Da 5 Bloods: Hermanos de armas es uno de los estrenos más esperados de Netflix para este año. Se trata de la nueva película de Spike Lee, cuya temática gira alrededor de la participación de soldados afroamericanos en la Guerra de Vietnam. Entre los actores destacan Delroy Lindo (Las normas de la casa de la sidra, La última fortaleza), Clark Peters (El benefactor, The wire), Jonathan Majors (Nación cautiva, White boy Rick) y Chadwick Boseman (Black panther, I feel good: la historia de James Brown). En primera instancia su estreno estaba previsto para el Festival de Cannes, finalmente suspendido por el Covid-19. Netflix la estrena mundialmente el 12 de Junio. Puedes leer AQUÍ otra crítica realizada por Cinemagavia de esta película.



Da 5 Bloods Hermanos de armas

Crítica de ‘Da 5 Bloods: Hermanos de armas’

Ficha Técnica

Título: Da 5 Bloods: Hermanos de armas
Título original: Da 5 Bloods

Reparto:
Delroy Lindo (Paul)
Jonathan Majors (David)
Clarke Peters (Otis)
Norm Lewis (Eddie)
Isiah Whitlock Jr. (Melvin)

Año: 2020
Duración: 154 min
País: Estados Unidos
Dirección: Spike Lee
Guion: Spike Lee y Kevin Willmott
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Música: Terence Blanchard
Género: Bélico
Distribución: Netflix

Filmaffinity

IMDb

Tráiler de ‘Da 5 Bloods: Hermanos de armas’

Sinopsis de ‘Da 5 Bloods: Hermanos de armas’

Da 5 Bloods: Hermanos de armas nos presente a cuatro veteranos afroamericanos que regresan a Vietnam años después de la guerra en busca de los restos del líder de su escuadrón y un montón de oro enterrado. (NETFLIX).



Da 5 Bloods Hermanos de armas
Foto de Netflix

Nos vemos en Vietnam

Hay expectación por ver la incursión de Spike Lee en un terreno todavía tan controvertido en EE.UU como Vietnam. La visión innovadora de Da 5 Bloods: Hermanos de armas es que la trama es vista desde la perspectiva de cuatro veteranos afroamericanos. Del mismo modo que con Miracle at St. Anna (2008) pretendía mostrar y reivindicar el papel de los soldados de raza negra en la II Guerra Mundial, ahora Spike Lee pretende hacer algo similar con Vietnam.

La premisa de Da 5 Bloods parte de la decisión de cuatro ex combatientes de volver a Vietnam para recoger el cadáver del jefe de su escuadrón, enterrado allí, y traerlo de vuelta a Estados Unidos para enterrarlo en el cementerio de Arlinton. Y de paso llevarse un tesoro de lingotes de oro que yace junto él. Así pues, unos ya envejecidos Otis (Clark Peters), Paul ,(Delroy Lindo), Eddie (Norm Lewis) y Melvin (Isaiah Whitlock Jr.) se reencuentran en el país asiático para su peculiar tarea. Por cierto se usan flashbacks, pero sin software de envejecimiento. Solo maquillaje.

En los primeros compases de Da 5 Bloods vemos una fase de toma de contacto, donde los viejos compadres tendrán que volver a reconocerse entre sí. Ver como han digerido sus fantasmas durante todos estos años, y comprobar si siguen siendo los mismos. También tendrán otro reencuentro. Con el propio Vietnam. El lugar infernal que los marcó y aún anida dentro de ellos. Nosotros, mientras tanto, nos encontramos con un tono relativamente ligero, con preponderancia de los diálogos sobre la acción y algún toque de comedia. Spike Lee, no obstante, va diseminando turbiedad por aquí y por allá.

Foto de Netflix

Los hermanos

Un tanto que puede apuntarse Da 5 Bloods: Hermanos de armas es el alto nivel de sus interpretaciones y el cuidadoso dibujo de algunos de sus personajes. Paul es el que más fantasmas lleva consigo y eso le hace estar paranoico y confuso. Lo que a su vez lo convierte en un tipo lleno de crispación y de odio. Admira a Donald Trump, sufre episodios de cólera y está roto por dentro. Otis es algo así como el cabecilla de este cuarteto y tiene aparentemente la mente más serena.

Lo que no quita para que tenga que recurrir a la oxicodona y encontrar la fuerza necesaria para volver a ver a Le y Lan, una antigua prostituta vietnamita con la que tuvo una relación. A Eddie parece que le van bien las cosas, tiene bastante dinero y es el que está pagando el viaje. A partir de aquí el dibujo decrece y los demás personajes son más esquemáticos y con menos peso específico. Con una sorprendente excepción: David (Jonathan Majors), el hijo de Paul que los ha seguido en secreto.

Delroy Lindo da un auténtico recital como Paul. Su actuación transmite dolor, rabia, la expresión de un hombre desnortado que lleva demasiado peso sobre sus hombros. Una de las mejores actuaciones de lo que llevamos de año. Jonathan Majors da una buena réplica en el papel de su hijo, creándose una tensísima relación entre ambos que Spike Lee aprovecha a la perfección. Carl Peters es el término medio, vadea entre el dolor y una mayor lucidez. Otis, su personaje, es también complejo pero más cerebral. Está actuado de forma bastante meritoria.

Da 5 Bloods Hermanos de armas
Foto de Netflix

Cruce de géneros

Da 5 Bloods: Hermanos de armas genéricamente puede adscribirse al género bélico, pero en realidad hay una amalgama de tonos y matices. A veces reflexiona sobre la amistad, la guerra y un poco sobre la actualidad, en conversaciones con apuntes de comedia dramática y cierta chispa. En los flasbacks donde se recuerda el paso por Vietnam de los cuatro amigos, la película abrazo el estilo bélico propiamente dicho. Esta parte está rodada de forma especial, usando la fotografía con un grano más grueso y variando de factura.

La trama de los lingotes de oro da momentáneamente una pátina de aventuras que recuerda a «El tesoro de Sierra Madre» (1948). También se puede añadir un aspecto vehementemente dramático cuando los fantasmas de los cuatro soldados afloran de forma descarnada. Es interesante, de nuevo, el personaje de Paul, cuyo caos interno hace que se enfrente de forma delirante a sus amigos y tenga una relación con su hijo de gran fuerza emocional.

Es precisamente cuando Spike Lee aborda los dolores y pesares más íntimos cuando Da 5 bloods da mejores resultados. Como no podía ser de otra forma, hay una vertiente moral y política en la que Lee se mueve como pez en el agua, pero que aparece subrayada de una manera demasiado evidente y, a veces con calzador. Toda esta compilación de géneros hace que ocasionalmente el espectador se sienta fuera de juego y no acabe de hacer pie. En este sentido el guion acusa cierta disipación.

Foto de Netflix

Ética y estética

Merece un apartado propio la aproximación moral y política a Da 5 Bloods: Hermanos de armas. Sobre todo estando Spike Lee de por medio. Entre los temas que se batallan está la reivindicación de los soldados afroamericanos en Vietnam. Enviados en mayor proporción, y siempre en primera línea, mientras sus líderes morales (Malcolm X y Luther King) eran asesinados. Hay una enmienda a la plana a la Guerra de Vietnam en sí, cuyas heridas aún están tiernas en algunos casos. Además de haber sido una guerra moralmente injusta. El personaje de Norman (Chadwick Boseman), el fallecido jefe de escuadrón, actuará de referente ético en la cabeza de todos.

Tampoco faltan referencias a la actualidad, con numerosas menciones a Trump y su «Make America Great Again». El fondo es irreprochable y las denuncias son en su mayoría sensatas y justas. El problema es que se plasman con una forma de trazo grueso, paternalista y subrayada. Teledirigiendo demasiado al espectador y no dejándole mucho espacio a la reflexión. Hay discursos mirando a cámara, insertos repentinos de imágenes reales y un tono demasiado enfático. No obstante, la indignante muerte de George Floyd hace que Da 5 Bloods cobre una nueva significación.

A cada personaje de la historia negra que se menciona (Muhammad Alí, Edwin Moses…) le corresponde un fugaz inserto fotográfico, lo que es un poco artificioso. Insisto, ojo, en que esto no desacredita las ideas que se defienden. Sin embargo la espontaneidad y naturalismo de, p ej, Haz lo que debas parece que se han quedado por el camino. La filmación en sí es buena. La fotografía es excelente, las escenas de acción dan el pego (incluyendo algún momento algo gore) y Spike Lee consigue momentos de altura.

Da 5 Bloods Hermanos de armas
Foto de Netflix

Conclusión

Da 5 Bloods: Hermanos de armas tiene momentos realmente interesantes e intensos, aunque demasiado diseminados como para ser una película consistente. A su favor juegan unas buenas actuaciones, y la sensata idea de reparación moral de un colectivo castigado también en Vietnam. Por no mencionar la tristísima coincidencia con sucesos actuales. Sin embargo la forma de canalizar las ideas es demasiado enfática y discursiva, siendo muy paternalista con el espectador. No estará entre lo mejor de Spike Lee, pero sus incondicionales  disfrutarán.

Reportaje de Da 5 Bloods: Hermanos de armas en Días de Cine TVE

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí