Corpus Christi es un drama polaco basado en hechos reales, dirigido por Jan Kasamas. El guionista de esta cinta, Mateusz Pacewicz, realiza una adaptación cinematográfica de un reportaje que el mismo publicó años atrás para un diario polaco. El reportaje narraba la historia de un joven que se había hecho pasar por sacerdote, en una pequeña parroquia de Polonia. La película está protagonizada por Bartosz Bielenia, Aleksandra Konieczna, Eliza Rycembel y Tomasz Zietek.

Desde que fuera estrenada, durante el pasado Festival de Cine de Venecia, este largometraje ha tenido un reconocimiento apabullante en todos los festivales por los que ha pasado. Cabe destacar el premio a mejor actor principal que se le otorgó a Bartosz Bielenia en el Festival de Cine de Chicago y la nominación a mejor película de habla no inglesa en la pasada ceremonia de los Óscar. Con fecha de estreno pendiente en España.



Corpus Christi

Crítica de ‘Corpus Christi’

Ficha Técnica

Título: Corpus Christi
Título original: Boże Ciało

Reparto:
Bartosz Bielenia (Daniel)
Aleksandra Konieczna (Lidia)
Eliza Rycembel (Eliza)
Tomasz Zietek (Pinczer)
Barbara Kurzaj (Ewa Kobielski)

Año: 2019
Duración: 116 min
País: Polonia
Dirección: Jan Komasa
Guion: Mateusz Pacewicz
Música: Evgueni Galperine y Sacha Galperine
Fotografía: Piotr Sobocinski Jr.
Género: Drama
Distribución: Surtsey Films

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Corpus Christi’

Sinopsis de ‘Corpus Christi’

Corpus Christi nos presenta a Daniel, un joven de 20 años, que experimenta una transformación espiritual mientras vive en un Centro de Detención Juvenil. Quiere ser sacerdote, pero esto es imposible debido a sus antecedentes penales. Cuando es enviado a trabajar a un taller de carpintería en una pequeña ciudad, a su llegada se viste de sacerdote y se hace cargo accidentalmente de la parroquia local. La llegada del joven y carismático predicador es una oportunidad para que la comunidad local comience el proceso de sanación después de una tragedia que ocurrió allí. (SURTSEY FILMS).



Corpus Christi
Foto de Surtsey Films

En busca de su propio camino hacia Dios

Corpus Christi nos muestra el despertar espiritual del padre Daniel y el Vía Crucis por el que tiene que pasar para redimirse de sus pecados. Al comienzo, vemos cómo Daniel, tras dejar el reformatorio en el que ha estado enclaustrado durante tanto tiempo, ansía encontrar su propio camino en la vida. El protagonista cree haber encontrado en la fe un propósito que le haga convertirse en un hombre libre. Por esta razón, nada más salir del reformatorio, expresa su deseo de hacerse sacerdote con el fin de servir de alguna manera a Dios, pero se le niega dicha oportunidad. Tras un malentendido, el personaje de Daniel consigue cumplir su sueño de convertirse en sacerdote, al ser confundido por el cura de un pequeño poblado. El protagonista mantiene esta farsa, ya que de la otra forma, sería considerado una escoria por la  sociedad.

Uno de los aspectos más interesantes de la película, es el viaje espiritual que emprende el protagonista a través de su fe. Al convertirse en clérigo, Daniel se ve abrumado ante tanta responsabilidad que es depositada en él. Él carece de toda experiencia y conocimientos teológicos, por lo que decide aferrarse simple y llanamente a su amor hacia Dios. Daniel no sigue los procedimientos convencionales que rige la iglesia católica, sino que se basa en su propia manera de concebir la fe, libre de todo dogma. A través de la fe de nuestro protagonista, alcanzamos a comprender que no hay un único camino hacia Dios,  sino que cada uno de nosotros debemos encontrar nuestra manera para conectar con nuestra parte espiritual. La película rompe con todo dogmatismo tan arraigado dentro de la iglesia católica, que en gran parte se fundamenta en el miedo que infunde en sus fieles.

Foto de Surtsey Films

Mucho público, pocos creyentes

Corpus Christi también indaga en las contradicciones que existen en la fe católica. La mayoría de los creyentes que asisten cada domingo a la misa de esta parroquia, lo hacen por guardar una apariencia ante los demás, o porque se ha vuelto un hábito con el que hay que cumplir. Estas contradicciones tan palpables en el catolicismo actual, se ponen en la palestra, dejando una profunda reflexión para el espectador de, si realmente predicamos con lo que decimos ser como individuos, o no.

El perdón es un factor clave a lo largo de toda la cinta, que se nos presenta como el único camino hacia la redención humana. La mayoría de los fieles que aparecen son incapaces de perdonar un trágico suceso que tuvo lugar en el poblado. Es como si la película lanzara una pregunta al aire, de hasta dónde seríamos capaces de llegar por nuestras convicciones religiosas. La película pretende ser incómoda en todo momento, porque habla con total honestidad de un tema muy delicado, como es la fe de cada uno. Si alguien se considera creyente, y sigue los pasos que supuestamente nos llevan hacia Dios, ¿seríamos capaces de perdonar, sin importar el grado de daño que una persona nos haga? ¿Seríamos capaces de perdonar a alguien que ha asesinado a un ser querido?

En un momento de la película, el personaje de Daniel está llevando a cabo una eucaristía, en donde dice unas bellas palabras acerca del perdón. En esa escena, sostiene que no hay forma mayor de amar al prójimo, que la que surge a través del perdón. Por su pasado, él es muy consciente de que odiar, es algo que resulta fácil para cualquiera, pero perdonar, pese a que tu corazón esté hecho trizas, es la máxima expresión de amor que puede existir, según el protagonista.

Foto de Surtsey Films

Con Simón de Cirene hice un tour por Polonia

Otro aspecto interesante de Corpus Christi, tiene que ver con el sacrificio personal que tiene que aceptar el personaje para desprenderse de su cruz vital. Daniel no es un protagonista que se nos presente como un hombre modélico. Desde el principio de la película, vemos como puede verse fácilmente arrastrado por sus adicciones, por sus impulsos violentos o por las mentiras que sostiene. Esta naturaleza del protagonista hace que no sepas en ningún momento cómo va a reaccionar ante las dificultades a las que se puede ver sometido.

Aún mostrándonos esta parte sombría de él, vemos un desarrollo en el personaje. Esto se nos manifiesta mediante el precio que tiene que pagar por sus pecados. El personaje debe de desprenderse de toda apariencia que le ha mantenido erguido hasta ese entonces, para de esa forma encontrar la paz y salvación que tanto busca. Es un Vía Crucis cinematográfico, en el que vemos a un hombre haciendo frente a los errores que ha cometido a lo largo de su vida.

Corpus Christi
Foto de Surtsey Films

Conclusión

Corpus Christi es una cinta que reflexiona sobre diferentes cuestiones de la fe de una manera que nunca se ha visto anteriormente en el cine. La película destaca por su protagonista principal, pero el resto del reparto también hace un trabajo inmenso. Es una película que recuerda, por el fondo argumental que subyace, a películas como el “El manantial de la doncella”, de Bergman. El mensaje que subyace es el mismo, solo que en vez de ambientarse en la Suecia del siglo XIV, está ambientada en la Polonia actual. Sin duda, es una película que merece la pena ver, que no solo te resultará absorbente por su trama, sino que también te hará pensar. La película trata cuestiones que nos conciernen a todos por igual, seamos creyentes o no.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí