Crítica de La Autopsia de Jane Doe dirigida por André Øvredal

La Autopsia de Jane Doe (2016), o como yo prefiero llamarla, “La reivindicación de una inocente“, es una cinta de ¿ terror ? de nacionalidad británica, dirigida por el también guionista noruego André Øvredal.

Película corta (82 minutos) pero muy intensa, cimentada en la perfecta colaboración de sus tres actores principales; el siempre genial Brian Cox, el muy correcto Emile Hirsch y la impávida Olwen Catherine Kelly en el papel que le da nombre al film.



La Autopsia de Jane Doe

Crítica de La Autopsia de Jane Doe

Ficha Técnica

Título: La Autopsia de Jane Doe
Título original: The Autopsy of Jane Doe

Reparto:
Ophelia Lovibond (Emma)
Emile Hirsch (Austin Tilden)
Brian Cox (Tony Tilden)
Parker Sawyers (Oficial Cole)
Michael McElhatton (Sheriff Sheldon)
Jane Perry (Teniente Wade)
Olwen Catherine Kelly (Jane Doe)

Año: 2016
Duración: 86 min.
País: Reino Unido
Director: André Øvredal
Guion: Ian B. Goldberg, Richard Naing
Fotografía: Roman Osin
Música: Danny Bensi, Saunder Jurriaans
Género: Terror. Thriller
Distribuidor:  A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Donde comprar la película

Oferta
La autopsia de Jane Doe [Blu-ray]
  • Karma Films (05/30/2017)
  • Blu-ray, No recomendada para menores de 16 años
  • Tiempo de ejecución: 82 minutos
  • Emile Hirsch, Brian Cox, Ophelia Lovibond, Michael McElhatton, Olwen Kelly
  • Español, Inglés

Sinopsis

El propietario de una funeraria en una pequeña localidad de Virginia y su hijo, que trabaja con él, reciben el cadáver de una mujer joven, víctima de un misterioso crimen. Sin ninguna causa aparente de la muerte ya que exteriormente la bella joven se encuentra impoluta, padre e hijo, intentarán desvelar los intrigantes motivos del fallecimiento. A medida que avanza la autopsia, irán saliendo a la luz los secretos ocultos del cadáver que transformarán la película de un duro y excepcional episodio de CSI a un film de terror sobrenatural donde nada será lo que parece.

Premios

  • Festival de Sitges: Premio especial del Jurado. 2016
  • Festival de Toronto: 2º mejor film (Premio del público-Midnight Madness). 2016
  • Fantastic Fest: Mejor película. 2016
  • Semana de cine de Terror de Donostia: 2ª posición del premio del público. 2016
  • Festival de Terror de Molins de Rei: Mejores efectos visuales. 2016


Comenzando la autopsia de Jane Doe

Me parece bien comenzar a desmenuzar la historia con una pequeña observación, el nombre de Jane Doe no es real, es el nombre utilizado en USA para las mujeres fallecidas de las cuales se desconoce su identidad.

Para no repetir nada que ya se encuentre en la sinopsis, los forenses (padre e hijo) se disponen a hacer un trabajo más de los que suelen realizar a diario en el sótano de su casa familiar (sí amigos, la morgue se encuentra situada en ese preciso y lúgubre lugar).

Pero comienzan la disección del cadáver y la pequeña morgue familiar se va convirtiendo en una clase avanzada de medicina post mortem que ni siquiera el forense padre, con toda su experiencia, es capaz de descifrar.

Huesos rotos, tatuajes misteriosos en el interior de su piel, cicatrices internas, cintura más pequeña de lo normal y pulmones quemados, entre otros regalitos, hacen que ambos personajes se encuentren ante una situación que no cuadra con la ciencia forense, convirtiendo a los libros de medicina en inútiles papeles que no sirven para nada.

Y es que la autopsia realizada a la bella joven, no apta para todos los estómagos, porque hay que aclarar que dicho trabajo forense se va viendo detalladamente a lo largo del film, demuestran que es totalmente imposible la compatibilización del estado del cadáver (externamente, en perfecto estado de revista e interiormente haciendo llorar a Jack el destripador).

La Autopsia de Jane Doe

Por favor, no se asusten por lo comentado en el párrafo anterior, no es una película gore ni sangrienta, es simplemente la ejecución detallada de una autopsia, sin quitar ni añadir, base fundamental para la explicación racional que intentan ir dando los forenses, como bien he dicho, intentan.

El espectador que esté acostumbrado a ver episodios de series como CSI, no se va a echar las manos a la cabeza ni va a salir corriendo como alma que lleva el diablo, es lo mismo, pero un poco más largo y detallado.

La segunda mitad de la película cambia de tercio y los forenses ya van dejando la ciencia a un lado y buscando documentación en otro tipo de libros de índole sobrenatural, y como si Jane Doe se hubiese percatado del asunto, todo en la antigua morgue empieza a colaborar con ella; luces que parpadean, radios que se encienden y se apagan, cadáveres que se escapan de sus refrigerados aposentos, y aparición del fuego, antaño purificador.

Y con todo esto en juego, los forenses y el espectador siguen haciéndose la misma pregunta, pero ¿ Que fue realmente lo que le ocurrió a Jane Doe ?; sacrificio humano, macabra tortura, ritual de secta satánica, venganza sobrenatural,……..

En fin amigos, ya no os puedo contar más, pero hoy me voy a permitir el lujo de añadir un spoiler a mi crítica, no de lo que realmente le ocurrió y le ocurre a Jane Doe, sino de lo que yo opino que puede ser un final razonablemente razonable.

Actores

Brian Cox, el forense padre, qué decir, actor escocés eternamente secundario, que reivindica con esta modesta producción, no de serie Z como he escuchado por algunos medios, su capacidad para soportar sobre sus espaldas todo el peso de un papel principal. Excepcional en roles secundarios de películas como “Braveheart” (1995), “El Caso Bourne” (2001) o “Troya” (2004), solo por poner unos ejemplos, demuestra con esta modesta cinta que estamos ante un magnífico actor merecedor a ciencia cierta de más roles de actor protagonista.

Su cambio de experto forense que va a realizar un rutinario trabajo más, a un escenario donde la razón y la sinrazón van a empezar a mezclarse sin ningún tipo de sentido o lógica, es digno de un elogio interminable, porque se produce sin que el espectador se percate, sin casi nos demos cuenta, de ahí su enorme valía como actor.

La Autopsia de Jane Doe

Emile Hirsch, el forense hijo, actor californiano con películas en su haber como “Alpha dog” (2006), “La hora más oscura” (2011) o “El último superviviente” (2013), bastante tiene con intentar salir indemne del duelo actoral con Brian, que sale, a duras penas pero sale. No creo que sea el papel de su vida pero cumple dignamente con el rol de forense hijo, mejor en el primer tramo del film cuando hace de abogado del diablo del padre que cuando empieza la  demoníaca pesadilla.

Olwen Catherine Kelly, el cadáver (Jane Doe), modelo y actriz irlandesa con pequeños papeles en cine y tv. Solo por el tiempo que ha tenido que estar sin mover ni una pestaña, con o sin prótesis, ya merece una nominación al Óscar a mejor actriz de reparto. Es verdad que no emite una sola palabra pero con su impávida presencia, combinando belleza y elegancia, pena y terror, amor y odio, su cometido está más que cumplido. Decisión muy acertada.

El resto del reducido elenco actoral están correctos, sin hacer mención especial a la novia del forense hijo porque no veo en ella un papel lo suficientemente original e interesante.

Director

André Øvredal, director y guionista de cine noruego, precedido por el relativo éxito comercial y de crítica de “Troll Hunter” (2010), un falso documental sobre Trolls gigantes en Noruega.

Aún alabando su trabajo en el film del que estamos hablando, por cierto su primera película en inglés, se perciben demasiadas diferencias en las dos partes bien diferenciadas de la historia, genial y excelente en todo lo relativo a la disección de la autopsia por parte de los forenses y correctamente sobrio en la parte sobrenatural.

De todas formas, sale con muy buena nota de esta pequeña joyita de terror, que no dudo que con el tiempo se convertirá en un pequeño clásico. Le auguro un buen futuro si sigue en esta linea.

Conclusión

Buena y correcta película de suspense-intriga-terror, con dos parte muy bien diferenciadas, la que se refiere a los descubrimientos que van apareciendo derivados de la autopsia (excelentemente genial) y una segunda parte más convencional, producto típico del cine de terror, que aunque no podamos decir que no sea buena, si que es verdad que merma bastante la calificación final del film, quizás por el contraste con la magnífica primera parte.

Hay que destacar a su favor que todo el film se desarrolla en un espacio cerrado (la morgue de los forenses), casi claustrofóbico, combinando luces y sombras de manera acertada y con un final ¿ abierto ? que cada cual puede interpretar a su manera.

Mención especial de nuevo a la labor de Brian Cox, sobre el que recae casi todo el peso de la película y habrá que esperar la evolución del director noruego en el mercado USA para pensar que este pequeño regalo no ha sido casualidad.

Citar la calidad del guión de Richard Naing y Ian B. Goldberg, ya ambos con experiencia, y que desde luego determina el resultado final del producto.

Enhorabuena y bienvenidos al espectáculo.

SPOILER
Según mi deducción, entiendo que Jane Doe es una chica inocente que es cruelmente torturada acusada de brujería durante los tiempos de las brujas de Salem (Condado de Essex)- Siglo XVII. Dicho acto de barbarie se vuelve en contra de sus torturadores y Jane Doe se convierte en una verdadera bruja tras las aberraciones recibidas, lo que la lleva a vengarse a través de los tiempos, una y otra vez, hasta nuestros días.

CALIFICACIÓN: 7/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

 

Si quieres conocer otra opinión de esta película pincha AQUÍ

“Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo”

Miguel Ángel Santos Isidoro

"Enhorabuena y Bienvenidos al Espectáculo"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *