Black Bass es un gran cortometraje orquestado con un soberbio talento. Dirigido por Rakesh Narwani, quien firma el guion junto a Isa Sánchez, es quien se encarga también de la producción a través de Bazar Films. Narwani, de origen indio y nacido en Ceuta, cursó sus estudios cinematográficos en Málaga, ciudad presente en cada detalle del cortometraje.



Black Bass

Crítica de ‘Black Bass’

Ficha Técnica

Título: Black Bass
Título original: Black Bass

Reparto:
Antonio de la Torre (Pedro)
Hugo Quero (Dani)

Año: 2019
Duración: 15 min
País: España
Dirección: Rakesh Narwani
Guion: Rakesh Narwani e Isa Sánchez
Música: Paloma Peñarrubia
Fotografía: Pau Esteve Birba
Género: Drama
Producción: Bazar Films
Distribución: Selected Films Distribution

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Black Bass’

Sinopsis de ‘Black Bass’

Black Bass muestra cómo las cosas no están siendo fáciles para Dani y su padre lo sabe. Por eso, ha preparado un día de pesca que espera que lo anime. El problema es que, a veces, lo que es bueno para uno no es bueno para todos. (SELECTED FILMS DISTRIBUTION). 



Black Bass
Foto de Selected Films Distribution

En la variedad está el premio

Rakesh Narwani llegó pisando fuerte con su primer cortometraje, Clóset. Tras recibir, entre otros, la Biznaga de Plata al Premio del Público en el Festival de Cine de Málaga, repite su éxito con Black Bass.

Black Bass extiende su red y recoge más de una docena de premios. La variedad de estos galardones demuestran la calidad del cortometraje en todos sus aspectos: fotografía, guion, dirección y Mejor Actor para Antonio de la Torre. Además, ha pisado suelo internacional al ser seleccionado en festivales de Italia, India, Colombia, Nepal, Francia, Estados Unidos y Ucrania. Sin duda un cortometraje espectacular en cualquier lugar del mundo.

Antonio de la Torre
Foto de Selected Films Distribution

Sencillez exquisita

Puede que su secreto sea la danza sutil que baila con la metáfora para contarnos una historia cercana que resultará familiar para muchos. Y es que, si se suele decir que ya está todo contado, Narwani sabe hacerlo de un modo mágico. Puede parecer un relato sencillo, pero la construcción y ejecución del guion son tremendas: ahí reside la magia.

En este caso, la compleja relación de un padre con su hijo se nos presenta con acertadas frases, miradas, gestos y suspiros. Black Bass nos introduce en una historia leída entre líneas con elegancia que iremos descubriendo a cada segundo, en las dosis adecuadas. Nada aquí es prematuro ni acelerado, cada momento es esencial.

Cuatro pilares

Rakesh Narwani, Antonio de la Torre, Hugo Quero y el bello paraje malagueño de El Chorro a través de los ojos de Pau Esteve Birba son la clave del éxito de Black Bass.

Poco queda por decir sobre Antonio de la Torre que no sepamos ya. Nos tiene acostumbrados al nivel de sus trabajos, apoteósicos siempre. Pero nos mantiene en guardia. De la Torre se convierte en sus personajes de tal modo que nos obliga a estar atentos, a descubrir un nuevo Antonio en cada rol. Sin vicios ni tics repetitivos, cada interpretación es un regalo envuelto en naturalidad. Verle actuar hace que parezca casi sencillo cuando, en realidad, pocos dejan tan boquiabiertos como él. Vale la pena, en Black Bass, prestar atención a sus contenidos silencios, a la intensidad de sus miradas.

Antonio de la Torre
Foto de Selected Films Distribution

Por eso la elección de Hugo Quero, el otro rostro de Black Bass, ha resultado tan acertada. La química entre ellos es notable y en ningún momento forzada. Quero parece contagiarse de la naturalidad de Antonio de la Torre a pasos agigantados. Nos encoge el corazón haciendo suyo el papel de un niño invadido por la nostalgia y la furia contenida. Los últimos minutos en la barca son maravillosos y de un disfrute inquietante. De la Torre sabe cuando hacerse a un lado ante el brillo propio de Hugo Quero, que da réplica a un grande como él de un modo sorprendente. Un debut valiente, de los de llegar pisando fuerte.

Pau Esteve Birba es quien recibe en el Festival de Cine L’Alfás del Pi el premio a la Mejor Fotografía. Íntima y exquisita, convierte El Chorro en un personaje más. Una fotografía cargada de inmensa emotividad. Birba sabe captar las emociones que transportan al espectador, su lenguaje es empático, impecable y respetuoso con el entorno y los protagonistas.

Black Bass
Foto de Selected Films Distribution

La pesca metafórica

Un día de pesca parece una estupenda idea para estrechar lazos entre un padre y su hijo. Pero la lucha por dejar atrás un pasado que uno se esfuerza por agarrar y otro por dejar ir complicará el intento. Black Bass simboliza la ilusión que se escapa de nuestras manos, la bofetada de realidad. La batalla interna por creer en un animal protagonista de leyendas que representa la posibilidad de una futura felicidad aparentemente utópica. Podemos dejarlo ir o aferrarnos, siempre a riesgo de perder la capacidad de soñar. En ambos casos, hay que coger aire y lanzarse de cabeza.

Conclusión

Black Bass es un cortometraje mágico en todos los aspectos. Embauca, conquista y hechiza a cada instante, en cada segundo de sus magníficos quince minutos. Imposible apreciar todos los matices, las metáforas de su guion, lo cuidado de sus interpretaciones, de la dirección, la fotografía… imposible en un único visionado. Repetiremos con gusto y apreciaremos nuevos detalles. Disfrutaremos cada vez más y más. Y eso es algo que solo delicias como este cortometraje pueden conseguir.

Guerreros

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí