Otra película presentada en la sección de Competición de la última edición del Festival de Cine de Berlín 2022, ha sido Call Jane. Basada en un hecho real, muestra un retrato de la sociedad norteamericana de los sesenta y setenta, de un problema que involucraba a las mujeres. Con un reparto femenino de lujo como son Elizabeth Banks (Los juegos del hambre), Sigourney Weaver (Alien, el octavo pasajero) y Kate Mara (El escándalo Ted Kennedy), nos trasladan a la década de los 60 en Chicago. Y lo hacen, además, con un tema controvertido, el aborto clandestino.

Dirigida por la norteamericana Phyllis Nagy, ha sido su segunda película, después de escribir Carol. Ha conseguido ganar numerosos premios por su excelente trabajo en  teatro, como dramaturga y directora también, en Londres. El guion de este drama reivindicando los derechos de la mujer ha sido escrito por Hayley Schore y Roshan Sethi. La encargada de la excelente música, Isabella Summers, conocida compositora y productora inglesa, es quien ha sabido deleitar con piezas icónicas de aquellos años.

Su rodaje comenzó en Los Ángeles en abril de 2021 y será distribuida por Roadside Attractions, sin fecha todavía conocida para su estreno en España.



Call Jane

Crítica de 'Call Jane'

Ficha Técnica

Título: Call Jane
Título original: Call Jane

Reparto:
Elizabeth Banks (Joy)
Sigourney Weaver (Virginia)
Kate Mara (Lana)
Chris Messina (Will)
Aida Turturro (Sister Mike)
John Magaro (Detective Chilmark)
Wunmi Mosaku (Gwen)
Cory Michael Smith (Dean)
Alison Jaye Horowitz (Sandra)
Rebecca Henderson (Edie)
Geoffrey Cantor (Dr. Falk)
Rachel Rosenbloom (Judith)
Gina Jun (Reportero)

Año: 2022
Duración: 121 min.
País: Estados Unidos
Director: Phyllis Nagy
Guion: Hayley Schore, Roshan Sethi
Fotografía: Greta Zozula
Música: Isabella Summers
Género: Drama
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Sinopsis

Estados Unidos, años 60. Joy es una ama de casa tradicional que inesperadamente vuelve a quedarse embarazada. Un médico le advierte que este embarazo tardío representa una grave amenaza para su vida, pero la Junta del hospital, compuesta exclusivamente por hombres, se niega a concederle una excepción a la estricta legislación antiaborto vigente. No tiene adónde acudir, hasta que se topa con las "Janes", un grupo clandestino de mujeres comunes lideradas por Virginia, que arriesgan todo para brindar opciones a mujeres como Joy.



Un asunto de mujeres

Resulta sorprendente que un asunto tan femenino como la concepción y el posible derecho a la interrupción del embarazo, estuviera y siga estando en manos de hombres.

Call Jane ofrece la oportunidad de concienciar y dar visibilidad a este asunto. Cuando Joy (Elizabeth Banks), un ama de casa de clase acomodada queda embarazada y con el peligro de perder la vida si continúa adelante con la gestación, se presenta un difícil dilema.

¿Qué es más importante? ¿La vida de ella? ¿La interrupción del embarazo? Se trata de una decisión que tienen que tomar millones de mujeres en el mundo. Si ya debe de ser penoso decidir abortar, todavía es más complicado cuando las leyes no amparan. Cuando se deben de realizar clandestinamente.

Para Will, el esposo de Joy, abogado de profesión e interpretado por Chris Messina, tampoco será sencillo aceptar la decisión tomada por un grupo de médicos del centro donde la asisten. Por unanimidad decretaron que, por encima de todo, estaba la vida del feto.

Call Jane

Un colectivo llamado Jane

Definitivamente, Joy toma una decisión que consiste en llamar a una tal "Jane" para ayudarla. De una forma fortuita, en ese tipo de anuncios donde el número de teléfono viene para poder arrancarlo con una zona punteada, de los que a veces están en en las paradas de buses, lo encuentra.

En realidad, Jane no era el nombre de una mujer, sino el nombre de un colectivo que asistía a mujeres que habían tomado esa decisión.

Debido a la ilegalidad entonces de practicar dicha intervención en Estados Unidos, existían antros clandestinos, sin ningún tipo de medidas de higiene ni de seguridad. En los que la "solución" se convertía en algo peligroso.

En Call Jane, aquel colectivo, bien organizado e incluso con asistencia psicológica posterior, está dirigido por Virginia, Sigourney Weaver. Aquí la vemos interpretando un magnífico papel de feminista y matrona al mismo tiempo, apoyando sin condiciones a las mujeres que a ella acuden, sin importar los motivos que les ha llevado hasta allí.

Call Jane

Conclusión de 'Call Jane'

Estupenda película que cuenta, sin tapujos, un asunto considerado tabú en algunas sociedades todavía, incluso inmoral. Absolutamente inconcebible en el ámbito religioso.

Un enfoque positivo a la importancia de la hermandad entre mujeres, a la colaboración para beneficio de todas. Quizás Call Jane peque de ser demasiado ingenua. Da la impresión de que la rápida transformación de la protagonista en activista, sea algo sencillo e incluso divertido para un ama de casa aburrida. Esto le resta relevancia y riesgo a dicha actividad.

Bajo el contexto de la era "hippy", es un viaje al pasado, con una música extraordinaria y una acertadísima recreación de aquel tiempo.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
7 / 10
70 %
Artículo anterior"Great Freedom": Cuando el amor estaba prohibido por ley
Artículo siguiente"El Semblante": El espejo del horror
Irene
Tras una gran parte de mi vida viajando por Europa y ejerciendo de Guía Turística, considero que ha llegado el momento de contar otras historias. He publicado dos novelas tituladas "Más que palabras" y "Al otro lado del tiempo", escribiendo la cuarta en la actualidad y preparándome para Guionista Literario. Sólo podemos elegir qué hacer con el tiempo que se nos ha dado...y no es infinito, por eso, procuro aprovechar todas las oportunidades que se presenten.
call-jane-pelicula-criticaEstupenda película que cuenta, sin tapujos, un asunto considerado tabú en algunas sociedades todavía, incluso inmoral. Absolutamente inconcebible en el ámbito religioso. Un enfoque positivo a la importancia de la hermandad entre mujeres, a la colaboración para beneficio de todas. Quizás Call Jane peque de ser demasiado ingenua. Da la impresión de que la rápida transformación de la protagonista en activista, sea algo sencillo e incluso divertido para un ama de casa aburrida. Esto le resta relevancia y riesgo a dicha actividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí