Crítica de C’est la Vie dirigida por Olivier Nakache y Eric Toledano

Con sus dos obras anteriores “Intocable” (2011) y “Samba” (2014) el dúo francés Olivier Nakache y Eric Toledano han demostrado tener un gran talento para combinar sutilmente el humor con el drama. Sin embargo, el nuevo trabajo de ambos cineastas, C’est la Vie es una decidida y clara apuesta solo por la comedia. Recientemente nominada a a los Goya en la categoría de Mejor Película Europea, C’est la Vie clausuró la pasada edición del Festival de Toronto y participó en la Sección Oficial de la 65ª edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Su estreno en Francia el mes de octubre pasado ha sido un éxito absoluto con más de 3 millones de espectadores. Estreno en España el 26 de Enero.



Crítica de C’est la Vie

Ficha Técnica

Título: C’est la vie
Título original: Le sens de la fête

Reparto:
Gilles Lellouche (James)
Suzanne Clément (Josiane)
Jean-Paul Rouve (Guy)
Judith Chemla (Héléna)
Jean-Pierre Bacri (Max Angély)
Kévin Azaïs (Patrice)
Vincent Macaigne (Julien)
Hélène Vincent (Madre de Pierre)
Yves Heck (Invitado)
Jackee Toto (Nico)
Louis Quinn (Niño)
Anthony Darche (Decorador)
Eye Haidara (Adèle)

Año: 2017
Duración: 115 min.
País: Francia
Director: Olivier Nakache, Eric Toledano
Guion: Olivier Nakache, Eric Toledano
Fotografía: David Chizallet
Música: Avishai Cohen
Género: Comedia
Distribuidor: A Contracorriente Films

Tráiler

Donde comprar la película

C'est la vie! [Blu-ray]
  • Karma Films (05/29/2018)
  • Tiempo de ejecución: 115 minutos
  • Jean-Pierre Bacri, Vincent Macaigne, Kévin Azaïs, Eye Haidara, Suzanne Clément
  • Español, Francés

Sinopsis

Max ha organizado cientos de bodas durante años y ahora prepara una boda de lujo en un Chateau francés del siglo XVII. Ha coordinado todo para que la celebración sea un éxito: camareros, orquesta, menú, disc jockey, decoración floral…Pero el resultado pende de un hilo y cada momento de felicidad y emoción puede convertirse en desastre o caos. ¿A quién confiarías la fiesta más importante de tu vida? (A Contracorriente Films)

Premios

  • Premios Goya: Nominada a Mejor película europea. 2017
  • Festival de San Sebastián: Sección oficial. 2017


Situación y antecedentes

La comedia francesa “Intocable” atrajo a veinte millones de espectadores a las salas de cine de su país. Esta película basada en la autobiografía de un aristócrata que quedó paralítico en un accidente y es ayudado por un muchacho negro de los suburbios sin esperanza, también fue un éxito en España. El encanto de la historia, en parte, es por la gran diferencia cultural existente entre los dos, y como esta relación poco ortodoxa, acaba en una genuina amistad que funcionó muy bien en la pantalla.

Su siguiente película, “Samba”, sobre un inmigrante ilegal, a pesar de contar con un prominente elenco de actores, con Omar Sy de nuevo a la cabeza, no llegó ni mucho menos al éxito de su predecesor aunque la película estaba bien. De esta forma, Nakache y Tolédano dan un giro con su nuevo trabajo, C’est la Vie, para ello deciden apostar por una comedia coral no adulterada, que en términos de tempo y elementos es a veces una reminiscencia de la comedia screwball de los años 30 y 40 del siglo pasado.

C'est la Vie

C’est la Vie no va a conseguir igualar el éxito de “Intocable”, el listón lo tienen muy alto, sin embargo, estamos ante una comedia que en su conjunto resulta entretenida y complacerá seguramente a la mayoría de la audiencia nuevamente. La fórmula utilizada esta vez, es poner en acción a una serie de personajes variopintos y divertidos, interpretados por actores cómicos conocidos en Francia, inventar una buena premisa con un conflicto y el éxito parece asegurado. El escenario de todas las complicaciones es un castillo del siglo XVII, donde una empresa de catering dirigida por Max (Jean-Pierre Bacri) organiza una boda. La cámara sigue a Max y a sus empleados durante todos los preparativos.

Personajes

En el centro de la película coral, el organizador de bodas Max, que ya está planeando su retiro debido a una clientela que cada vez intenta ajustar y recortar más los presupuestos. Sin embargo, la boda de Pierre (Benjamin Lavernhe) y Helena (Judith Chemla) en un viejo castillo, el presupuesto diseñado no es el problema.  A pesar de ello, cuando está a punto de organizar su boda de ensueño en una casa señorial a las afueras de París, todo el evento amenaza convertirse en un fiasco.

Pierre quiere que todo funcione exactamente de acuerdo con sus ideas. En un principio no es un problema, sin embargo poco a poco va chocando con el trabajo de la organización. La mano derecha de Max, Adèle (Eye Haidara), es salvaje y deslenguada, luchando constantemente con su temperamento impetuoso y, con su áspera elección de las palabras, exactamente todo lo contrario a su jefe de lenguaje cultivado y siempre diplomático. Sus constantes peleas con el cantante James (Gilles Lellouche) son realmente divertidas. El repertorio de canciones de James parece no ser muy del gusto del novio.

C'est la Vie

El fotógrafo Guy (Jean-Paul Rouve) parece estar más interesado por los aperitivos que por las fotos, uno de sus colaboradores es un profesor deprimido que descubre que Helena fue una antigua novia suya de la infancia. Como si eso no fuera suficiente, Max despidió involuntariamente a un empleado cuyo sustituto no tiene mucha idea de las labores a desempeñar. Para empeorar las cosas, Max también es castigado con desdén por su propia amante Josiane (Suzanne Clément). Cuando a continuación, algunos de los músicos caen enfermos por intoxicación alimentaria, la boda de ensueño amenaza con convertirse en una final de pesadilla.

A la lista de personajes pintorescos debemos añadir a Seb (William Lebghil), que no puede evitar practicar su magia a pesar de no tener ninguna aptitud para ello o el de Henri (Yves Heck), que ha sido designado como portavoz de los camareros para quejarse de llevar disfraces durante la ceremonia a pesar de que nunca se atreve a abrir la boca.

Película Coral

La fuerza de Cést la Vie está en el colectivo. El conjunto de actores están excelentes en general, la interactuación entre ellos es fantástica y lo hacen de una forma muy dinámica y divertida. La originalidad de Cést la Vie radica en que, a diferencia en este tipo de formatos sobre bodas, los novios no son los verdaderos protagonistas y el centro de atención de la acción, sino el personal organizador del evento e inclusive algunos invitados como la madre del novio (Hélène Vincent).

En el centro y al frente de este colectivo de magníficos actores, está Jean-Pierre Bacri en la piel de un gruñón líder del equipo, que debe manejar los diversos desastres que van sucediendo a lo largo del día con soltura e ingenio para no arruinar la fiesta. Es el cerebro de la boda y el corazón de la película y, a su alrededor, gira el resto de actores de manera orquestada y eficiente. La actuación de Bacri es bastante efectiva y muy conmovedora cuando se nos revela como una persona algo cansada en el papel de organizador de fiestas, a la sombra de la felicidad de los demás.

C'est la Vie

Una película coral siempre tiene sus riesgos, ya que necesita de una dirección firme y un buen guión para funcionar, y Olivier Nakache y Eric Toledano lo consiguen con C’est la Vie, presentando una galería de variados personajes que ponen a prueba la paciencia de Max. Todo ello, muy al estilo de Robert Altman, un icono en este género de repartos corales. Sin embargo, el problema de una película colectiva es a veces el excesivo número de participantes, y eso hace que no sea una comedia redonda del todo. A pesar de las casi dos horas de duración, cada personaje ( a excepción de Max) carece del espacio necesario para ser desarrollado plenamente.

Tiene un buen punto de partida para una buena película en cambio se desperdicia. Los temas sociales también son tratados aquí al igual que en sus dos anteriores trabajos: los empleados inmigrantes son precisamente los que no están en nómina, y son muy visibles las diferencias culturales. Sin embargo, como he comentado anteriormente no se llega a conocer a ningún personaje a fondo salvo a Max. La espléndida labor interpretativa de los actores consigue, para los que no somos franceses, superar la incompresión de ciertos juegos de palabras o el verdadero sentido de un chiste determinado. De ahí, que a veces los chistes nos parezcan muy fáciles y evidentes, aun así,  esto no impedirá que la película resulte divertida.

Conclusión

Desde un principio C’est la Vie mantiene un gran ritmo que se mantiene hasta el final. Las dos horas de duración, muy por encima de la media en este tipo de películas, podría resultar a priori un poco agotador para algún espectador, sin embargo, Eric Toledano y Olivier Nakache logran crear un ritmo agradable donde la historia se desarrolla con absoluta fluidez.

C’est la Vie no es una película perfecta, tiene algunos cabos sueltos, no alcanza el nivel de Intocable pero cumple sobradamente con su verdadera finalidad, entretener, pasar un rato agradable e incluso con algunos momentos muy divertidos.

CALIFICACIÓN: 7/10

Reportaje de C’est la Vie en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Fotografía de carátula Copyright Thibault GRABHERR / QUAD – TEN FILMS – GAUMONT – TF1 FILMS PRODUCTION

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduargil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *