Biohackers es una serie alemana de ciencia ficción creada por Christian Ditter (Girlboss, Los imprevistos del amor), que también escribe y dirige la mayoría de episodios. Una estudiante de Medicina entra en una universidad alemana con el propósito de destapar los experimentos ilegales realizados por una profesora de Biología.

Está protagonizada por Luna Wedler (Blue My Mind, Midnight Runner), Jessica Schwarz (El día que no nací, La Puerta), Adrian Julius Tillmann, Thomas Prenn, Jing Xiang, Caro Cult y Sebastian Jakob Doppelbauer. La primera temporada de la serie está distribuida internacionalmente por Netflix desde el día 20 de agosto de 2020.



Biohackers

Crítica de la primera temporada de Biohackers

Ficha Técnica

Título: Biohackers
Título original: Biohackers

Reparto:
Luna Wedler (Mia Ackerland)
Jessica Schwarz (Prof. Tanja Lorenz)
Thomas Prenn (Niklas)
Adrian Julius Tillmann (Jasper)
Susanne Jokiel (Mujer policía)

Año: 2020
Duración: 44 min.
País: Alemania
Director: Christian Ditter
Guion: Christian Ditter
Fotografía: Jakob Wiessner
Música: Fil Eisler
Género: Ciencia ficción. Thriller
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de la primera temporada de Biohackers

Sinopsis

Mía Akerlund (Luna Wedler), una joven estudiante en su primer semestre, que tan sólo quiere conocer a su profesora de medicina Tanja Lorenz (Jessica Schwarz), porque ha llegado hasta sus oidos que tiene que ver con una tragedia que le ocurrió a su familia: la muerte de su hermano.

Pero no todo sale como espera, y al final Mia, de tanto investigar, termina metida de lleno en el mundo del biohacking. Mientras, Mia, trata de ganarse la confianza de la profesora, puesto que ambas coparten un oscuro secreto.

Donde se puede ver la serie



Una apuesta por la ciencia-ficción juvenil

La primera temporada de Biohackers comienza muy bien. Una primera secuencia en el interior de un tren, nos muestra como un extraño virus asola a sus pasajeros, provocándoles un paro cardíaco. Una joven estudiante de primer curso de medicina que viaja en uno de los vagones, intenta hacerse cargo de los enfermos, pero los pasajeros caen como moscas y la situación se descontrola. Es una escena dinámica y emocionante que hace vaticinar lo mejor para el resto de la serie

Sin embargo, tras esa vibrante secuencia de apertura, enseguida veremos que la serie tiene un enfoque eminentemente juvenil y que el rigor de los hechos científicos planteados dejará bastante que desear. Muchos le llaman el mal de Netflix, pero en realidad es un virus que afecta a gran parte de la ficción actual, la constante infantilización de las tramas para alcanzar un ratio de público más joven.

Y es una pena, porque la serie está bien realizada, tiene un buen acabado técnico y sus secuencias de intriga funcionan. Además cuenta como protagonista con una estupenda actriz suiza emergente, Luna Wedler, que ya ha protagonizado varias películas independientes interesantes y con bastante repercusión en festivales de cine importantes, como Blue My Mind (Lisa Brühlmann, 2017) o Midnight Runner (Hannes Baumgartner, 2018), así como el exitoso drama romántico Cerca del Horizonte (Tim Trachte, 2019).

Biohackers
Fotos de Netflix

La serie por la que Miguel Bosé “suspiria”

Biohackers nos habla sobre la manipulación genética y sobre los límites de actuación moral que debería tener la ciencia en pos de sus descubrimientos. Es un tema muy interesante para debatir y más en los tiempos que corren. Así que muchos de los conspiranoicos confesos con la inminente implantación del 5G, la supuesta creación en un laboratorio chino del Coronavirus o la inserción de chips geolocalizadores dentro de las vacunas, encontrarán en los postulados de esta serie un buen caldo de cultivo para seguir alimentando sus teorías. Miguel Bosé, ¡no te la pierdas!

Por desgracia, todo el tema científico de la serie está tratado con bastante poca credibilidad y es en realidad una excusa para manejar la tensión dramática de la acción. Si no nos ponemos analíticos y obviamos el sinsentido de algunas decisiones de los personajes, la serie cumplirá su cometido como entretenimiento instantáneo. Combina elementos de las high school movies (esos frikis compañeros de piso…), un triángulo romántico bastante insulso y una trama de espionaje científico que debería haber sido el eje principal.

Son solo 6 episodios que se ven con la misma facilidad que los podremos olvidar, aunque gracias a un potente cliffhanger final, el público ansiará ver pronto el estreno de una segunda temporada.

Foto de Netflix

Listado de episodios de la primera temporada

La primera temporada de la serie alemana Biohackers está compuesta por 6 episodios de entre 41-47 minutos cada uno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí