Curon es una serie italiana de intriga, con elementos fantásticos, creada por Ezio Abbate (Suburra, Devils), Ivano Fachin, Giovanni Galassi y Tommaso Matano. Se compone de 7 capítulos de duración entre 41-51 minutos y cuenta con la dirección de Fabio Mollo, que dirige los 4 primeros, y Lyda Patitucci, que se encarga de los 3 últimos. El argumento gira en torno a dos hermanos gemelos con carácter opuesto, que regresan a su pueblo natal y descubren que se ha convertido en un lugar lleno de secretos, mientras buscan a su madre desaparecida.

Está protagonizada por Valeria Bilello, Maximilian Dirr, Anna Ferzetti, Luca Lionello, Max Malatesta, Margherita Morchio, Federico Russo, Alessandro Tedeschi, Juju Di Domenico y Giulio Brizzi. La serie está distribuida por Netflix y se estrenó en España el día 10 de junio de 2020.



Crítica de ‘Curon’

Ficha Técnica

Título: Curon
Título original: Curon

Reparto:
Valeria Bilello (Anna (2020))
Maximilian Dirr (Don Luigi (2020))
Anna Ferzetti (Klara (2020))
Luca Lionello (Thomas (2020))
Max Malatesta (Ober (2020))
Margherita Morchio (Daria (2020))
Federico Russo (Mauro (2020))
Alessandro Tedeschi (Albert (2020))

Año: 2020
Duración: 45 min.
País: Italia
Director: Ezio Abbate (Creador), Ivano Fachin (Creador), Giovanni Galassi (Creador), Tommaso Matano (Creador), Fabio Mollo, Lyda Patitucci
Guion: Ezio Abbate, Ivano Fachin, Giovanni Galassi, Tommaso Matano
Fotografía: Benjamin Maier
Música: Giorgio Giampà, Ginevra Nervi, Carmelo Emanuele Patti
Género: Thriller. Fantástico
Distribuidor: Netflix

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Curon’

Sinopsis

17 años después de los trágicos acontecimientos que la obligaron a irse, una mujer regresa a Curon con sus hijos gemelos. Sin embargo, pronto descubren que el pueblo está maldito: cuando suenan las campanas de la antigua iglesia, emergen sentimientos reprimidos. (Netflix)

Donde se puede ver la serie



Que no te engañen, ‘Curon’ no es una serie de terror

Todos los amantes del cine de género nos pusimos a fregarnos las manos cuando se presentó el trailer de la serie italiana Curon. Su atmósfera de terror gótica, combinada con un emplazamiento perfecto, hacían presagiar una buena dosis de horror que, tras visionar la serie, brilla por su ausencia. Es fácil darse cuenta desde los primeros minutos que estamos ante un producto juvenil y comercial, con interpretaciones mediocres y pocas intenciones de exprimir el suspense. Pero igualmente uno espera que con el paso de los capítulos la cosa mejore y, al menos, se hilvane una trama interesante que pueda compensar sus carencias. Spoiler: no sucede.

Por desgracia, Curon no es una serie de terror. Se asemeja mucho más a una telenovela de media tarde enfocada hacia un público adolescente, carpetero y poco exigente. Se intenta aderezar con algunos elementos fantásticos para crear algo de tensión dramática. Spoiler: no lo consigue. Más allá de lo atractiva que resulta la imagen icónica del campanario sumergido en un lago artificial, el trabajo de los directores para generar un mínimo de intriga resulta nulo. Y es que los creadores de esta serie están más preocupados en tejer las relaciones sentimentales entre unos protagonistas carentes de todo carisma, relaciones tan apasionantes como mirar el gotelé de una pared.

Curon
Fotos de Netflix

El mito del doppelgänger

Curon es posiblemente la mayor decepción de esta temporada y eso que ya llevamos unas cuantas entre los estrenos de las plataformas digitales. Se podría entender como un símbolo de la infantilización absurda que está sufriendo en los últimos años el género fantástico. Un cuento gótico con maldiciones ancestrales y doppelgängers asesinos que aparecen espontáneamente para sustituirte con tus pensamientos más atrevidos y oscuros, merecía un tratamiento más adulto o, al menos, una historia mejor contada que explorase las posibilidades de ese universo de folk horror planteado en la escena del ritual de máscaras.

Nada de eso. Curon se empeña en despreciar todo lo que podría hacerla única. Durante los siete episodios que dura (gracias a Dios que son pocos), ni se profundiza en la maldición que asola el pueblo, ni se dan explicaciones coherentes a nada de lo que sucede, ni se aprovecha la leyenda mitológica que rodea el aspecto psicológico del doble. Todo se reduce a un rancio intercambio de parejas y unos diálogos insípidos como un huevo sin sal.

Ni siquiera remonta el vuelo durante su desenlace (el dron que se cae al agua en el primer capítulo ya vaticina el descalabro). Con la opción a una nueva temporada en el horizonte, Curon quiere jugar en la liga de Nosotros (Us) de Jordan Peele, pero con la categoría de un equipo de regional. Pierde por goleada. Durante el episodio final suenan (por capricho y sin venir a cuento, como todo lo que sucede en la serie) dos temazos, el Machine Gun de Portishead y el On The Nature Of Daylight de Max Richter (que ya utilizó Denis Villeneuve en esa obra de ciencia-ficción adulta titulada La Llegada). Tengo que confesar que fue lo único que impidió que no me quedase frito mientra la veía desde el sofá.

Curon
Fotos de Netflix

Listado de episodios

La serie italiana Curon se compone de 7 episodios de 41-51 minutos cada uno.

Conclusión de la serie ‘Curon’

La serie italiana Curon es un drama juvenil con elementos sobrenaturales, más cercano a la telenovela que al terror o el suspense. Creada por Ezio Abbate, Ivano Fachin, Giovanni Galassi y Tommaso Matano, busca diseñar toda una mitología ancestral arraigada a la maldición existente sobre un pueblo que se encuentra sumergido en un lago artificial y del que tan solo sobresale la torre del campanario.

Hubiera podido ser el escenario perfecto para profundizar en la propuesta que hace sobre el mito del doppelgänger, así como todas sus implicaciones psicológicas. Por desgracia, Curon prefiere centrarse en relaciones sentimentales que poco nos importan, así como en infantilizar todo su imaginario fantástico lleno de referencias a la literatura y el cine de género.

Da rabia que todos los personajes oculten información de manera absurda con el único objetivo de crear conflictos de manera artificial. El guion está lleno de agujeros, trampas e incongruencias que más que generar intriga, provocan hastío y aburrimiento. En definitiva, Curon es una serie terriblemente decepcionante que sacará de quicio a los amantes del cine de terror. Si como parece, sus creadores se atreven a realizar una segunda temporada, conmigo que no cuenten.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí