Crítica del documental Dancer del director Steven Cantor

Dancer es el fascinante documental sobre la vida de uno de los bailarines con más talento de la historia, Sergei Polunin. El director Steven Cantor, ganador del Emmy y nominado al Oscar, sigue toda su vida hasta la actualidad con 27 años, a través de entrevistas e imágenes de archivo junto a otras más recientes que nos servirán para conocer más sobre su pasión por la danza. Dancer explora no solo la vida del propio artista, sino también la de su entorno. Estreno el 19 de Mayo.



Dancer

Crítica de Dancer

Ficha Técnica

Título: Dancer
Título original: Dancer

Reparto:
Sergei Polunin
Jade Hale-Christofi

Año: 2016
Duración: 85 min.
País: Reino Unido
Director: Steven Cantor
Guion: Steven Cantor
Fotografía: Mark Wolf
Música: Ilan Eshkeri
Género: Documental. Ballet
Distribuidor: Karma Films

Tráiler

Donde comprar la película

Dancer [Blu-ray]
  • Karma Films (09/19/2017)
  • Blu-ray, Control parental recomendado
  • Tiempo de ejecución: 85 minutos
  • Documentary, Sergei Polunin
  • Español, Ruso, Inglés

Sinopsis

Con asombrosa fuerza y aplomo, Sergei Polunin irrumpió en el mundo de la danza convirtiéndose en el más joven primer bailarín de la historia del Royal Ballet de Londres. Con 22 años, y en lo más alto de su carrera, abandonó, al borde de la destrucción personal a causa de la fama. Su talento, más que un regalo, fue una auténtica carga para él. Dancer es una mirada sin precedentes a la vida del joven que consiguió que el ballet se hiciera viral, transformando así la imagen que tenemos de la danza clásica.

Premios

  • British Independent Film Awards (BIFA): nominada a mejor documental. 2016
  • Sindicato de Productores (PGA): Nominada a Mejor documental. 2016


De que va

En Dancer descubrimos como Sergei Polunin desde muy pequeño siempre le gusto el deporte, en concreto la gimnasia, y como en el proceso de selección de su escuela de Ucrania para optar entre la gimnasia y el ballet apareció su primera encrucijada, la cual quedó solventada a favor de la segunda opción, puesto que su madre desde un principio reconoció cualidades innatas en él para el ballet.

Con tan solo 11 años Sergei ya sabe lo que es la presión, debido a que toda su familia se volcó con el niño para que fuera un gran bailarín y tuvo que realizar grandes sacrificios para hacer realidad un sueño. El padre marchó a Portugal a trabajar en la construcción para poder costear los gastos del colegio de su hijo, y el peaje que pagó fue no poder verlo en muchos años. Además, la abuela tuvo que salir también fuera del país, rumbo a Grecia, para colaborar en la educación de su nieto trabajando para una familia.

Toda la familia aportó su granito de arena en la carrera de Sergei Polunin. De esta manera consiguieron que Sergei entrara en la prestigiosa escuela de Kiev, y estando allí la madre se entera de una oportunidad para realizar una audición en la Royal Ballet de Londres. Como era de esperar fue seleccionado, y con tan solo trece años y sin saber hablar nada de inglés, “la diversión terminó” para Sergei, según sus propias palabras, para embarcarse en una aventura de sufrimiento y sacrificio. La visa de su madre es denegada por lo que se verá obligada a marchar del Reino Unido y dejar solo a su hijo.

El peso y responsabilidad con su familia

El peso que siente por la gran responsabilidad con su familia y las muchas restricciones impuestas a su vida por la Royal Ballet provocan el comportamiento rebelde de Sergei. Como confiesa en el documental, las abundantes horas de ensayo en estos primeros años están encaminadas a conseguir la perfección, y a la postre el éxito, para así, de esta manera, poder reunir a toda su familia de nuevo. A pesar de estar dotado de un talento único e inigualable, Sergei sentía este talento más como una carga que como un don especial.

Las numerosas dificultades contadas a través de imágenes de árchivo

Las numerosas dificultades con las que se tuvo que enfrentar debido a la rigurosa disciplina del Ballet, y el peso de la fama, llevaron al joven al borde de la autodestrucción. A lo largo del documental vemos una lucha constante entre su amor por la danza y su aversión a las reglas y restricciones impuestas por las instituciones. Una lucha reflejada a veces de forma literal, como la que observamos a través de bellas imágenes filmadas de la pieza Espartaco donde contemplamos como Sergei Polunin es atacado y vencido por las lanzas.

A través de imágenes de archivo desde la edad de 6 años, hasta su época como gimnasta aparecen multitud de entrevistas a familiares, amigos, compañeros de ballet y a él mismo. El director Steven Cantor, ganador del Emmy y nominado al Oscar, nos muestra un emocionante retrato de la vida de Sergei Polunin a través de íntimas imágenes donde presenciamos el ritual de su preparación antes de las actuaciones, profundas y sinceras entrevistas a su familia y compañeros bailarines (Valentino Zucchetti con el que compartió habitación y muy especialmente su mejor amigo Jade Hale-Christofi), que nos ayudarán a una mejor comprensión de la situación en la que se encuentra Sergei en la actualidad y a saber como llegó a estar así, además de transportarnos a ese mundo único de la danza en el que él habita.

Dancer viral en internet

Dancer es una mirada penetrante en la vida de la compleja personalidad de Sergei Polunin, que hizo viral el ballet en internet, mediante una coreografía rodada en Hawai por el fotógrafo y director David LaChapelle (afamado realizador de vídeos musicales para las grandes estrellas) y realizada por su amigo bailarín Jade Hale-Christofi, donde vemos a Sergei bailando sobre la canción Take Me to Church del compositor y cantante irlandés Hozier.

En tan solo dos meses, generó más de diez millones de visitas en YouTube (Video anterior a este párrafo). La otra importante pieza audiovisual con la que podemos disfrutar en el documental es una irrepetible coreografía rodada en el Sadler’s Wells Theatre de Londres como parte del proyecto Polunin, el cual es revelado por primera vez en el film.

Punto y final

Sergei Polunin revolucionario en su manera de bailar, con una imagen subversiva llena de tatuajes por todo el cuerpo, su baile de chico malo cambió la forma de concebir el ballet que se tenía hasta el momento. No hace falta ser un experto en la materia para disfrutar con cada movimiento, pirueta y equilibrio del bailarín. Un brillante documental que fascinará tanto a aficionados de la danza como a neófitos y profanos en la materia.

CALIFICACIÓN: 8/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing….

Eduargil

Mi afición por el séptimo arte y el gusanillo por escribir me llevaron a crear Cinemagavia. El cine, por supuesto, siempre que puedo, en versión original. Licenciado en Periodismo, Community Management, Ventas, Marketing....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *