Con A mayúscula es una tetralogía escrita por Luis Fernando de Julián y dirigida por Ana Mayo. Estas cuatro historias breves, están basadas en sucesos reales que han acontecido en los últimos años en nuestro país. Cuatro historias llenas de dolor, olvido y sobre todo de abusos, hacia distintas mujeres que nos encontramos a diario; es decir, no constituyen una excepcionalidad, sino más bien algo que sucede muy frecuentemente y en diferentes entornos sociales. Con A mayúscula plantea ver de frente  esta cruda realidad de nuestros días, con sumo respeto hacia las protagonistas que componen la tetralogía.  Es un intento de no negar la existencia del elefante en la habitación y presentarlo sin ningún tipo de floritura.

Con A mayúscula está protagonizada por Fátima Domínguez y Juan Madrid. Esta obra teatral ha ganado diferentes certámenes teatrales, como el VII Premio de textos de teatro de Carro de Baco o el VI Concurso Internacional de Textos teatrales Villa de Hecho en 2016. Esta obra se puede disfrutar actualmente en los Teatros Luchana de Madrid.



Con A mayúscula

Crítica de ‘Con A mayúscula’

Ficha Técnica

Título: Con A mayúscula
Título original: Con A mayúscula

Reparto:
Fátima Domínguez
Juan Madrid

Duración: 80 min. apróx.
Dirección: Ana Mayo
Dramaturgia: Luis Fernando de Julián
Cartel: Sara Castelló
Diseño de luces:
Luis del Valle
Técnico de luces:
Majo Moreno
Producción: Taumaturgos

Sinopsis de ‘Con A mayúscula’

Con A mayúscula es una propuesta que nace de cuatro textos de teatro breve de Luis Fernando de Julián.  Una tetralogía sobre el abuso, cuatro gritos, cuatro sacudidas de una realidad que por desgracia nos embiste con una frecuencia vergonzosa para una sociedad democrática y moderna.

Las historias versan sobre violencia de género, violencia que sufren las mujeres solo por el hecho de serlo, violencia en todas sus formas.  Nuestra propuesta pone el foco en el resto, no en la víctima ni en el agresor, sino en el conviviente. Nos señala cómo los demás estamos implicados en esta lacra, cómo no hacemos, cómo no actuamos, cómo la indiferencia o el silencio nos hacen cómplices.

Cómplices de la tragedia que viven muchas mujeres en este mundo cada día. ¿Somos conscientes de lo letal que puede resultar el silencio? ¿Somos conscientes de la magnitud de nuestros actos? ¿De lo hiriente de nuestro murmullo? ¿Somos una sociedad igualitaria?

Estas preguntas nos empujan a poner en escena Con A mayúscula, obra imprescindible para entender que hay algo que debe cambiar.

Dos de los cuatro textos que conforman el montaje han sido premiados:

  • A Mayúscula: VII Premio de textos de teatro Carro de Baco.
  • Todas se llaman Mónika: obra ganadora del VI Concurso Internacional de Textos teatrales Villa de Hecho (2016)

TEATROS LUCHANA. 



Con A mayúscula
Foto de Taumaturgos

Una sola mujer

No diré que Con A mayúscula es una obra teatral necesaria para los tiempos que corren, ya que sería reseñar algo ya evidente de por sí, aunque sí creo necesario destacar la honestidad de la obra. Como ya he mencionado antes, la obra mira a estas realidades tal y como son y llama a cada cosa por su nombre. Creo que llegamos a pensar que el tema de la violencia de género está muy insertado en la sociedad, porque continuamente oímos hablar sobre casos referidos a ello.

No obstante, muchas de esas veces se tratan con una mirada distante y lejana a estos sucesos, como si de hechos ficticios se trataran; es más, como si todos ellos estuvieran protagonizados por la misma mujer. Esa mirada distante que a veces empleamos como sociedad para vivir mejor con nosotros mismos, es aquello con lo que esta obra quiere arremeter. El acabar con el ideario colectivo que tenemos acerca de todas estas mujeres, haciéndonos ver que eso tan dramático y desolador que les ha pasado, mañana le puede pasar a tu novia, hermana, madre, etc… No queremos ser conscientes de una realidad incomoda, hasta que lo vivimos en nuestras propias carnes. En ese sentido, Con A mayúscula es una obra que plasma en escena todas estas cuestiones, de forma absolutamente brillante y conmovedora.

Taumaturgos
Foto de Taumaturgos

Pequeñita, pero inmensa

Con A mayúscula es una producción pequeña, pero que no necesita de grandilocuencias para encandilar al espectador. Se agradece a veces la sencillez en la puesta en escena de una obra, sin nada que distraiga de por medio al que la está viendo. En este caso, tenemos a estos dos maravillosos actores, valiéndose únicamente de su inmenso talento e ingenio, para recrear y sumergir al espectador en todas las realidades que van narrando.

Una de las sensaciones que más me produjo esta obra, viene precisamente dada por sus dos actores protagonistas. Pese a ser cuatro historias muy dramáticas y desoladoras, se evidencia en todo momento un amor y ternura de los actores hacia todas estas mujeres. Es algo que cala en el espectador y que obviamente hace que la obra trascienda en mayor medida.

Aunque los dos actores estén inmensos en la obra, me gustó en particular la interpretación llevada a cabo por Fátima Domínguez. Es la primera vez que la he visto subida en un escenario y debo de decir que ha sido todo un descubrimiento; no tengo dudas, que está actriz dará mucho que hablar en los próximos años. La naturalidad e inteligencia emocional que derrocha como actriz es inmensa, y eso pocas veces se encuentra en el mundo del teatro.

Taumaturgos
Foto de Taumaturgos

Realidades no tan conocidas

Algo que me impactó enormemente de la obra, fue la última historia que compone la tetralogía. Es una historia real,  que suele darse con más frecuencia de la que podemos pensar. La historia está protagonizada por una mujer que después de haber sufrido un grave accidente de coche, sufre de un daño cerebral que la hace perder prácticamente toda la movilidad de su cuerpo. Desconocía por completo que los abusos en mujeres que sufren algún tipo de minusvalía, son tan abundantes en la sociedad española de hoy en día. Es una realidad de la violencia machista de la que no se hace mención en los medios y que está obra ha querido servir como altavoz.

Con A mayúscula es una obra que tiene muchas virtudes artísticas, pero que en especial puede ser de gran ayuda pedagógica. Tengo entendido que la obra va a pasar por algunos centros de enseñanza; algo que es un verdadero acierto y que creo que es la principal manera de combatir la violencia de género, a medio y largo plazo. La educación debe de servir como base, para que estos comportamientos tan generalizados en la sociedad actual, vayan siendo menos frecuentes y que las mujeres puedan tener la certeza de ser respetadas y protegidas. Propuestas culturales como Con A mayúscula pueden ser una gran herramienta para educar y entretener al mismo tiempo, a los diferentes estudiantes que la vean.

Con A mayúscula
Foto de Taumaturgos

Conclusión de ‘Con A mayúscula’

Con A mayúscula es una tetralogía que nos hace ver, que las mujeres que pasan por todo tipo de abusos, existen y viven a nuestro alrededor. Una obra que mira de frente a la cruda realidad, que algunos pretenden blanquear por ser demasiado incomoda. También intenta hacer ver al espectador, que todas estas mujeres son mucho más que meras víctimas. Más allá del simple estereotipo de víctimas que les impone la sociedad, son mujeres que sienten, padecen y que tienen una vida por delante. En definitiva, una obra que valiéndose de una puesta intimista y del talento de sus dos actores, consigue hacernos llegar como espectadores un mensaje muy necesario.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí