Creación Guiones

Se cumple 250 años desde el nacimiento de Ludwig van Beethoven. Para celebrarlo, se han realizado multitud de iniciativas en torno al famoso compositor. Una de ellas es una película biográfica alemana, Beethoven, dirigida y escrita por Niki Stein. El cineasta se introduce en la vida del músico desde su infancia, como niño prodigio, hasta su última etapa. Tras su estreno en televisión en Alemania, llega a España el 4 de diciembre de 2020 a través de la plataforma Filmin.



Beethoven

Crítica de 'Beethoven'

Ficha Técnica

Título: Beethoven
Título original: Louis van Beethoven

Reparto:
Tobias Moretti (Ludwig van Beethoven)
Colin Pütz (Ludwig van Beethoven)
Anselm Bresgott (Ludwig van Beethoven)
Ulrich Noethen (Christian Gottlob Neefe)
Ronald Kukulies (Jean van Beethoven)

Año: 2020
Duración: 120 min
País: Alemania
Dirección: Niki Stein
Guion: Niki Stein
Música: Ludwig van Beethoven
Fotografía: Arthur W. Ahrweiler
Género: Drama
Distribución: Filmin

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de 'Beethoven'

Sinopsis de 'Beethoven'

Beethoven es un espectacular biopic sobre la figura del célebre compositor Ludwig van Beethoven, producido por la Beta Cinema para conmemorar el 250 aniversario de su nacimiento  que se celebra en diciembre de 2020. Apasionado por la música, la libertad y la verdad, su vida será una batalla contra las convenciones. Un inconformismo que le permitirá construir una obra inigualable en la historia de la música que perdurará para siempre.

1779. Louis van Beethoven, de ocho años, ya es conocido como un niño prodigio musical. Aprende a seguir su propio camino, para consternación de las personas que lo rodean. Años más tarde, conoce a Mozart en tiempos de agitación política. Su carácter poco convencional y la Revolución Francesa provocan un incendio en su corazón: Louis no quiere servir a un maestro, ¡solo a las artes! Haciendo frente a tiempos de tragedias familiares y amor no correspondido, casi se da por vencido. Sin embargo, en 1792 llega a Viena para estudiar con Haydn. El resto de la historia ya es Historia. (FILMIN).



Beethoven
Foto de Filmin

La vida del maestro

En diciembre de 2020 se cumplen 250 años desde el nacimiento de uno de los maestros de la música, Ludwig van Beethoven. Para celebrarlo, Niki Stein ha realizado una película en su honor bajo el mismo nombre, Beethoven. El director tiene un bagaje experimentado en largometrajes para televisión. Sin embargo, en este proyecto, a pesar de ser orientado a la pequeña pantalla, cuida muchísimo los detalles en torno a la figura del compositor. A través de un viaje sustentado en dos líneas temporales en paralelo, el guion muestra los inicios de un pequeño Beethoven hasta su máximo esplendor. Asimismo, también aborda la última etapa del alemán, donde se introduce en los graves problemas de audición y ese carácter tan difícil de manejar. Sin duda, las distintas piezas que conforman el film, saben causar sensación en el espectador y arrojan luz sobre su parte más personal.

Sigue un esquema más estándar de las películas biográficas, pero se aprecia notablemente que haya apostado por una humanización de la leyenda. Así luce un libreto en el que hay una visión más cercana, que permite al espectador conectar más con su figura. Por lo cual, esos detalles, como su pensamiento revolucionario, o el amor por su familia, dejan constancia que no buscan idolatrar al músico, sino también darle un homenaje a su propia existencia. Por ello, no se convierte en una película difícil de digerir, sino, al contrario, se hace amena y agradable. Es cierto que falta algo de majestuosidad y ser más ambiciosa. Aun así, resuelve muy bien y obtiene un resultado satisfactorio. Como apunte, la utilización de las principales referencias profesionales del autor se hace desde una influencia perfecta, ya que no invaden ni quitan protagonismo a la historia del compositor.

Niki Stein
Foto de Filmin

En el pentagrama de la vida

Durante Beethoven se observan tres etapas diferenciadas en la vida del músico, por lo que son tres los actores elegidos para dar vida a esta leyenda. En primer lugar, Tobias Moretti es el encargado de desempeñar su papel durante su etapa más adulta. Con determinación y fuerza, es una de las mejores interpretaciones de la película. Desde el principio, se ve ese carácter en su actuación, pero no se excede ni cae en la sobreactuación. Al contrario, la deja emerger de una forma muy natural, dándole unos matices que elevan todavía más su trabajo. Luego, el joven pianista Colin Pütz se mete en el pequeño ‘Louis’, como llamaban cariñosamente a Beethoven antes del comienzo de su carrera profesional. A diferencia de Moretti, hay partes en las que está excelente, mientras que en otras se mantiene demasiado comedido y sin expresión.

Entre Pütz y Moretti, se encuentra Anselm Bresgott, que desarrolla su etapa juvenil y madurez temprana. Tiene cierto temperamento, que hace verosímil la evolución dramática en la etapa de Moretti. Dentro de esa expresión muy singular, hay también una sensibilidad muy suave, que no es totalmente perceptible. Por lo cual, aunque hay escenas en las que se deshace de esa facción más rebelde y dinámica, no logra envolverse en una emocionalidad más patente. En consecuencia, expresa notablemente, pero se queda levemente debajo de lo que podría dar. Por otro lado, hay un amplio reparto, donde se ve la intención de poder dibujar las vivencias más cercanas del autor. A nivel general, hay un desempeño eficaz, que se detiene en nombres específicos para dar más potencia a la cinta, como es el caso de Ulrich Noethen o Caroline Hellwig. 

Niki Stein
Foto de Filmin

Etapas cumbre

La estructura de Beethoven se mueve en el presente con un intercalado de flashbacks a lo largo de la película. Para comenzar, es totalmente comprensible los momentos que se explican, ya que siguen una coherencia temporal, la cual hace más fácil que el espectador vaya observando el avance en la vida del autor. Al mismo tiempo, observa las consecuencias de unas vivencias marcadas por todo ese bagaje vital. Sin embargo, se podrían haber omitido los lugares y fechas en texto, ya que no terminan de obtener tanta atención y se pueden resolver con el contexto que se hace a través de los diálogos o la composición visual. Por tanto, se puede prescindir de ello. Luego, el montaje lleva un buen ritmo, que, incluso pese a sus dos horas, se hace totalmente llevadero y entretenido.

La dirección de fotografía y de arte son, indudablemente, de los mejores aspectos técnicos del film. Se deshace del estigma de los telefilmes, para dar rienda suelta a una composición visual magnética y con exteriores impresionantes. Al mismo tiempo, hace viajar al público al pasado con una buena caracterización y cuidado de la ambientación del siglo XVIII y XIX que se quiere dar. Esa artesanía da un efecto cautivador, haciendo uso del rigor histórico pertinente. Por último, el uso de la música es fundamental, lo que hace que la película se apoye bastante en ello. La línea que va siguiendo esa musicalización está muy bien escogida, dado que hace un repaso donde se aprecia la sinergia con el resto de elementos plásticos. No es siempre fácil dar el valor suficiente sin perder de vista lo que se quiere contar y, en este caso, la banda sonora encuentra su lugar.

Beethoven
Foto de Filmin

Conclusión

Beethoven indaga en la parte más humana y personal del compositor, sin dejar de lado su progreso profesional, que lo convirtieron en una leyenda. A pesar de su carácter de película para televisión, se observa un guion que presenta un homenaje cercano de este mito de la música. Únicamente, sigue un esquema estándar del biopic, pero se valora la forma de ejecutarlo. Luego, Tobias Moretti ofrece una interpretación a la altura, acompañado de compañeros que dejan una buena sensación. Por otro lado, a nivel visual registra una propuesta excelente, que sumerge al público ante un viaje histórico y lo envuelve en esa atmósfera musical. El hombre detrás del mito, que luce en su plano más cercano.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

Creación Guiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí