El crimen del siglo es un documental de HBO, dirigido por el aclamado cineasta Alex Gibney; ganador del Oscar a Mejor Documental en 2007 por el “Taxi al lado oscuro”.  Su nuevo documental  se ha llevado a cabo junto al reputado periódico norteamericano, “The Washinton Post”; medio de comunicación que llevaba tiempo investigando el tema que se aborda en este documental. El crimen del siglo nos sumerge de lleno en la conocida como la crisis de los opiáceos, unos sucesos derivados del exceso desmedido de opiáceos en la sociedad norteamericana.

Esta sobremedicación y falta de regulación por parte del sistema de salud norteamericano y las farmacéuticas del país, han sido los responsables directos de la muerte de un millar de personas en las últimas décadas a causa de las sobredosis provocadas por dichos opiáceos. Este documental  está dividido en dos episodios, cada uno de una duración aproximada a las dos horas. El crimen del siglo se estrenará este 11 de mayo, a través de la plataforma de streaming de HBO.



El crimen del siglo

Crítica de ‘El crimen del siglo’

Ficha Técnica

Título: El crimen del siglo
Título original: The Crime of the Century

Reparto:
Lenny Bernstein
Roy Bosley
Alec Burlakoff
Kadrolsha Ona Carole
Scott Higham
Sari Horowitz
Patrick Radden Keefe
Andrew Kolodny
Sidney Caleb Lanier

Año: 2021
Duración: 231 min.
País: Estados Unidos
Director: Alex Gibney
Guion: Alex Gibney
Fotografía: Ben Bloodwell
Música: Peter Nashel
Género: Documental
Distribuidor: HBO

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘El crimen del siglo’

Sinopsis

Con la ayuda de denunciantes, personas con información privilegiada, documentos recientemente filtrados, entrevistas exclusivas y acceso a las investigaciones, y con aportes de expertos profesionales médicos, periodistas, agente y exagentes gubernamentales, abogados y representantes de ventas farmacéuticas, así como con el revelador testimonio de las víctimas de adicción a los opioides, la exposición de Gibney postula que las compañías farmacéuticas son, de hecho, en gran parte responsables de crear la misma crisis de la que se benefician, por valor de miles de millones de dólares … y cientos de miles de vidas.

La crisis de los opioides ha resultado en un país devastado por la codicia corporativa y traicionado por algunos de sus propios funcionarios electos, tras la promoción agresiva de OxyContin, una droga altamente adictiva del gigante farmacéutico familiar Purdue Pharma. La primera parte del documental se centra en cómo Purdue trabajó en estrecha colaboración con la Administración de Medicamentos y Alimentos para obtener la aprobación de los analgésicos altamente rentables para un uso más amplio, promoviendo su seguridad sin pruebas suficientes y creando una campaña para redefinir el dolor y cómo lo tratamos.

Cuando los reguladores del gobierno o los funcionarios del Departamento de Justicia intentaron mitigar las irregularidades, Purdue Pharma y grandes distribuidores de opioides como Cardinal-Health resolverían los casos, manteniendo los detalles en privado y continuando sin cesar. Mientras decenas de miles de personas sucumbían a la adicción a los opioides, las fortunas construidas por el negocio de los opiáceos se convirtieron en el crimen del siglo, y el mercado que OxyContin había abierto allanó el camino para medicamentos recetados aún más letales. (HBO España)



Una sociedad empastillada

Era necesario que saliera a la luz un documental como El crimen del siglo, dada la situación que se está viviendo actualmente por la sobremedicación a nivel mundial. Es necesario porque aunque se enfoque en un caso relacionado con los opiáceos, se puede derivar del mismo modo con otro tipo de narcóticos, ansiolíticos, antidepresivos, etc.… La mayoría de veces que se trata este tema, se tiende a dar un enfoque en el cual la responsabilidad de los posibles efectos negativos y adictivos, vaya únicamente a parar hacia el consumidor.

El crimen del siglo no solo evidencia lo que es un problema de escala gigantesca, también intenta ahondar en los motivos y en el origen que hay detrás de dicha crisis de drogadicción de Norte América. Como gran parte de los problemas de este siglo, la crisis de los opiáceos está relacionada con la falta de toda forma de ética y moral que se ve en varios sectores del sistema capitalista; al final, todo tiene que ver con el dinero. Es fascinante y espeluznante, como a lo largo de los años se ha permitido el uso de ciertos medicamentos a sabiendas de lo perjudiciales y lo peligrosos que podrían ser para los consumidores.

El crimen del siglo
Foto de HBO España

El mayor cartel del mundo

A veces nos venden la milonga de que casi todos  los narcotraficantes, se asemejan a lo que hemos visto en la ficción y en la no ficción de narcos famosos como Pablo Escobar o el Chapo Guzmán. Lo que pocos te dirán, es que los grandes narcotraficantes del mundo están avalados por las instituciones públicas y forman parte de los sistemas de salud de las principales potencias occidentales. El crimen del siglo pone al verdugo en su sitio y a la víctima en el sitio que la corresponde; no a la inversa, como se ha tratado de dar a entender durante años. El tema de la drogadicción es un tema serio, que cada vez se está convirtiendo en un problema más grave. Millares de personas mueren por sobredosis y se ven consumidas por los efectos adictivos, que algunos de estos medicamentos presentan.

Algo que se ve durante las dos partes que tiene este documental y que es totalmente cierto, es que hay drogas en venta que son mucho más peligrosas y adictivas que la heroína o la cocaína; drogas que a priori están muy mal vistas por la sociedad (y con razón), pero que en cambio estas otras se intenta blanquear y hacerlas ver como totalmente seguras ante el gran público. Era difícil y requería de mucha valentía sacar un documental como El crimen del siglo; dado el poder de las farmacéuticas hoy en día. Es por ello que considero que hay que aplaudir y alentar el visionado de documentales como este.

The Crime of the Century
Fotos de HBO España

Fascinante pero extenso

El crimen del siglo entusiasma por el tema que aborda, pero puede que su duración le haga un flaco favor. Es brillante la investigación que se ha llevado a cabo por parte de la producción del documental y por el propio “The Washinton Post”, pero puede que el formato escogido no haya sido el más adecuado. Estoy convencido de que las personas que tengan un interés previo acerca de este tema lo disfrutaran muchísimo, pero el espectador medio puede que no se sienta del todo atraído. Podría haber funcionado mejor habiéndolo dividido en varios capítulos de menor duración, en vez de hacer dos partes de casi dos horas de duración.

No obstante, El crimen del siglo es un documental que merece mucho la pena ver y que es de total y absoluta actualidad; algo que no parece ser así, ya que no muchas veces se ha hablado de ello en los medios tradicionales (al menos de España). En definitiva, es un documental muy bien realizado y que hace una investigación digna de Pulitzer, pero que se hace bastante largo al durar casi cuatro horas en su totalidad.

El crimen del siglo
Foto de HBO España

Conclusión de ‘El crimen del siglo’

El crimen del siglo es un documental que pone los puntos sobre las íes, en relación con la crisis de los opiáceos en Estados Unidos. Una propuesta verdaderamente fascinante, llevada a cabo junto al “The Washinton Post”.  Es brillante, sorprendente, pero sobre todo audaz, este nuevo documental que presenta para HBO el cineasta Alex Gibney.

El único punto en contra con el que cuenta es su excesiva duración, pero realmente merece la pena ver su visionado completo. Un caso que se puede derivar al de otros medicamentos de consumo diario y del que nadie por parte de las instituciones públicas ha pegado un grito al cielo, para luchar contra ello.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

1 COMENTARIO

  1. Ya vi el documental de El Crimen del Siglo…
    Lo encuentro fascinante ,revelador y trágico…desvela la codicia de las farmacéuticas (Purdue) de la familia Sackler y el congreso americano.
    El tiempo de 2 horas por capítulo no creo que sea problema para verlo…ya que el documental te atrapa y no deja que te despegues del sofá.
    Un documental valiente.
    Lo que más me dio asco aparte de la codicia de la familia Sackler y su empresa Purdue Pharma …..es el Congreso de los EEUU..
    Ahí están los principales culpables por permitir y cambiar leyes a favor de las farmacéuticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí