Junto al elenco de estrellas protagonistas, el director de la saga Dean DeBlois vuelve a ponerse al frente de Cómo entrenar a tu dragón 3. DreamWorks Animation presenta un sorprendente relato sobre la madurez, la búsqueda del coraje para afrontar lo desconocido y cómo nada puede prepararte para dejar atrás el pasado. La nueva cinta, que supondrá el broche final de una de las sagas de animación más queridas y aclamadas por público y crítica, llegará los cines el 22 de febrero.



Cómo entrenar a tu dragón 3

Crítica de Cómo entrenar a tu dragón 3

Ficha Técnica

Título: Cómo entrenar a tu dragón 3
Título original: How To Train Your Dragon: The Hidden World

Reparto:
Jay Baruchel (Hipo)
America Ferrera (Astrid)
F. Murray Abraham (Grimmel)
Cate Blanchett (Valka)
Gerard Butler (Stoick)
Craig Ferguson (Gobber)
Jonah Hill (Snotlout)
Christopher Mintz-Plasse (Fishlegs)
Kristen Wiig (Ruffnut)
Kit Harington (Eret)
Justin Rupple (Tuffnut)

Año: 2019
Duración: 104 min.
País: Estados Unidos
Director: Dean DeBlois
Guion: Dean DeBlois (Libros: Cressida Cowell)
Música: John Powell
Género: Animación. Aventuras
Distribuidor: Universal Pictures International Spain

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Como gobernador de isla Mema junto a Astrid, Hipo ha creado una utopía deliciosamente caótica plagada de dragones. Pero cuando la súbita aparición de una Furia Nocturna hembra coincide con la amenaza más oscura a la que la aldea jamás se haya enfrentado, Hipo y Desdentao deberán dejar atrás el único hogar que han conocido para viajar a un mundo oculto que parecía solo un mito. Al tiempo que descubren sus destinos, dragón y jinete lucharán juntos —hasta los confines de la Tierra— para proteger aquello que aman.



Ah cómo pasan los años!

El tiempo ha pasado y la vida en Berk ha transcurrido con los personajes creciendo y pasando de adolescentes a jóvenes. Hipo (Jay Baruchel), Astrid (America Ferrara) Chimuelo y sus amigos ahora conviven con muchísimas razas de dragones y la isla se ha constituido como un santuario para los dragones y Vikingos. Hipo, Chimuelo y su tropa ahora se han dedicado a luchar contra los piratas de dragones y cuando encuentran a estos ruines comerciantes los atacan y liberan a los dragones.

Esta lucha los lleva a ser los enemigos de Grimmel (F. Murray Abraham) un peligroso delincuente cazador de Furias nocturnas, quien les va a tender una trampa usando una inesperada debilidad: La “Furia Luminosa”, la hembra de la especie de Chimuelo.

Cómo entrenar a tu dragón

Viendo amenazada la supervivencia de los dragones, Hipo debe buscar una solución drástica, abandonar su amada isla y llevarse a todas las criaturas grandes y pequeñas a un lugar seguro. Esto significa el reto más grande para Hipo; ser el jefe de su tribu, el líder de su pueblo y aceptar la madurez… con las cosas difíciles que ello conlleva.

A veces decir adiós no es solo decirlo

Cómo entrenar a tu dragón es una saga fantástica. Llena de grandes momentos que lo mismo han sido de drama que de comedia y donde en cada capítulo los personajes han crecido afrontando el destino y aprendiendo.

Además en cada entrega, las expectativas en los alcances técnicos en la animación han dejado la barra cada vez más alta. Para este cierre de la historia Dean DeBlois, nos sumerge en un mundo épico (en efectos visuales y en diseño de ambientes) que rebasa a las presentaciones anteriores desde las texturas, colores y profundidades en los escenarios míticos, hasta la suavidad de la piel, las expresiones faciales, la elaborada comunicación no verbal entre Hipo y Chimuelo y hasta en los rituales de apareamiento.

Héroes reales…muy animados

Pero eso no es lo verdaderamente importante de la historia creada por Cressida Cowell, lo importante es que Hipo es un héroe real, al contrario de lo que sucede con frecuencia en el reino de la fantasía animada. Cómo entrenar a tu dragón 3 ha sabido que sus personajes pueden “envejecer” quedarse cojos, huérfanos o tuertos, tener cicatrices. Viven, en una palabra.

Cómo entrenar a tu dragón

Ello los despega de la fantasía amorfa en la que se desarrollan casi todos los personajes animados. Los hace capaces de respirar y moverse en una realidad. Fantástica, si se quiere, pero realidad al fin.

Por eso la saga de Cómo entrenar a tu dragón nos seduce. La historia camina paralelamente a nuestra vida y acompaña en el tiempo.

Hipo, ya eres un hombre

Como elemento orgánicamente creíble y real a los personajes, están sus respectivas evoluciones. Creciendo su psicología, adquiriendo habilidades, venciendo sus miedos y también, por qué no? Sufriendo (la muerte de su padre y hasta perdiendo una pierna) y reponiéndose. Percatándose de que pueden enamorarse y afrontar la “adultez” sin dejar de ser divertidos y cayendo en errores y bromas.

Esos pequeños detalles son inusitados en los personajes del mundo fantástico animado. Eso sí, no solo Hipo ha crecido, Chimuelo su amigo, quien contra todos los presagios ha estado ahí, lo ha hecho también.

Cómo entrenar a tu dragón

Ambos han forjado su relación más y más fuerte. Han compartido años y aventuras juntos; han creado una hermandad a lo largo del tiempo. Eso es lo que ha propiciado la saga. Imaginemos que parece mentira, pero ha sido casi una década juntos.

Excluidos que llegan al top

Y todo nació porque Hipo y Chimuelo al final, sin duda, eran dos excluidos que solucionaron un problema conjuntamente. Ahora son dos líderes. No por su fuerza y tamaño, sino porque son únicos.

Y aún siendo únicos, su vida es la de cualquier joven que pasa a ser adulto. Las decisiones y el peso de sus acciones dejan de ser un juego de “ensayo/error” para convertirse en realidades acertadas o erróneas. “No, ya no estamos en Kansas Toto.”

Escoge tu lucha, muchacho

Por ello afrontar a Grimmel, el nuevo villano, no es simplemente pelear contra el mal, es decidir por la supervivencia del grupo, por la unión entre dragones y humanos, es tener en las manos el poder de transformar la historia con el hecho de una simple decisión y el peso terrible que una equivocación puede conllevar.

Pero la vida no es tampoco solo “puntos sin retorno” y con una tribu como la de Hipo y un clan de amigos como los que tiene, es lógico que los personajes de soporte sigan contribuyendo con sus personalidades a dar redondez a la vida en Berk.

Con una ayudita de mis amigos

Así nos reencontramos con la largamente perdida madre de Hipo, la reina Vikinga Valka (Cate Blanchett) y con su grupo de amigos que han estado con Hipo en las buenas y en las malas: Snotlout (Jonah Hill) Ruffnut (Kristen Wiig), Tuffnut (Justin Rupple) y Gobber (Craig Ferguson) y el desarrollo no termina solo con los humanos, porque al presentar a la pareja de Chimuelo también de alguna manera la propia historia del dragón al que “se entrenó” para convivir con los humanos, se enfrenta a una opción de regreso a lo natural, al confrontar a alguien de su misma especie que evidentemente no es un ejemplar “domesticado”.

Ese hecho marca en Chimuelo el regreso a la vida salvaje, hasta para poder llegar a ejecutar una danza de apareamiento y procrear al final de cuentas.

Una lagrimita para el recuerdo, que nos vamos

La utopía de Hipo de convivencia entre dragones y Vikingos es puesta a prueba para elegir el mejor camino para ambos, aún afrontando la opción de tomar caminos en solitario, eso también es un plus en la historia que lleva implícito el encuentro de ese mundo oculto, ese Valhalla dragónico, inscrito en el cierre de un ciclo y coloca a la saga en un lugar especial dentro de la épica de la fantasía animada. La amistad y la unión entre especies no pueden ser más reales que en esta aventura fantástica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí