Skin (2018) es un cortometraje estadounidense de 21 minutos dirigido por Guy Nattiv (SkinMabul), cuyo guion escribió junto a Sharon Maymon (HaNeshef, La fiesta de despedida). Consiguió el Óscar a Mejor cortometraje en 2018. En un lugar de Estados Unidos vive una pareja de neonazis junto a su hijo; sus actividades y enseñanzas marcarán la vida de los tres para siempre.



Cortometraje Skin

Crítica de ‘Skin’

Ficha Técnica 

Título: Skin
Título original: Skin

Reparto:
Jonathan Tucker (Johnny Aldd)
Jackson Robert Scott (Troy)
Danielle Macdonald (Christa)
Lonnie Chavis (Bronny)
Jared Day (Adrian)

Año: 2018
Duración: 20 min
País: Estados Unidos
Director: Guy Nattiv
Guion: Sharon Maymon y Guy Nattiv
Música: Brian McOmber
Fotografía: Drew Daniels
Género: Drama
Producción: New Native Pictures

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Skin’

Sinopsis de ‘Skin’

Un pequeño supermercado en una pintoresca ciudad, un hombre negro sonríe a un niño blanco de 10 años al otro lado del pasillo. Este momento inocuo envía a dos pandillas a una guerra despiadada que termina con una reacción impactante. (NEW NATIVE PICTURES)



Cortometraje Skin
Foto de New Native Pictures

Fuck the world

Skin es un cortometraje con un inicio y un desarrollo cotidianos en una familia y un entorno de skinheads donde el grupo es pilar fundamental. Las acciones que muestra son el relato del día a día y el pensamiento supremacista de unos padres que repercute en la crianza de su hijo pequeño.

Con el lema “Fuck the world!” gritado a todo pulmón por el grupo en su conjunto se muestra el deseo de desobediencia y segregación, como también el de superioridad (que les jodan, pero que les jodan a ellos, no a nosotros). Los protagonistas buscan el enfrentamiento; son ellos contra el mundo, son los blancos contra los negros. Skin supone el afán de demostración de quién es más fuerte que otro, quién el depredador y quién la presa.

También es relevante la elección en el cortometraje de la paleta de colores. En la grabación de las escenas de los skinheads se elige la luminosidad y claridad del día, para el grupo negro se usan tonos azules en la oscuridad de la noche.

Foto de New Native Pictures

Una cuestión de piel

Skin significa “piel”. ¿Cuánta importancia le das tú al color de la piel del otro? ¿De verdad es tan importante? Pues parece ser que sí, ahí tenemos todas las atrocidades que se han cometido a lo largo de la historia por este motivo.

La piel es la raíz y esencia del cortometraje. En una parte de la América profunda un niño es educado por sus padres de ideología supremacista blanca. El niño (Jackson Robert Scott), perspicaz e inteligente, es una pequeña esponja. Pero, claro, en él no está odiar, se divierte con los juegos de su padre y aprendiendo sobre los colores brillantes de algunos animales venenosos.

La trivialidad del color se convierte en la metáfora que inconscientemente va calando en el niño. El trastorno que supone distorsionar la realidad por un odio infundado llegará también al más pequeño de los skinheads.

Cortometraje Skin
Foto de New Native Pictures

Conclusión

Skin es un cortometraje impresionante por las consecuencias del grupo e ideología que muestra. El odio solo puede generar más odio y presenta una única respuesta, la venganza. Sin embargo, el final es inesperado y superar la expectativa. La naturalidad de las interpretaciones nos sumergen en un drama documental existente hoy en algunas ramas de la sociedad.

Puedes leer este artículo también en Fancine Jurásico

Guerreros

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí