Bárbara Grandío nació el 12 de enero de 1983 en A Coruña, Galicia. La actriz se ha convertido en uno de los rostros más prometedores de la industria televisiva y cinematográfica. Uno de sus grandes éxitos fue el papel de la profesora de Ciencias y jefa de estudios de los niños de Montepinar en «La que se avecina». Entre sus últimos proyectos también figura la serie «A Estiba», donde interpreta a Caniche. Próximamente la podremos ver como una de las protagonistas de la nueva película de Javier Fesser, «Historias lamentables«, que se estrenará presumiblemente el 30 de abril. Por último, también estrenará durante este 2020 la ficción «Por H o por B«, de HBO España.

En Cinemagavia hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Bárbara Grandío, el pasado lunes 23 de marzo. La actriz nos ha contado cómo está llevando el Estado de alarma y cómo le ha afectado profesionalmente la crisis del COVID-19. Además, nos confirma si habrá cambio de fecha de «Historias terminables». También nos ha desvelado cómo ha sido rodar bajo las órdenes de Javier Fesser. Por otro lado, nos ha explicado cómo ha sido su camino en «La que se avecina» y cómo se siente al estar a punto de estrenar «Por H o por B». También nos ha confesado si cree que se está valorando más la comedia en la actualidad y si piensa que el éxito nacional y local ya no se encuentra diferenciado como antaño. Por último, nos explica cuáles son sus próximos proyectos más inmediatos y si le gustaría volver a escribir otro libro.

Entrevista a Bárbara Grandío

Bárbara Grandío
Foto de Cristina Andina

Diego Da Costa/Cinemagavia: ¿Cómo estás viviendo el encierro por la crisis del COVID-19? ¿Y cómo te está afectando profesionalmente?

Bárbara Grandío: Lo que es el encierro si fuese por una buena causa, no me molesta estar encerrada, lo llevo bien estar en casa, tengo muchas cosas que hacer… Lo que me preocupa es lo de fuera, me preocupan las personas más mayores, pero, en realidad, me preocupan todas. Esto no es un problema solo de personas mayores. Con mucho susto, con mucho miedo… Porque cada día vamos descubriendo algo nuevo, pero, bueno, un poco como todos. Intentando ser optimista.

El tema del trabajo, pues, reformulándonos también un poco entre todos. He hecho casting por videollamada, algo que no habría imaginado que se podría hacer. Dentro de las complicaciones de no poder trabajar a gusto, tener tu espacio y poder estar con las personas cara a cara, pues, mira, es una buena salida para todo esto, poder seguir activo, pero es un desastre… A nivel trabajo, para nosotros, es un desastre. Yo, por lo menos, no soy empresa, no soy autónoma tampoco… Yo espero que me contraten, si no me contratan, no cobro. Entonces, es terrible, realmente he cobrado este mes y no sé cuándo vuelvo a cobrar, porque está todo parado.

La representación profesional artística en crisis

D.D./CG: Lo que está ocurriendo, ¿refleja la situación irregular que profesionalmente ocurre con el campo artístico?

B.G.: Sí, no es de ahora, ahora más, claro y se nota más, pero es que antes de las elecciones, cada vez que había un debate de los candidatos, pues, yo decía: “Ostras, es que ninguno de los aspectos que cuentan estoy reflejada, ni yo, ni mi trabajo”. Me pasa desde siempre, empecé a trabajar de manera profesional con 18 años. Es muy complicado y ahora mismo igual. Hay un vacío ahí que, al final, como todos, no solo en este trabajo, pasa en muchos, pero en lo artístico más, que estamos un poco dejados. A ver qué pasa y creo que quizás nosotros somos de los grupos más afectados, cualquier artista, vamos. Músicos, actores, pintores… Da igual.

Foto de Cristina Andina y LVDG

Los estrenos vía streaming a debate

D.D./CG: Hay distribuidores de cine que van estrenar vía streaming durante el tiempo del Estado de alarma, ¿qué te parece esta solución?

B.G.: Pues, mira, leí el otro día que iban a plantear esa opción y justo hoy he visto que estrena Dolan el viernes, durante 48 horas. ¿Qué me parece? No lo sé, todavía no lo sé. Porque de primeras cuando lo leí, fue como: “Ostras, qué bien”, porque sino tú imagínate todas las pelis de estreno, que, ¿se estrenan todas juntas cuando esto pase? Y, aún así, ¿cuándo pasa? ¿Cuándo realmente vamos a poder vivir sin miedo? Yo qué sé… Me parece muy complicado, entonces, creo que todavía no lo sé.

De primeras digo: “¡Qué bien!”, pero, luego, digo: “Ostras, es muy complicado para todos”. Entiendo que es muy complicado para las personas pagar, pues eso, la de Dolan he visto que son 7 euros o 6 euros y algo, sobre 7 euros, cuando estamos pidiendo si nos pueden permitir no pagar un alquiler o ver cómo se puede hacer con ciertas cosas o retrasar un poquito hasta ver qué pasa. Pues, hasta me parece complicado, pero y me pongo del otro lado y digo: “Ostras, y sino, ¿cómo se hace? ¿Cómo recuperas?”. No lo sé, creo que todavía tengo que asentarlo un poco, porque me veo desde las dos partes y comprendo las dos perfectamente, me parece muy difícil. No sé cuál es la manera.

D.D./CG: Además, tú estrenabas en abril la nueva película de Javier Fesser, “Historias lamentables”, ¿se mantiene la fecha de estreno?

B.G.: Pues, por ahora no nos han dicho nada. Por ahora se mantiene el 30 de abril hasta dónde sabemos. No lo sé, no sé qué pasará.

Bárbara Grandío
Foto de Bárbara Grandío en «Historias lamentables». (Universal Pictures)

Bárbara Grandío y Javier Fesser

D.D./CG: ¿Cómo fue trabajar con Javier Fesser?

B.G.: Pues, mira, trabajar con Fesser fue un sueño. Realmente, yo admiro mucho su cine y, sobre todo, su humor, me parece fascinante. De hecho, no me lo creía, fue cómo… Hice el casting para otro personaje, de hecho, no para el mío y decía: “Bueno, esto está bien como probarse un poco y ver qué pasa, pero no”. No creía que iba a estar en la peli y cuando me llamaron, aluciné y creo que estoy alucinando todavía. Era estar delante de Javier ensayando o trabajando, mirándole, diciendo: “¡Madre mía, que me esté dirigiendo este hombre!”. Aprendí un montón de él, tanto a nivel humano como de director, me parece muy honesto en su trabajo y creo que es lo que más podría destacar de él.

D.D./CG: ¿Qué nos puedes contar sobre tu personaje?

B.G.: Es tan difícil, porque nada que digas, es spoiler (Risas). Pues, te cuento, es una chica super familiar, que su objetivo principal es proteger a su familia por encima de todo y el negocio que tienen, el negocio familiar. Y de eso trata un poco, de ver cómo se maneja esta familia ante diferentes cosas que les pasan. Son tres historias la peli, tienen un epílogo, pero las historias están interconectadas entre ellas. Ésta es una de las historias y trata sobre mantener a flote a su familia y su negocio por encima de todo. Pasan situaciones surrealistas, cosas cotidianas llevadas al extremo, que resulta muy divertido, para ellos no tanto, que lo están viviendo (Risas). Estoy todo el rato midiéndome, porque digo: “Ay, qué te voy a decir una y la voy a liar”.

Foto de Cristina Andina y rodaje de «Por H o por B». (HBO)

La llegada a «Por H o por B»

D.D./CG: También has participado en el rodaje de “Por H y por B”, ¿cómo te llegó este proyecto de Manuela Moreno?

B.G.: Estoy en el último capítulo de la primera temporada y me llegó a través de Globomedia. Pero, es verdad que hace como… no sé si sobre ocho años, más o menos, estaba haciendo un monólogo de Benja y Secún de la Rosa, en Microteatro, y ella vino, porque es amiga de ellos, a ver el monólogo. Le gustó mucho y me dijo que íbamos a trabajar juntas, que no sabía cuándo, pero que lo haríamos y así fue. Se acordó de mí para esta serie.

D.D./CG: ¿Ya habías visto el cortometraje de “Pipas” antes de la serie?

B.G.: Sí, sí, lo había visto. Me gustó mucho.

Bárbara Grandío
Foto de Bárbara Grandío con Norma Ruiz, Pablo Chiapella y Eva Isanta en «La que se avecina». (Mediaset)

‘La que se avecina’ en la vida de Bárbara Grandío

D.D./CG: Te hemos visto en las últimas temporadas de ‘La que se avecina’, ¿cómo ha sido pertenecer a una serie muy longeva y querida por el público?

B.G.: Pues, ha sido muy guay, porque, además, lo mío fue muy poco a poco. Yo iba para un capítulo, vamos, para dos secuencias en un capítulo en la temporada 10. Pensé que se acababa ahí y en la 11 me volvieron a llamar, no sé si tres o cuatro capítulos y ahora ya para la 12, ya sí tengo una trama gorda, importante y ha sido una pasada. Yo alucinaba, es una serie que he visto durante muchos años y que la gente está muy a tope con ella.

Entonces, para mí formar parte de eso y aprender de gente tan potente a nivel comedia, ha sido brutal. Un regalo, por lo que te digo, porque ha ido poco a poco. Cada vez un poquito más, un poquito más y ahora es como: “Ostras, ¡qué guay que ya estoy aquí, que me quedo un poco!”. Ha sido guay, a ver cuándo la estrenan, porque se ha parado. Se ha grabado en dos tandas, pero la segunda tanda se ha parado, a ver cuándo empiezan a emitir.

D.D./CG: Pues sí, porque esto ha parado casi todo…

B.G.: Todo, todo. Yo creo que quitando dos o tres, el resto está todo parado. Igual ahora está todo incluso… No lo sé.

Bárbara Grandío
Foto de Bárbara Grandío en «La que se avecina» (Mediaset) y «A Estiba» (CRTVG).

El éxito nacional y local

D.D./CG: También te hemos disfrutado en la televisión gallega, por ejemplo, con A Estiva, ¿crees que la diferencia entre el éxito de actores nacionales con el de actores locales ya no existe como tal?

B.G.: Pues, mira, no lo sé, porque realmente a mi dónde me costaba más verme en Galicia. Bueno, no a mí, les costaba más a ellos (Risas), no me llamaban. Yo me fui a Madrid muy joven. Entonces, ahora estoy en Galicia, ahora mismo. En Galicia no había hecho casi nada de tele, algún episódico suelto, mientras estaba trabajando en Madrid, pero no. Entonces, realmente es ahora cuando, desde hace dos o tres años, empiezo a hacer cositas en Galicia también. Pero, sí, creo que un poco está rompiendo.

Todos estamos como en todas partes y sí, más abiertos. También es verdad que ahora hay series que ya no es Madrid solo. Ahora se están grabando un montón de cosas en Benidorm, en Valencia, ¿no? Un poco como que se ha movido, antes era muy el centro y ahora está todo más disperso.

D.D./CG: Antes se centralizaba la ficción en Madrid y ahora con “Fariña” en Galicia…

B.G.: Sí, sí, y ahora acaban de terminar “El desorden que dejas” en Galicia también, “Néboa”… Se hacen muchas cosas en todas partes. Creo que los que no viven en Madrid, ya no tienen esa sensación tan de fuera y los que estamos en Madrid, también hay que moverse más. No dices que cómo estás aquí, ya solo trabajas aquí. Yo creo que en ese sentido sí ha cambiado bastante.

Bárbara Grandío
Foto de Cristina Andina

El valor de la comedia en el cine

D.D./CG: ¿Qué personajes te atraen más: los que se hacen un pasado complejo o una situación complicada y se abordan desde una reflexión más dramático o los que se hacen desde la comedia?

B.G.: Yo creo que todos tienen un pasado complejo, da igual en que clave lo quieras contar. Quizás, por mi experiencia, que he hecho más comedia, muchas veces hay más drama en una comedia, que en el propio drama. Hay personajes de comedia que al final te lo acaban contando de esa manera para no morir (Risas). Pero, realmente, tienen un drama muy gordo. Normalmente, creo que la comedia sale de ahí. Un poco lo que nos está pasando ahora también, ¿no? Yo estoy viendo memes todo el día para no llorar. Veo las noticias y a la vez contrarresto con cinco memes, porque sino me tiro por la ventana (Risas). Es un poco esa cosa de poder ver las dos y creo que en el cine pasa un poco esto.

D.D./CG: ¿Crees que en España se ha empezado a valorar la comedia o todavía hay cierto prejuicio artístico hacia él, de parte de los espectadores?

B.G.: Yo creo que desde hace unos años se consume más cine español en general. Creo que se valoran mucho más las pelis. De hecho, amigos que no se dedican a esto, siguen alucinando como: “Ostras, he visto una comedia española y me ha gustado” y es como: “Ya, puede pasar, no duele, no pasa nada” (Risas). Y creo que sí, que quizás se está abriendo un poco. Igual gracias a las plataformas, no lo sé, ¿eh? No sé si es por eso, pero como acostumbrando a ver más cosas. A poder tener un criterio no basado en que has visto “Los bingueros” y no te ha gustado.

Foto de «Umor y hamor». (Bárbara Grandío)

¿Vuelta a los libros de Bárbara Grandío?

D.D./CG: Antes se hablaba de “las españoladas”…

B.G.: Es que, si te has quedado en eso, pues claro. Si no sigues viendo cosas… es muy difícil entrar en un debate. Parece que, si no duele, no es importante, ¿no? (Risas) Es como que, si haces bromas todo el día, no estás mal nunca. Es lo mismo. Volvemos a lo de los memes. Creo que la gente está viendo más, está aprendiendo a ver que, en este país, igual que en todos, se pueden hacer cosas buenas y cosas malas, pero hay que verlas para poder opinar.

A partir de ahí, para que te den ganas de ver más o de seguir el trabajo de cierta persona, actor, director, lo que sea… Yo creo que sí, que pasa más. No sé cuál es el motivo, pero de unos años a aquí, yo creo que sí. La gente ve más cine en general y más respeto hacia la comedia también.

D.D./CG: También escribiste el libro “Umor y Hamor”, ¿te gustaría escribir un segundo, ahora que estamos en este tiempo de explosión creativa?

B.G.: Y de tiempo libre (Risas). No, creo que no. Eso fue como una cosa del momento, de: “¿qué hago? ¿Escribo un blog?”. Me decían: “¡Ábrete un canal de YouTube! o un blog para tus cosas!”. Y, fue como: “No, pues, lo vamos a escribir” y con un amigo ilustrador fue como: “¡Venga!”. La mayoría son estados de Facebook o de Twitter, llevados al humor o al amor y con una ilustración. El prólogo del libro lo hizo Javi Rey y estamos muy contentos con el resultado, pero ya está. Es más, una anécdota que yo quiera escribir, porque, de hecho, no es una novela ni nada, son frases ilustradas. Y ya está, no hay pretensiones (Risas).

Bárbara Grandío
Foto de Cristina Andina

El futuro profesional de Bárbara Grandío

D.D./CG: Para terminar, hemos hablado de tus próximos proyectos. ¿Tienes algún proyecto que se esté gestando durante este tiempo o de miras a después del Estado de alarma?

B.G.: Pues, mira, ahora mismo estoy con el guion de un corto. El texto es de Bibiana Candia, que es escritora. Es gallega, pero está viviendo en Berlín, acaba de ganar un premio hace nada de periodismo. Tiene un texto maravilloso que yo lo leí y le dije: “Tenemos que hacer esto”. Me apetece dirigir, y probar, y ver qué pasa. Como estamos en este momento también muy creativo, de buscar salidas al encierro y ver un poquito de luz para la vuelta a la realidad, pues, estamos en esto las dos.

Dándole forma, pensando ideas y cositas para lanzarme yo a dirigir y ella al guion, que no lo había hecho antes tampoco, bueno, ninguna de las dos. Está siendo muy guay, porque además como es nuevo. Es como parte de nuestro trabajo, pero no nos habíamos metido en ese campo y estamos un poco investigando. Si nos sale una castaña no verá la luz y si nos sale bien, pues sí (Risas).

D.D./CG: ¿Es importante también plantearse otros puntos de vista en el trabajo?

B.G.: Sí, sobre todo eso, con ganas. Desde el punto de probar y decir: “Oye, nosotras esto no lo hemos hecho nunca, lo vamos a hacer con todo el amor del mundo y todo lo mejor que sabemos, con mucha responsabilidad, pero también con ganas de juego también”. Eso está muy guay.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí