En 1981 Carlos Saura comenzó su trilogía del flamenco, protagonizada por Antonio Gades, con “Bodas de sangre”. Dos años después estrenó su segunda entrega, Carmen, adaptación de la obra de Prosper Mérimée. Por otra parte, supuso el debut cinematográfico de Laura del Sol, en el papel de la propia Carmen. Estuvo nominada a los premios Globos Oro y a los Premios Óscar a la mejor película internacional, premio que sí se llevó en los BAFTA. Además, se alzó con dos galardones en el prestigioso Festival de Cine de Cannes, y a parte de éstos, obtuvo una nominación a la Palma de Oro. Se estrenó originalmente el 2 de mayo de 1983.



Carmen

Crítica de ‘Carmen’

Ficha Técnica

Título: Carmen
Título original: Carmen

Reparto:
Antonio Gades (Antonio)
Laura del Sol (Carmen)
Paco de Lucía (Paco)
Cristina Hoyos (Cristina)
Pepa Flores (Pepa)

Año: 1983
Duración: 102 min
País: España
Dirección: Carlos Saura
Guion: Carlos Saura y Antonio Gades
Fotografía: Teodoro Escamilla
Música: Paco de Lucía
Género: Musical
Distribución: FlixOlé

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Carmen’

Donde se puede comprar la película

Oferta
Carmen [Dvd]
  • Laura del Sol, Paco de Lucia, Cristina Hoyos (Actors)
  • Carlos Saura (Director)

Sinopsis de ‘Carmen’

Carmen narra la historia de Antonio, el director de una compañía de baile que está trabajando en el montaje de la “Carmen” de Bizet. Cuando encuentra a la protagonista ideal, que también se llama Carmen, inicia con ella una relación enfermiza que reproduce el libreto de la ópera. “Carmen” es una historia de amor y celos en donde el deseo aniquilador conduce a los personajes inexorablemente a la destrucción. (FLIXOLÉ).

Premios

  • Premios Óscar: nominación a la mejor película internacional. 1984
  • Globos de Oro: nominación a la mejor película internacional. 1984
  • Premios BAFTA: premio a la mejor película internacional y dos nominaciones a mejor banda sonora y mejor sonido. 1985
  • Festival de Cine de Cannes: dos premios a mejor contribución artística y gran premio técnico y nominación a la Palma de Oro. 1983
  • Premios César: nominación a la mejor película internacional. 1984
  • Fotogramas de Plata: nominación a la mejor actriz de cine (Laura del Sol). 1984


Carmen
Foto de FlixOlé

El retrato de una pasión

Con Carmen de Carlos Saura el espectador se adentra en el mundo del flamenco a la par que en la pasión de la famosa ópera de Georges Bizet. Desde el principio, la película cuenta con una base en la que empieza a desarrollarse la metahistoria. Por un lado, se expone la dificultad del montaje de baile de la famosa ópera y la búsqueda para encontrar a la perfecta Carmen. Añadido a esto, se vislumbra la telaraña de pasiones y carácter que envuelve a sus personajes. Por otra parte, está el propio símil y la naturaleza que se mimetiza con la historia principal, al igual que ocurriese en otras ficciones donde el personaje devora a la persona. Por lo tanto, Saura y Antonio Gades han sabido mezclar ese imaginario ya conocido y transportarlo a una visión única, que se maneja en una verosimilitud llena de arte. 

Asimismo, se puede ver cómo le dedicación a la danza española exige un nivel de entrega total, que se plasma en secuencias llenas de movimiento y con una profundidad que va más allá de la palabra articulada. Después, es importante destacar las personalidades que confluyen, donde se pone sobre la mesa el debate del amor tóxico y la idea de un amor alejado de convenciones. Por tanto, pese a que pudiera estar concebida con una tendencia a marcar a los antagonistas, la realidad es que puede extrapolarse a una reflexión sobre la visión incorrecta de idolatrar al otro y de la liberación sexual. Sin embargo, hay ciertos puntos que no gozan de una ligereza narrativa orgánica y se encasquillan en una resolución abrupta. No es algo notorio y mucho menos afecta de una forma abismal, sino que hay pequeños detalles que hubiera funcionado mejor si se hubieran dejado fluir.

Foto de FlixOlé

El maestro Gades

La vigorosidad de Carmen se refleja en la gran interpretación de su maestro de ceremonias y protagonista indiscutible, Antonio Gades. Para empezar, el bailaor es el principal sustento interpretativo del film, debido tanto a la expresión en su forma de interpretar como en su lenguaje no verbal. En este último se perciben esos ojos claros que consiguen manifestar la vorágine de pasión y frustración sobre su personaje. Luego, la gran precisión de su baile y la virtuosidad del movimiento, hacen que su papel en pantalla sea totalmente magnético. Por lo cual, junto una dicción precisa, con su propio cuerpo y coreografía, cuenta toda esa violencia interna que se sublima en unos matices elegantes y certeros. Es un homenaje a uno de los artes más respetados de la cultura española.

Por otra parte, su co-protagonista, Laura del Sol, tiene una fuerza magnética, que conjunta muy bien con el poderío en su baile y en su expresión. Además, se convierte en una fuerza pasional que converge perfectamente con el ímpetu de Gades, permitiendo que ambos lleguen a una sinergia que echa fuego. Sin embargo, hay ciertos momentos en los que peca de falta de naturalidad, se aferra mucho a la potencia de su personaje y acaba, por tanto, pasándole factura en algunas secuencias. Dicho de otra manera, se excede en convertirse en la némesis del bailaor y se tensa el personaje tanto que no fluye como debiese. Luego, Paco de Lucía ofrece una actuación anecdótica que mejora según transcurre el film. No obstante, no brilla con la misma fuerza interpretativa que otros artistas. Por último, destacar que Pepa Flores apenas aparece y no obtiene una relevancia que le permita lucirse.

Foto de FlixOlé

Sabor a España

Recurrir a la simbología española de la danza flamenca puede ser un peligro, según la forma en la que se efectúe. Carlos Saura brinda una realización estética envolvente, donde sumerge al espectador en esa fuerza del baile y de la propia expresión sin necesidad de mediar palabra. Por lo cual, hay que aplaudir la dirección de fotografía, la cual sabe encuadrar cada momento para no perder fuelle. Es más, en consecuencia, pese a que el flamenco es un arte que se disfruta en vivo, obtiene un retrato en el que está toda esa exhibición. Después, la dirección artística es otra de las grandes virtudes de Carmen, con una elección de colores vivos en sintonía con la identidad de la película. Además, se disfruta esa sutilidad de los espacios y la focalización en los personajes como expresión artística.

Por otro lado, el montaje de la película sabe conectar todo el influjo visual con el imaginario sonoro acorde a la película. Gracias a ello, hay una disposición dinámica. Únicamente, hay ciertas partes que podrían haberse realizado con una mayor artesanía y un significado artístico más fuerte, más visceral, dado que hay momentos en los cuales el clímax no llega a su punto más álgido y se queda en el previo a la explosión de placer. Al contrario de lo que ocurre con la música, es innegable la calidad de la banda sonora y el despliegue técnico musical. Por un lado, el respeto hacia la ópera original, sabiendo combinarla con el flamenco, dando como resultado un arreglo de mestizaje increíble. Luego, la utilidad de los silencios, que obsequian al público con un efecto romántico y galante, lo que exhibe un manejo espectacular de un atributo nada fácil de controlar.

Carmen
Foto de FlixOlé

Conclusión

Carmen es una película que llega a las entrañas, llena de pasión, arte y danza. Además de respetar la historia de la ópera de Bizet, sabe dar ese toque de metahistoria que conecta con el espectador. Luego, a nivel interpretativo, Antonio Gades se convierte en un despliegue visceral, con una interpretación excelente y llena de matices. Junto a él, una Laura del Sol a la altura, que flaquea en alguna que otra secuencia, pero triunfa en el resultado global. Después, la artesanía de la imagen ofrece una estética envolvente y llena de fuerza. Asimismo, la composición sonora es espectacular y es uno de los mejores aspectos de la película. Una combinación de historia musical, con esa influencia cañí y un silencio revelador. Un cortejo flamenco, que termina enamorando al espectador, bajo su influjo cautivador.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí