La película Venom vuelve a la gran pantalla de mano de Ruben Fleischer. Tras la aparición en “Spider-Man 3” como uno de los grandes rivales del hombre araña de Tobey Maguire, esta vez dejamos a Peter Parker para adentrarnos en un universo totalmente renovado. Tom Hardy, nominado a los premios de la Academia por El renacido, es el encargado de meterse en la piel del reportero Eddie Brock, o lo que es lo mismo, el encargado de llevar dentro de él a Venom. Junto a él completan el reparto nombres reconocidos en el séptimo arte como Michelle Williams – nominada al Oscar por películas como “Mi semana con Marilyn” o “Manchester frente al mar“- y Riz Ahmed, conocido por “Rogue One: Una historia de Star Wars“. Estreno el 5 de Octubre.



Venom

Crítica de la película Venom

Ficha Técnica

Título: Venom
Título original: Venom
Reparto:
Tom Hardy (Eddie Brock / Venom)
Michelle Williams (Anne Weying)
Jenny Slate (Dr. Dora Skirth)
Riz Ahmed (Carlton Drake / Riot)
Michelle Lee (Donna Diego)
Sope Aluko (Dr. Rosie Collins)
Reid Scott (Dr. Dan Lewis)
Sam Medina (Chantajista/Matón)
Scott Haz (Jefe de Seguridad Roland Treece)
Año: 2018
Duración: 112 min.
País: Estados Unidos
Director: Ruben Fleischer
Guion: Scott Rosenberg, Jeff Pinkner, Kelly Marcel y Will Beall
Cinematografía: Matthew Libatique
Música: Ludwig Göransson
Género: Ciencia ficción. Acción.
Distribuidor: Sony Pictures

Filmaffinity

IMDB

Tráiler

Sinopsis

Venom nos presenta por primera vez la historia en solitario de uno de los villanos más iconicos de Marvel. El film se centra en Eddie Brock (Tom Hardy), un reportero de gran éxito que se topa en su camino con Fundación Vida. Esta organización, dirigida por Carlton Drake (Riz Ahmed), esconde pruebas de vida extraterrestre muy peligrosas. Las pruebas y la obsesión de ir más allá, provocará que uno de estos seres consiga liberarse y busque a su huésped.



Sobredosis de superhéroes

Durante los últimos años el género de personajes heroicos, en especial venidos de Marvel, se está haciendo costumbre. En este 2018 se ha podido percibir una sobrecarga de este tipo de estrenos: “Vengadores: Infinity War“, “Black Panther“, “Deadpool 2“, “Ant-Man y la Avispa” son algunos de los ejemplos de cómo Disney ha seguido explotando una de sus mayores gallinas de oro. ¿El problema? La dificultad de buscar la originalidad y el desgaste. El principal problema de la película Venom viene a partir de estos inconvenientes dentro del propio género: parece algo que ya hemos visto.

Venom

El film protagonizado por Tom Hardy ha elegido un carácter más desenfadado y ácido, que previamente funcionó con otros títulos como “Guardianes de la Galaxia” o “Deadpool“, inclusive, alguna parte de la saga X-Men, pero en esta ocasión, se puede percibir que se ha hecho a propósito lo que crea que chirríe a lo largo de todo el film, no obteniendo el resultado esperado y hace aguas su carácter cómico por el exceso de ello. Jugar con el gamberrismo en el cine suele ser una fórmula que da muchísimas opciones a la hora de crear un mecanismo de creatividad, pero al igual que pasó con “Escuadrón Suicida“, se ejecuta mal en este film.

Un protagonista que brilla solo

Tom Hardy es uno de los actores de acción mejor valorados en la actualidad y no es para menos. El británico ha estado envuelto en proyectos de gran envergadura en este género como “El caballero oscuro: La leyenda renace“, “Mad Max: Furia en la carretera” o de menor impacto: “Locke“. Por esta razón, una de las principales bazas positivas de este proyecto es el propio Hardy. El actor consigue hacer suyo a Eddie Brock, tras terminar el film no te imaginas otro intérprete que pueda dar vida a este periodista ácido. La manera en la que se mimetiza con la personalidad seductora, burlesca pero ingenua hace que sin duda, se pueda decir que es lo mejor que hay en la cinta.

Venom

Desgraciadamente, es un actor que brilla, si, pero él solo. Sus partenaires no están a la altura y el peso del film recae totalmente en Hardy. Incluso el intento de interés amoroso en Williams no termina de cuajar, y no por falta de química, sino por un guion que no ayuda a que tengan una conexión. Este tipo de debilidades hace que las relaciones artísticas entre los distintos personajes no fluya y solamente se convierta en una mezcla irregular. Eso no quita que haya que aplaudir la función de su protagonista, que hace que sí haya momentazos y eso le engrandece en su propio trabajo. Una vez más, Tom Hardy se consolida como héroe de acción.

¿Demasiada Venom-media?

Entrando en materia, a nivel de guion, la película hace aguas por el exceso de humor que hay en el desarrollo de la historia. La falta de complejidad y del análisis de la problemática, hace que se quede en un plano superficial que hace que no se creé una relación de simbiosis (valga la redundancia) entre el espectador y la historia. Esa falta de conexión deja en el escaparate los principales errores que se pueden encontrar. Para no repetirse, se concluye en que se hace una comedia demasiado fácil y le falta la chispa que otros títulos como “Deadpool” sí consiguieron. Rompiendo una lanza a su favor, ese tono distendido hace que no se vuelva tediosa en ningún momento y haya un clímax distendido. No te la tomas en serio, pero tampoco lo pasas mal.

Venom

Analizando el género de acción y ciencia ficción, han sabido resolver la ausencia del Hombre Araña en la película y buscar un motivo que desencadene lo que vemos en pantalla. Por lo cual, ha sido un acierto ver cómo se encadenan los acontecimientos durante el principio del film, algo que va menguando a pasos agigantados hasta terminar en un desenlace que deja bastante que desear y es muy flojo, sobre todo tal y como empieza la historia. Parece que la resolución se decidió en último momento y se hace rápido. Y como el amor, es mejor “a fuego lento”.

Nivel técnico superior

La imagen a nivel técnico se ha podido ver una gran mejora, lo que deja claro el avance digital que estamos viviendo en nuestros días. Este universo distópico de simbiontes está creado de una forma realista y atractiva. El propio Venom está muy bien conseguido, lo que ayuda a la hora de crear una ambientación espacio-temporal apropiada a lo que se está viendo en pantalla. No se puede decir que a nivel técnico haya habido errores, ya que se ve el cuidado con el que se ha preparado este proyecto.

Los colores y la ambientación también son un punto muy positivo. Esa atmósfera oscura se podría haber aprovechado más, ya que nos transporta a una ciudad americana con magnetismo propio. Los bajos fondos, con el contraste de la alta tecnología, pero nunca se olvida ese factor de oscuridad que refleja a la perfección la personalidad y la esencia del film.

Conclusión

Una gran oportunidad perdida, así podría resumirse esta película. Venom era un proyecto que llevaba mucho tiempo en espera, con Tom Hardy al mando, se convirtió en uno de los estrenos más esperados de 2018. Tristemente, tenía todos los ingredientes para ser un nuevo éxito en el que crítica, espectáculo y público coincidían, pero no ha sido así.

Un film entretenido que se convierte en “otra película americana de superhéroes”, que no marca ni un antes y un después en la industria. No habrá resaca para la película Venom, pero quién sabe si podrían aprender de los errores que han cometido en esta primera parte. Tal vez sea la oportunidad de crear un universo más oscuro y alejarse del tono más blanco que se presenta en la factoría Marvel de Disney.

Si quieres conocer otra opinión de esta película dirígete AQUÍ

CALIFICACIÓN: 5/10

Reportaje de la película Venom en Días de Cine TVE

Nuestra valoración
Valoración de nuestros lectores
[Total: 1 Media: 1]

Comunicólogo por la UCM. Proyecto de director de cine. Como diría Elizabeth Taylor: “Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here