Crítica de “Familia a la fuerza” dirigida por Emmanuel Gillibert

Emmanuel Gillibert dirige y escribe Familia a la fuerza, inspirándose en su experiencia personal para escribir su guion. En esta película quiere ser un mero observador de la evolución en las relaciones de una familia, en la que él (Arnaud Ducret) se ve obligado a asumir un papel de padre que no lo había pedido y ella (Louise Bourgoin) parece que tiene que manejarlo todo sola. Es una comedia realista y fresca que describe, de una manera divertida, una situación cotidiana en la que todos podemos identificarnos. No ha pasado por salas de cine en España. En filmin se incorporó a su portafolio el 27 de Septiembre, y el próximo 1 de Diciembre se estrenará en Rakuten TV.



Familia a la fuerza

Crítica de Familia a la fuerza

Ficha Técnica

Título: Familia a la fuerza
Título original: Les dents, pipi et au lit

Reparto:
Arnaud Ducret (Antoine)
Louise Bourgoin (Jeanne)
Timéo Bolland (Théo)
Saskia de Melo Dillais (Lou)
Laurent Ferraro (Eric)
Michaël Cohen (Stan)
Colette Kraffe (Mamouschka)
Hervé Masquelier (Papou)
Roby Schinasi (Vincent)
Joana Preiss (Nathalie)
Robert Plagnol (Christian)
Nicolas Ullmann (Thomas)
Joy Esther (Véronique)

Año: 2018
Duración: 105 min.
País: Francia
Director: Emmanuel Gilbert
Guion: Emmanuel Gilbert, Marion Thiéry
Fotografía: Jérôme Alméras
Música: Martin Rappeneau
Género: Comedia
Distribuidor: Sin distribución en cines

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Antoine (Arnaud Ducret), eterno soltero y mujeriego empedernido, no puede esperar para conocer a su nuevo compañero de departamento. Pero en lugar de llegar el director de una agencia de modelos (su sueño), se encuentra con que Jeanne (Louise Bourgoin), una guapa divorciada y madre de dos pequeños monstruos… será su roomie. El mundo y la rutina de Antoine se paran de cabeza; no más fiestas, no más chicas, no más sexo ni sustancias prohibidas. Jeanne no quiere ni puede mudarse, por lo que tendrán que aprender a vivir “Felices los cuatro”.



Ese no sé qué, francés

Desde luego, desde los cortos sabes que no esperas ninguna sorpresa de esta simpática comedia francesa. Los elementos están claramente marcados, es una lucha de dos que se odian, que se amarán después; salpimentado por el asunto de haber dos niños de por medio.

Como siempre, los franceses tienen ese no sé qué para sacar de algo tan trivial y visto, una buena dosis de diversión.

Estereotipos que se aman/odian y… !funcionan!

Tenemos personajes prototípicos muy clásicos, Antoine (Arnaud Ducret), soltero, cuarentón y viviendo en una “adolescencia prolongada” (fiestas, sexo, drogas, y juegos de vídeo) que trabaja (¿dónde si no?) en una agencia de publicidad.

Sus amigos también viven la vida loca y parecen el clan perfecto: hombres divirtiéndose a sus anchas en el juvenil y liberal mundo de hoy en día.

Pero esa especie de nirvana del soltero se ve fragmentada sorpresivamente cuando Thomas, el amigo que comparte el departamento con Antoine (y verdadero dueño del mismo) es transferido a Los Ángeles.

Tu conquista es una… ¿mamá?… ¡Ooops!

Como podemos imaginar, la sorpresa de Antoine al conocer a Jeanne (Louise Bourgoin) no es nada cuando se entera de que se muda con sus dos hijos a su paraíso solteril. Obvio sería decir hacia dónde va a ir la trama… Pero lo que hace a esta película divertida es la manera en la que traza su ruta para contarnos la historia y como va presentando la evolución de los protagonistas para de una manera simpática ir también venciendo nuestras defensas ante la cuasi imposible relación de Jeanne, sus hijos y Antoine.

Familia a la fuerza

La invasión, que comienza como una guerra declarada, irá metiendo de cabeza a Antoine en la “otra cara de la moneda” (Es difícil de creer pero… hay una vida mucho más allá de “esas noches de copas, esas noches locas”…)

Eterno adolescente 

Antoine, conjuga en sí mismo el espíritu del soltero empedernido en su acepción más clásica, mezclándolo con otras características modernas: es machista, egocéntrico y tiene horror a los niños… porque, finalmente, él es un niño.

La abrumadora tarea materna

Jeanne es la típica ama de casa joven, madre, trabajadora, recién divorciada y desesperada. Además, tras su divorcio se encuentra forzada a reiniciar su vida, actividad que ha olvidado por enfocarse a todas las tareas antes mencionadas.

De esa manera, sin pecar de modesta, ni de ñoña, debe luchar con sus demonios actuales mientras transita por las citas que las aplicaciones de buscar parejas le proporcionan, sin atreverse, por otro lado, a sincerarse con sus padres acerca de quién es exactamente Antoine . (¿No vas a querer que después de tu divorcio todos digan que NO tienes a un hombre, verdad?)

Sexy Humor Ligero

Y en esta tesitura en la que los opuestos se atraen, irónicamente la confrontación de la vida loca de Antoine y su desmesurado adolescente interno encuentran una realidad ante los verdaderos niños y esa confrontación hace crecer a Antoine , claro, aunado a su involucración con Jeanne.

Familia a la fuerza

De tal forma, que va a irles transformando, dándoles a cada uno los fragmentos necesarios para hacer andar ese romance, el cual no está exento de equivocaciones; guerrillas, chantajes, y finalmente seducción. Poco a poco irán surgiendo los gags de esta comedia romántica que posee toques de ironía, y sexy humor ligero.

Más cercano que la realidad

Lo más divertido es que todo este embrollo, por más descabellado que parezca, está inspirado en una experiencia real del director Gillibert (no sabemos si el final fue el mismo).

De esta forma, dentro de la trama y la historia subyace ese sabor especial de que en algún momento, esta locura podría ser posible y  tener el clásico “happy end”.

CALIFICACIÓN: 7/10

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace… varios años.

Fabian Quezada Leon

Comunicólogo, fan del cine y la TV, escritor de telenovelas y otros programas y comentarista de entretenimiento desde hace... varios años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This