Insatiable, la nueva serie juvenil de Netflix, ha dado mucho de qué hablar. Las críticas que ha recibido son demoledoras, pero, ¿es tan mala como dicen?

A continuación comentamos qué nos ha parecido su primera temporada.



Insatiable

Crítica de Insatiable

Ficha Técnica

Título: Insatiable
Título original: Insatiable

Reparto:
Debby Ryan (Patty Bladell)
Dallas Roberts (Bob Armstrong)
Christopher Gorham (Bob Barnard)
Alyssa Milano (Coralee Armstrong)
Kimmy Shields (Nonnie Thompson)
Michael Provost (Brick Armstrong)
Erinn Westbrook (Magnolia Barnard)
Sarah Colonna (Angie Bladell)
Irene Choi (Dixie Sinclair)
Arden Myrin (Regina Sinclair)
Daniel Kang (Donald Choi)
James Lastovic (Christian Keene)
Michael Ian Black (Pastor Mike)
Carly Hughes (Etta Mae Barnard)
Jordan Gelber (Sheriff Hank Thompson)
Ashley D. Kelley (Dee Marshall)
Beverly D’Angelo (Stella Rose Buckley)
Chloe Bridges (Roxy)
Brett Rice (Robert Armstrong)
Ariana Guerra (Alicia)
Brooke Jaye Taylor (AA Chip Person)

Año: 2018
Duración: 45 min.
País: Estados Unidos
Director: Lauren Gussis (Creator), Andrew Fleming, Maggie Kiley, Lev L. Spiro, Brian Dannelly, Steven K. Tsuchida, Elodie Keene
Guion: Lauren Gussis, Jace Richdale, Danielle Hoover, David Monahan, Kari Drake, Craig Chester, Tim Schlattmann
Fotografía: Walt Fraser, Alexander Gruszynski
Música: Julian Wass
Género: Comedia. Drama
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Insatiable se centra en la venganza de la protagonista, Patty, hacía aquellos que alguna vez la han hecho sentir mal debido a su peso. De repente, la joven se vuelve delgada y esbelta lo que cambia la percepción de la gente hacia ella. Pero, Patty no lo olvida ni perdona y se quiere tomar la justicia por su mano. Para ello, contrata a un abogado civil deshonrado e insatisfecho que se ha convertido en un experto entrenador de belleza. Este abogado, Bob, ve un gran potencial en la adolescente y, con ayuda de su mujer, la introducen en el mundo de los certámenes de belleza. Patty, quiere llegar mucho más lejos de lo que Bob y su esposa pensaban. (Sensacine)



Otra serie polémica

Insatiable, al igual que ocurría recientemente con “Heathers” (serie, y película, a la que ésta lanza algún que otro guiño), llegó precedida por una tonta polémica que la acusaba de gordofóbica, ya que su trama giraba, supuestamente, alrededor de una chica con sobrepeso que sufría ‘bullying’ y que, tras perder muchos kilos (30, si no recuerdo mal), regresaba cual cisne vengador decidido a plantar cara a una sociedad que la había martirizado.

Y digo lo de supuestamente porque, una vez vistos los doce capítulos que componen esta primera entrega (a la espera de una segunda que todavía no ha sido confirmada), he de señalar que la trama no es exactamente la descrita (sí, la serie ha sido publicitada de manera torticera, para nuestra desgracia).

Insatiable

También quiero dejar claro que todas las críticas que ha recibido (al margen de su calidad, claro; porque desde ya aviso que estamos ante un truño de los que hacen historia) me parecen injustas (más aún si tenemos en cuenta que se hicieron tomando como referencia un tráiler y una sinopsis no demasiado detallistas) y 100% ridículas.

Patty y Bob / Bob y Patty

Pero, hablemos algo más de la serie y, sobre todo, de sus dos grandes protagonistas.

Por un lado tenemos a Patty (Debby Ryan), una chica humillada por sus compañeros de clase a causa de su obesidad. Obesidad que desaparece tras un encontronazo con un vagabundo que acaba con la joven malherida y sin poder comer nada sólido durante meses, lo que provoca que pierda una importante cantidad de kilos.

Por otro está el amanerado Bob (Dallas Roberts), un ex-‘coach’ de mises (¡!) obligado a dejar su trabajo (ahora ejerce como abogado) tras ser acusado injustamente de acoso por Regina (Arden Myrin), la madre de una de sus pupilas, Dixie (Irene Choi).

Insatiable

Las vidas de ambos se cruzan cuando la primera tiene que recurrir al segundo tras ser denunciada por el vagabundo con el que se peleó. Vidas que seguirán unidas tras decidir ella que va a canalizar su ira participando en distintos concursos de belleza. Concursos de belleza que podrían devolver a él la gloria perdida (y hacer desaparecer, ya de paso, esa mala fama que le persigue).

Otros personajes relevantes

Sarah Colonna y Kimmy Shields interpretan a la madre y a la mejor amiga, respectivamente, de Patty.

Alyssa Milano, como la mujer de Bob, Christopher Gorham, como el archienemigo de éste, y Beverly D’Angelo, como ex–mentora, completan el reparto.

Una serie que no encuentra su voz

Insatiable no es una comedia negra juvenil (The CW, canal juvenil por antonomasia, tenía previsto haberla emitido en un principio, pero decidió pasar de ella y fue Netflix quien decidió recuperarla). Ni siquiera la catalogaría como serie de institutos (por mucho que buena parte de su acción se desarrolle allí o tenga como piezas fundamentales dentro de sus distintas tramas a varios jovenzuelos).

Insatiable

Insatiable mezcla drama y comedia sin mucha fortuna, sentido o gracia. Es una serie que trata de provocar exponiendo, en tono cómico, distintos problemas (desde las adicciones al alcohol o las drogas hasta, claro, todo lo que tiene que ver con la apariencia física; temas que trata desde un prisma satírico que, en ninguno de los casos, termina de funcionar; bien porque el humor elegido acaba resultando más raruno que otra cosa; bien porque las incoherencias campan a sus anchas chafando toda posible crítica o parodia) y dilemas (la identidad sexual o la pérdida de la virginidad, por ejemplo) que afectan a nuestra sociedad. Pero nada funciona en ella. Todo está fuera de lugar (el tono, las actuaciones, el guión…).

Conclusión

Insatiable es un desastre mayúsculo a todos los niveles.

Lo mejor: Arden Myrin e Irene Choi, las únicas intérpretes que parecen saber con qué tipo de comedia están lidiando. También su poco convencional desenlace.

Lo peor: Las actuaciones (Dallas Roberts emula constantemente a John Ritter; Debby Ryan lleva incorporados todos esos tics tan molestos vistos en las irritantes series infantiles del Disney Channel), los personajes (imposible empatizar con ellos; da igual que sean buenos, malos o peores, ninguno despertó mis simpatías; nuestra protagonista, una mala pécora de tomo y lomo, se lleva la palma), la trama (dispersa e incoherente), el tono (su mezcla de humor negro, muy mal presentado, y drama lacrimógeno, metido con calzador, no funciona), su duración (unos muy descompensados 40 minutos por capítulo) o el insufrible uso (y abuso) de la voz en off. Insatiable es, y de lejos, la peor serie que hasta el momento nos ha ofrecido Netflix.

CALIFICACIÓN: 2/10

Nuestra valoración
Valoración de nuestros lectores
[Total: 29 Media: 2.9]

Fan fatal del cine, la música ‘indie’, los cómics de superhéroes y el manga.

Adicto a la cultura pop.

Veo series por encima de mis posibilidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here