En el año 2000 llegaba a las salas de cine la película “Billy Elliot”, de Stephen Daldry con un joven Jamie Bell. Por lo que, el éxito que supuso el film original hizo que se realizara una versión musical en Broadway. David Serrano ha sido el encargado de traer el espectáculo de Broadway a España, bajo el título de Billy Elliot El Musical. Con música de Elton John, lleva tres temporadas en Madrid, siendo uno de los musicales preferidos de los espectadores. Actualmente se puede disfrutar en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid.



Billy Elliot El Musical

 

Crítica de ‘Billy Elliot El Musical’

Título: Billy Elliot El Musical
Título original: Billy Elliot The Musical

Reparto de ‘Billy Elliot El Musical’

Billy Elliot

Millán de Benito (Billy Elliot)
Alonso Fernández (Billy Elliot)
Hugo González (Billy Elliot / Michael)
Jorge Lamelas (Billy Elliot)
Ludovico Moreno (Billy Elliot)
Óscar Pérez (Billy Elliot)

Familia Elliot

Natalia Millán (Señorita Wilkinson)
José Luis Torrijo (Señor Elliot)
Adam Jezierski (Tony Elliot)
Mamen García (Abuela)
Pedro Ángel Roca (George)

Elenco

David Lorente (Alternante Padre / Director Residente)
Noemí Gallego (Madre / Cover Señorita Wilkinson)
Jerónimo Ruiz (Elenco / Billy Elliot adulto)
Manuel Ramos (Elenco / Cover George)
Aranzazu Zárate (Elenco)
José Navar (Padre)

David Mur (Elenco)
Natxo Núñez (Elenco)
Robert Matchez (Elenco)
Patricia Clark (Alternante Abuela)
Álex Chávarri (Elenco / Cover Tony)
Pepa Lucas (Elenco / Alternante Señorita Wilkinson)
Ascen López (Alternante Abuela)
Alberto Sánchez (Elenco)
Gonzalo Larrazábal (Swing)
Begoña Álvarez (Elenco)
Javier de la Asunción (Billy adulto / Elenco)
Juanki Fernández (Elenco / Alternante pianista)

Michael

Manuel Baldé (Michael)
Rodrigo Díaz (Michael)
Alejandro Fernández (Michael / Kevin)
Daniel García (Michael / Kevin)
Arturo Heredero (Michael / Kevin)
Víctor Sánchez (Michael / Kevin)
Álvaro de los Santos (Michael)

Elenco

José Cerrato (Elenco)
Joaquín Fernández (Elenco)
Rafa Higuera (Elenco)
Joselu López (Elenco)
Allende Blanco (Swing / Alternante madre)
María Gago (Swing)
Hugo Ruiz (Swing)
Manu García (Swing)
Lourdes Zamalloa (Swing / Alternante de Madre)

Elenco infantil femenino

Elisa Alonso (Debbie)
Sofía Andrés (Debbie)
Daniela Bravo (Debbie)
Ainara Cardoso (Debbie / Alison)
Eva Leiva (Debbie)
Lucía Ortiz (Debbie)

María Alcázar (Alison)
Lucía Aparicio (Alison)
Marta Barriopedro (Alison)
Clara Navarro (Alison)
Claudia Olivares (Alison)
Mónica Olivares (Alison)
Elena Seoane (Alison)
Elisa Hipólito (Alison)
Mireia Muñoz (Alison)

Sofía Pérez (Sharon)
Ainhoa Rodríguez (Sharon)
Blanca Rodríguez (Sharon)

Estrella Arenas (Karen)
Nahia Cardona (Karen)
Rocío García (Karen)
Yaisvé Serrano (Karen)

Marina Ortiz (Tracey)
Claudia Pérez (Tracey)
Lucía Román (Tracey)
África Sánchez (Tracey)
Lydia Villasante (Tracey)

Elisa Alonso (Julia)
Carmen Bravo (Julia)
Celia de Oteyza (Julia)
Ainhoa Ortega (Julia)

Lucía García (Susan)
Carla Infante (Susan)
Andrea Jiménez (Susan)
Amalia Martos (Susan)
Lavinia Turchetta (Susana)

Nerea González (Keeley)
Sandra González-Garzón (Keeley)
Carla Rodríguez (Keeley)
Alicia Santos (Keeley)
Amalia Valea (Keeley)

Elenco infantil masculino

Pablo Fito (Kevin)
Pedro Paredes (Kevin)

Martín Luis Abello (Tiny)
André Fontalvo (Tiny)
Pablo Herrero (Tiny)
Diego Hoyas (Tiny)
Daniel Martínez (Tiny)
Pepe Palomo (Tiny)
Raúl Patrascuta (Tiny)

Ficha técnica

Duración: 150 min. apróx.
Dirección: David Serrano
Dirección musical: Gaby Goldmand
Música: Elton John
Libreto y letras: Lee Hall
Director: Stephen Daldry
Adaptación: David Serrano

Coreografías originales: Peter Darling
Coreógrafo asociado: Toni Espinosa
Ayudante de dirección: Maite Pérez-Astorga

Director residente: David Lorente
Dirección de casting y Company Manager: Carmen Márquez
Dirección técnica: Guillermo Cuenca
Diseño de escenografía: Ricardo Sánchez Cuerda
Diseño de iluminación: Juan Gómez Cornejo (AAI) y Carlos Torrijos (AAI)

Traducción y adaptación de canciones: Alejandro Serrano y David Serrano
Diseño de sonido: Gastón Briski
Diseño de vestuario: Ana Llena
Diseñadora de caracterización: Laura Rodríguez
Diseñador de sonido asociado: Gonzalo Martínez Alpuente

Ayudante de coreografía: Elsa Álvaro Gómez
Asistente director musical: Joan Miquel Pérez
Ayudante de producción: Carmelo Lorenzo
Ayudante de escenografía: Juan José González Ferrero

Productores: Gonzalo Pérez, Marcos Cámara, José María Cámara, Pila Gutiérrez y Juan José Rivero
Producción ejecutiva: Marcos Cámara y Juan José Rivero
Género: Musical
Producción: SOM Produce

Tráiler de ‘Billy Elliot El Musical’

Sinopsis de ‘Billy Elliot El Musical’

Billy Elliot El Musical narra la historia del joven Billy, nacido en una ciudad del norte de Inglaterra en la que los hombres practican el boxeo y trabajan en la mina. Ninguno de ellos baila ni alberga ambiciones de presentarse a la Royal Ballet School. Pero Billy es diferente. Criado por un padre viudo, sin el cariño de una madre, a Billy no le gusta el boxeo pero está cautivado por la gracia y la maravilla del ballet. Con férrea determinación luchará para alcanzar sus sueños, devolviendo la unión a su familia y la fe a una comunidad devastada por el convulso final de la industria minera británica. (SOM PRODUCE).



Billy Elliot El Musical
Foto de SOM Produce

Bailando por la vida

Uno de los grandes clásicos del cine es “Billy Elliot” y su adaptación en Broadway se ha convertido en uno de los referentes en el mundo de los musicales. Billy Elliot El Musical llega a España de la mano de David Serrano, el cual mantiene todos los elementos de la historia original, pero ha sabido llegar a un lenguaje que sea accesible para el público español. Sin perder la musicalidad narrativa del libreto original, ha introducido expresiones y maneras de formular los diálogos que transmiten esa cercanía y dan realismo a la historia que se está contando. Por lo que, el trasfondo emotivo y sociocultural que tanta importancia tuvo en el film original, no se pierde y los números musicales llevan perfectamente este mensaje. Con todo el conjunto, se puede ver la gran calidad de la adaptación en su dramaturgia. 

Del mismo modo destaca la naturalidad en la que se entremezcla la composición de los personajes a través de las canciones. Mientras que las letras de las canciones se podrían percibir de una forma menos orgánica, por lo que habría momentos en los que no terminara de convencer de todo la traducción realizada de la canción original. Sin embargo, eso no evita que el mensaje siga ahí y llegue perfectamente a los asistentes de la obra. Más bien, las relaciones entre los personajes brillan por la profundidad que presentan, dado que aunque en ciertas ocasiones no haya un despliegue narrativo extenso, sí se puede ver el alcance emocional que tienen en la obra. Tal vez se eche en falta, en ciertos momentos, mayor implicación en alguno de los protagonistas, aunque no resta el efecto durante el montaje.

Foto de SOM Produce

Emotiva interpretación

En primer lugar, uno de los principales atractivos de Billy Elliot El Musical es el gran equipo actoral que se encuentra detrás de esta propuesta. Con múltiples bailarines y actores, conforman un grupo interpretativo llamativo y numeroso. Por lo que, el cuerpo de baile realiza unas coreografías sorprendentes y transporta a ese universo artístico del baile al espectador. En consecuencia, tienen potencia en sus pasos y en la manera de utilizar el espacio del escenario. Aunque en algunos intérpretes no se termina de sentir esa pasión y éxtasis de energía, por lo que hay algún momento donde se descompensa la energía entre el reparto. Por otro lado, a nivel interpretativo dan un resultado global notable y saben conocer a sus personajes. Asimismo, se tiende a un lenguaje más dramático e impostado, más cerca del estándar de teatro, a excepción de algún actor que mantiene el lenguaje cotidiano.

Luego, Hugo González es el encargado de dar vida a Billy Elliot. El actor tiene frescura y se puede ver el potencial a nivel interpretativo. Sin embargo, todavía le falta esa picaz de emoción para poder transmitir toda esa carga dramática depositada en él. Mientras que la coreografía la realiza brillantemente, a nivel vocal no cumple las expectativas de personaje principal. Por otro lado, Adam Jezierski tiene garra, se ve su madurez interpretativa y, sin duda, es una de las mejores interpretaciones del musical. Lo mismo ocurre con Pepa Lucas, sin duda, tiene carácter y fuerza escénica, además de una naturalidad actoral intrínseca, está fabulosa como la Señorita Wilkinson. Por último, una mención especial a José Luis Torrijo y Mamen García, ambos en sus líneas dramáticas brillan en la parte interpretativa, por lo que suplen las posibles flaquezas a nivel vocal. Tienen identidad propia.

Foto de SOM Produce

La magia del teatro

Lo que hace de la experiencia de Billy Elliot El Musical un sueño y todo un frenesí visual es la puesta en escena. Tiene una composición técnica muy elevada, lo que hace que su escenografía sea brutal. Por lo tanto, es imposible apartar la mirada ante una creación tan extraordinaria. Las distintas propuestas de escena que van intercalándose en la obra son una ensoñación. Además, hay un cuidado del detalle, que eleva a niveles altísimos la calidad de la obra. Por lo que, el despliegue técnico para la coordinación del movimiento y la propia escena es excelente. En ningún momento se pierde el compás y mantiene la atención del espectador en todo momento. Las transiciones se desarrollan de una forma tan sutil y dinámica, que son en sí mismas una forma de expresión dentro de la obra.

La iluminación es otro de los elementos que han sabido explotar tanto a nivel técnico como a nivel expresivo. Las diferentes tonalidades que recorren el escenario especifican perfectamente el momento vital por el que se encuentran los personajes. Envuelve al público dentro de esta vorágine. La banda musical, en directo, que se encarga de la música realiza un trabajo impoluto. Aunque a nivel vocal no termine de exprimirlo y el resultado no sea sobresaliente, el arreglo musical instrumental es excelso, es un disfrute para los oídos. Por lo cual, es innegable que la mezcla de elementos visuales con auditivos hacen que haya esa espectacularidad de los grandes musicales. Por último, destacar al equipo de vestuario y maquillaje que realizan una labor sorprendente, hay un esmero profesional que se sublima en un resultado sensacional.

Billy Elliot El Musical
Foto de SOM Produce

Conclusión

Billy Elliot El Musical es una adaptación más que notable del musical original. A nivel visual y sonoro es un regalo artístico, una experiencia maravillosa. Por ello, la coreografía sigue un esquema contemporáneo, que tiene un magnetismo excepcional. A nivel interpretativo el resultado es destacable, en especial Adam Jezierski y Pepa Lucas, que están espectaculares. Aun así, se pueden percibir ciertas flaquezas a nivel vocal en los números musicales. Sin embargo, la espectacularidad de la puesta en escena los suple. Por otro lado, la composición escénica es brillante, un lugar de ensueño. Los cambios de escena, el atrezzo, el vestuario, la iluminación… son excelentes. Es lo que hace que sea tan especial verla. Por lo tanto, es un musical que rinde homenaje al famoso film del 2000, manteniendo ese mensaje tan esperanzador que merece ser escuchado.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí