El Silencio de Otros es un documental escrito y dirigido por Almudena Carracedo y Robert Bahar. Producido por Almodóvar y Esther García, da voz a la silenciada denuncia de los crímenes contra la humanidad cometidos durante el franquismo y la lucha por llevar ante la justicia a sus protagonistas. Ganador del Premio del Público de la Sección Panorama  y el Premio del Cine por la Paz en la Berlinale. Estreno el 16 de Noviembre.



El silencio de otros

Crítica de El silencio de otros

Ficha Técnica

Título: El silencio de otros
Título original: El silencio de otros

Reparto:
María Martín
José María Galante
Carlos Slepoy
Ana Messuti
Maria Servini

Año: 2018
Duración: 95 min.
País: España
Director: Almudena Carracedo, Robert Bahar
Guion: Almudena Carracedo, Robert Bahar
Fotografía: Almudena Carracedo
Música: Leonardo Heiblum, Jacobo Lieberman
Género: Documental
Distribuidor:  BTeam Pictures

Tráiler

Sinopsis

La película da voz a los supervivientes de los crímenes de la dictadura, que, usando el principio de jurisdicción universal, y como consecuencia de la Ley de Amnistía que todavía continúa bloqueando en España las investigaciones de los crímenes relacionados con la dictadura, han llevado su causa hasta Argentina para buscar justicia y reparación antes de que se acabe su tiempo. (BTeam Pictures)

Premios

  • Festival de Berlín: Premio del Público Mejor Documental (Sección Panorama). 2018
  • Premios del Cine Europeo: Nominada a mejor documental. 2018


Cambia rigor periodístico por nombres propios

El documental habla de historia reciente, y, al ser así, se echan en falta algunos datos. Hay atisbos de documentos y fechas, pero todo bastante vago. A pesar de ello, no pierde un ápice de veracidad y cubre esta carencia con nombres propios, personas y sus testimonios.

El silencio de otros

Evidencia que lo primordial no es la sobriedad, sino la crítica social. La forma en la que los protagonistas dan la cara y luchan por su causa contra toda adversidad, hacen que entres en su conflicto casi sin darte cuenta. La implicación del documental en el seguimiento de las querellas y todo el proceso pone de manifiesto su objetivo. Que no es otro que este.

El pasado no puede borrarse sin más

El Silencio de Otros no es más que una súplica a la justicia. Es un grito de socorro y un lloro desesperado. Además de eso, un intento de avivar los sentimientos ocultos, enterrados, de los españoles coetáneos a este proceso, de enseñar a otros la dudosa moral de lo ocurrido y de mostrar a todos los secretos a voces de los años más pantanosos del país.

Entre toda la oscuridad, nos enseña un poco de luz. A cambio, nos pide lucha. Que luchemos. Que seamos voz y que no olvidemos.

Para reflexionar

Es curioso el impacto que tuvo el documental en la Berlinale. En Alemania, tierra de barbaries. Y sin embargo, en nosotros, los más cercanos a todo el conflicto, no tiene un efecto ni parecido. Acongoja ver la reacción de los mayores en la sala: lágrimas y sollozos, un palpable dolor y recuerdos rotos.

El silencio de otros

En comparación, a pesar de que se trata un tema del que somos perfectamente conscientes, probablemente, nunca nos lo hemos planteado como una realidad no tan lejana. Como que, si hubiésemos nacido unos años antes, podríamos ser nosotros los que aún yaciésemos en una cuneta, sin reconocimiento, sin descanso ni paz. Sin un final. Y que fuesen nuestros padres, hermanos y parejas, los que hoy, estuvieran en las pantallas de algunos cines pidiendo algo tan humano como los restos de sus seres queridos que fueron asesinados sin más motivo que su forma de pensar.

Conclusión

Carracedo y Bahar rompen el estigma de “otra película española, otra película sobre la Guerra Civil”, para dar a conocer fuera de nuestras fronteras lo que aún hoy son consecuencias del franquismo. Y para brindarnos a nosotros la posibilidad de dar un paso hacia adelante y unirnos a la batalla vital de muchos otros que pronto no podrán parar. Y mucho menos silenciar.

CALIFICACIÓN : 7.5/10

Nuestra valoración
Valoración de nuestros lectores
[Total: 0 Media: 0]
Rafael Fernández

19 años he tardado en darme cuenta de que quiero dedicarme al cine. Ahora no desperdicio ni un segundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here