Bad Hair (2019) es un cortometraje que llega desde Estonia dentro del género de terror dirigido y escrito por Oskar Lehemaa (Vanamehe Film). Durante sus 14 minutos vemos a un hombre con problemas de calvicie probar la fórmula crecepelo que acaba de adquirir, cuyos resultados son de los más extraños e inesperados.



Bad Hair

Crítica de ‘Bad Hair’

Ficha Técnica 

Título: Bad Hair
Título original: Karv

Reparto:
Sten Karpov (Leo)

Año: 2019
Duración: 14 min
País: Estonia
Dirección: Oskar Lehemaa
Guion: Oskar Lehemaa
Música: Paul Oja
Fotografía: Ivar Taim
Género: Terror
Producción: Stellar Film

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Bad Hair’

Sinopsis de ‘Bad Hair’

Bad Hair nos presenta a un inseguro y calvo Leo (35), que se ha encerrado en su departamento para probar el líquido para el crecimiento del cabello y arreglar su apariencia. El líquido provoca una serie de metamorfosis grotescas con su piel y cabello y, cuando Leo intenta controlar sus cambios corporales, la noche se convierte rápidamente en un caos. (STELLAR FILM).



Bad Hair
Foto de Stellar Film

Karv, cabello rebelde

Bad Hair, Karv en su título original, es un cortometraje de un terror fantástico repulsivo, con un regusto a años 80 y con poderosas y desagradables imágenes (gran fotografía, por cierto) que trasladan al espectador todo lo que le sucede al protagonista (Sten Karpov). Este terror fantasioso juega con una trama sencilla: un hombre con problemas de calvicie recibe en su casa un paquete que contiene una fórmula crecepelo. La prueba en la intimidad de su baño y pronto comienza a percibir los primeros resultados.

Sin un solo diálogo, la narración se hace a través de la muestra de las acciones del personaje. Los primeros segundos se suceden en negro, con una música que hace que la historia nos empiece a oler mal desde el principio, creando grandes expectativas en el espectador que se prepara para una cinta centroeuropea. Los sonidos y la música de Paul Oja, a pesar de la completa irrealidad que se respira en Bad Hair, nos adentran en la espantosa vivencia del protagonista que para él es tristemente real. 

Foto de Stellar Film

Fórmula de Narciso

El protagonista para paliar sus problemas de cabello utiliza un frasco con una etiqueta peculiar, como el mismo corto. Lehemaa introduce la imagen típica de un producto de estas características: la imagen engañosa, pero también idílica de un hombre sonriente con melena espesa, espléndida. 

El espacio donde se desarrolla la mayor parte de Bad Hair es el baño de la casa del personaje; especialmente protagonistas son el lavabo y el espejo. El espejo está continuamente presente. No hay que olvidar que la calvicie es un problema estético que, muchas veces, quien la sufre tiene problemas de autoestima derivados de esta situación. El narcisismo, la imprudencia y la desesperación puede ahogar a quien los padece.

Hay una gran tensión dramática en todo el corto que aumenta conforme avanza la acción. Aumenta la desesperación también del personaje a medida que se aplica sin parar el contenido del bote, una masa pringosa que parece tener poder y control, que interactúa, incluso, con el personaje. Es muy importante cómo el espectador se traslada a la acción del cortometraje, porque la tensión se vuelve extrema en ciertos momentos. 

Bad Hair
Foto de Stellar Film

Conclusión

Después de ver la eficacia probada, o no, de las fórmulas crecepelo, Bad Hair con todo su terror, hilarante y compasivo, pero lleno de buenos momentos y estupendas imágenes, nos recuerda aquello de «En caso de contacto con los ojos, lávese abundantemente con agua». Un cortometraje repleto de caos y descontrol.

Guerreros

Este artículo se puede leer también en Fancine Jurásico

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí