por cortometrajes como ‘Dos más’ (2001) o ‘Digital’ (2005). La película fue nominada a mejor documental en los Goya 2019, también se alzó con el premio feroz a mejor documental ese mismo año. Se estrenó en el Festival de San Sebastián 2018, dentro de la sección Kutxabank-New Directors. La película ha sido producida por Avalon P.C en coproducción con Apuntes las películas A.I.E., Tusitala P.C y Pandora cinema, con la participación de RTVE y Movistar+. Estreno en Netflix el 1 de mayo. Estrenada en salas de cine españolas el 5 de diciembre de 2018.



Apuntes para una película de atracos

Crítica de ‘Apuntes para una película de atracos’

Ficha Técnica

Título: Apuntes para una película de atracos
Título original: Apuntes para una película de atracos

Reparto:
Flako (Él mismo)
Ainhoa Ramírez (Ainhoa)
León Siminiani (Elías)
David Ambit (Él mismo)

Año: 2018
Duración: 85 min.
País: España
Director: León Siminiani
Guion: León Siminiani
Fotografía: Juan Barrero, Giuseppe Truppi
Música: —–
Género: Documental
Distribuidor: Avalon Distribución Audiovisual

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Apuntes para una película de atracos’

Sinopsis

Elías es un director de cine. Flako fue el ladrón de bancos más buscado durante la crisis económica en España. Flako estaba en la cárcel. Elías, en la calle. Este documental es la crónica de una amistad entre dos personas con un objetivo común: hacer una película de atracos.

Premios

  • Premios Goya: Nominada a mejor documental. 2018
  • Premios Feroz: Mejor documental. 2018
  • Premios Forqué: Nominado a mejor documental. 2018

Donde se puede ver la película



La performatividad de los atracos

Apuntes para una película de atracos es el segundo documental de León Siminiani. Su anterior obra ‘Mapas’ (2012), abordado con una autorreflexión que se cruza con la comedia romántica y el diario de viajes, inició una forma de expresar la realidad muy particular. La película no es una única cosa, va mutando en el propio proceso de creación, a través de la reflexión de su propio discurso, vertebrado por la historia de un butronero de Vallecas que es condenado a siete años de prisión. Plantea la posibilidad de que dos individuos puedan ser iguales a pesar de ser de distinta clase social, pero también habla de la herencia que dejamos a nuestros hijos o cómo se construye el discurso narrativo.

El documental muestra rasgos de lo que Antonio Weinrichter denomina modo performativo. El documental a lo largo de la historia ha evolucionado de ‘’El mundo es así’’ (carácter objetivo) a ‘’Yo digo que el mundo es así’ (carácter subjetivo), inscribiéndose el autor en el discurso narrativo. León Siminiani se adentra en una realidad social a través de su propia vida, como soñador, como padre y como director.

Apuntes para una película de atracos combina de la mejor forma posible la implicación del autor en su obra, con la narración de la historia de un preso. Emplea fragmentos de películas de atracos creadas entre 1950 y 1965, buscando la representación dramática de situaciones vividas por ‘‘El Flako’’. También las aplica cuando quiere mostrar los sueños que tenía desde de pequeño de dirigir una de estas películas y para reflexionar sobre la idealización de la figura del atracador. Utiliza cintas como ‘Rififi’ (1955), que paradójicamente será referente para el director por su creación y para el butronero por la figura de Albert Spaggiari.

Apuntes para una película de atracos
Copyright Avalon Distribución Audiovisual

Anotaciones de los sueños

León Siminiani exhibe desde el principio sus dudas al establecer una relación con un delincuente. A lo largo de la película y de los años, se dará cuenta de que el butronero es un reflejo de sí mismo, ya que ambos son personas soñadoras que buscan lo mejor para sus hijos. El autor titubea junto con el espectador a la hora de evaluar la veracidad de las palabras de ‘‘El Robin Hood de Vallecas’’. Finalmente, comprende que el documental ha conseguido un propósito mayor, darle una segunda oportunidad, gracias no solo al reflejo entre ambos, sino a la mirada que realiza el atracador sobre su persona.

El discurso de Apuntes para una película de atracos está construido de forma magistral. Su estructura emplea elementos de las películas de atracos a las que hace referencia, el uso de canciones de las mismas, intertítulos de cine clásico y planos calcados a los de las cintas originales. Comienza por el proceso de investigación y la figura del autor, llegando a un mid point en el que la voz narrativa pasa a manos de ‘‘El Robin Hood de Vallecas’’. En una escena vemos como este tiene un guion creado por Siminiani, pero no acabamos de saber en qué medida influye esto en la película, sirve como guía o ‘’El Flako’’ sigue sus propios pensamientos.

Lo más destacado es su carácter autoreflexivo, recurre a distintos elementos que demuestran que es una película construida como si de unos apuntes se tratara. Con ello saca a la luz su lado ensayístico, basándose en la estructura de prueba y error, exhibiendo en el desarrollo del discurso la propia duda del director. Su miedo por mostrar hace que la película tenga miedo de si misma.

Apuntes para una película de atracos
Copyright Avalon Distribución Audiovisual

Herencia narrativa

Apuntes para una película de atracos sirve a Siminiani para reflexionar sobre su paternidad. Todos queremos que nuestros hijos tengan una educación mejor de la que hemos tenido nosotros. Dependiendo de la clase social y de nuestros padres tendremos unos fundamentos morales y por ello, el autor incide en la necesidad de acompañar a los hijos durante el crecimiento.

León Siminiani no es el único que tiene dudas sobre su actuación en la educación de su hija, ‘’El Flako’’ se preocupa por la imagen que puede dar. Se oculta detrás de una máscara para que, tanto en el presente, como en el futuro, no sufra por lo que hizo su padre. ‘‘El Robin Hood de Vallecas’’ examina su forma de expresarse verbal y físicamente, en un momento llega a comentar que él no es así, simplemente es un personaje que ha creado para atracar, se define como una persona de la calle.

Todo el discurso de Apuntes para una película de atracos está construido con diversos recursos. Desde recreaciones interpretadas por ‘’Elias’’ (Personaje de Siminiani) y su mujer, pasando por imágenes de la vida cotidiana de el director y el butronero, hasta animaciones. Todos los recursos aportan un ritmo adecuado al documental, mantienen al espectador agarrado a la butaca preguntándose qué será lo próximo que pasará en el relato.

Pandora Cinema
Copyright Avalon Distribución Audiovisual

Conclusiones ‘Apuntes para una película de atracos’

El documental Apuntes para una película de atracos de León Siminiani, mantiene una cohesión perfecta. El punto negativo de estas anotaciones viene dado por la duda y el miedo del autor, que hace un texto lleno de respeto por todos los que aparecen en él para no buscarse ningún lío. Sin embargo, el discurso está muy bien construido de inicio a fin, destacando el valor de que un butronero no solo quiera hablar de atracos, sino reflexionar sobre su personalidad, creada dentro de un entorno desfavorable.

Lo más destacable es su aspiración ensayística y su proceso de evolución durante el desarrollo creativo. Esto aporta dinamismo y efectividad a un relato desagradable para las víctimas de ‘’El Robin Hood de Vallecas’’, pero destacable para aquellos que nos gusta presenciar la evolución en el tiempo de dos almas llenas de sueños que nunca se cumplirán.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí