Teatro Lara representa Dados, de la compañía Ventrículo Veloz, con motivo de la celebración del Orgullo LGBTQ+ de 2022. Esta obra escrita y dirigida por José Padilla ganó el Premio Max al mejor espectáculo juvenil. No obstante, esta pieza también está orientada hacia los adultos, para comprender una realidad como la transexualidad en nuestros adolescentes. Protagonizada por Almudena Puyo y Juan Blanco, también fue nominada en la primera edición de los Premios Cinemagavia a mejor actriz para Puyo. Por tanto, este espectáculo sigue siendo todo un éxito de público y crítica. Se puede disfrutar hasta el 26 de junio en la Sala Lola Membrives en el Teatro Lara.



Dados

Crítica de 'Dados'

Ficha Técnica

Título: Dados
Título original: Dados

Reparto:
Almudena Puyo
Juan Blanco

Duración: 60 min. apróx.
Dirección: José Padilla
Dramaturgia: José Padilla
Idea original: Ventrículo Veloz
Producción ejecutiva:
Verónica Pérez y Cristóbal Suárez
Coreógrafo:
Edu Cárcamo
Iluminación:
Juanjo Llorens
Diseño de sonido:
Sandra Vicente
Técnico de iluminación y sonido:
Libe Aranburuzabala
Fotografía:
Stephen W. Thomson
Vídeo:
Belén Astorqui
Voz en off:
Jaime Lorente
Agradecimientos:
Abril Zamora y Fundación Daniel
Producción: Ventrículo Veloz

Tráiler de 'Dados'

Sinopsis de 'Dados'

X es un adolescente que trabaja en una tienda de cómics y juegos de rol. Cuando llega la noche y echa el cierre, se instala en un rincón de la tienda y graba un podcast de forma anónima. Ni siquiera el dueño de la tienda sabe que lo hace. Nadie sabe quién es X.

…¡Muy buenas noches, amigos y amigas de “Llámalo X”, vuestro podcast predilecto sobre los juegos de mesa en general y de rol en particular! Con motivo de la descarga número 100 y de los primeros 20 suscriptores, hoy voy a proponeros algo muy especial: una partida de rol en vivo…

Una noche, después de cerrar, X se dispone a grabar su podcast cuando de pronto aparece un tipo más mayor que necesita comprar un regalo para su novia, caso como una cuestión de vida o muerte. El tipo se hace llamar Y. A medida que avanza la conversación, X e Y comprueban que tienen más en común de lo que parece, hasta el punto de que terminan jugando una partida de rol que será crucial para ambos.

Dados es una historia que, a través de la comedia, narra las dificultades de ser adolescente, dificultades que se incrementan si, además de adolescente, eres trans*. Muchas de estas trabas no crecen por el cambio de género en sí, sino por sentirse rechazado. Este rechazo se debe en la mayor parte de los casos al desconocimiento absoluto acerca de esta condición y a las fábulas que la rodean. También se le suman la vergüenza y los sentimientos de culpa que les genera la sociedad ante esta situación. ‘X’ e ‘Y’ no son una excepción en este viaje, sin embargo, se harán más fuertes a lo largo de esta noche. (TEATRO LARA). 



Dados
Foto de Ventrículo Veloz

Un encuentro fortuito

José Padilla reflexiona en torno a la identidad de género, además, a través de un prisma muy interesante al abordarlo desde la adolescencia. Por tanto, Dados adquiere un significado distinto por la importancia que puede suponer a nivel simbólico socialmente. Gracias a este tipo de obras, se expone una realidad que, muchas veces, es ocultada u omitida. Por ende, Padilla utiliza un lenguaje coloquial, que le permite que todo tipo de público pueda conectar con sus personajes. Sin embargo, adereza la narrativa con una complejidad en la que utiliza la metáfora de los juegos de rol para explorar y reivindicar al colectivo transexual. Con momentos de comedia muy bien llevados, se introduce al espectador en ese universo de videojuegos y juegos de rol, siendo la capa exterior de lo que está por venir.

Después de establecer las bases, se va profundizando en sus dos personajes, permitiendo ir quitando cada pared para ir llegando a ese lado totalmente humano. Por consiguiente, el público entra de lleno a esa trastienda para escuchar lo que quieren decir ambos personajes. Lógicamente, el giro de guion más potente se produce de forma atinada en el inicio del último acto. A pesar del carácter fantasioso que pudiera tener en una primera impresión, se ejecuta de una forma totalmente verosímil, lo que hace que se puede disfrutar de cómo va desarrollándose el desenlace. Por tanto, dentro de su frescura y su sencillez, se haya un mensaje muy poderoso que llega a buen puerto. De esta manera, la dramaturgia cumple con su objetivo, manteniendo ese sello propio de simplificar algunos conceptos para llegar a una familiaridad cotidiana.

Ventrículo Veloz
Foto de Ventrículo Veloz

Tú, yo, los dos

Almudena Puyo y Juan Blanco protagonizan Dados, metiéndose en la piel de X e Y. En primer lugar, Almudena Puyo está impresionante, una actuación impoluta en la que pone toda la energía sobre el escenario. Desde el primer minuto se puede ver cómo la actriz se mimetiza en la piel de una persona de apenas 15 años, lo cual es muy difícil hacerlo creíble y Puyo lo logra totalmente. Por lo tanto, su trabajo dramático se compone de una composición expresiva y corporal de alto nivel. Junto a ello, conduce su voz para dar cuerpo y vida a X, lo que termina por asentar la maravillosa labor de la artista sobre las tablas. Sin duda, a pesar de haber pasado el tiempo, mantiene en todo el momento la calidad como intérprete y eso dice mucho de cómo trabaja.

Juan Blanco tampoco se queda atrás, a pesar de presentar un personaje algo más liviano o blanco, en un principio. La dificultad de Blanco se halla en realizar una metamorfosis de una forma muy paulatina y sutil, que permita que no se vea desde el principio las aristas que tiene que exponer después. Además, aprovecha esa personalidad tan cercana que le permite su expresión facial y corporal, uniéndose a un desempeño que maneja desde la cotidianidad y lo natural. Por lo cual, Blanco sabe exprimir esa personalidad que le ha permitido dar verdad a sus personajes en trabajos previos. Asimismo, hay que aplaudir la química que se produce entre ambos intérpretes, formando una dupla llena de humor y comicidad, pero al mismo tiempo sin perder ese puente emocional que une a los dos.

Ventrículo Veloz
Foto de Ventrículo Veloz

El podcast de la realidad

La trastienda de un comercio de cómics y merchandising de películas de ciencia ficción se convierten en el escenario principal de Dados. Por tanto, la puesta en escena propone una visión muy actual y juvenil, llevando al público a ese sello más “freak”, que embadurna la personalidad de su personaje principal. También dan importancia al espacio sonoro, justificándolo con la realización de un podcast desde el desarrollo de uno de los personajes de la obra. Gracias a ello, el espectador recibe distintos estímulos artísticos que le permite orientar su interés hacia lo que ocurre sobre la escena. Así logra generar un dinamismo muy efectivo, permitiendo aportar movimiento y carácter. Por otro lado, se aplaude la composición de iluminación, que logran terminar de asentar la construcción estética de la propuesta escénica, al igual que la selección musical.

No son pocas las referencias a la cultura popular, incluyendo la saga “Star Wars”, dotando así de coherencia a la identidad de la propia obra y sus personajes. Asimismo, hay que subrayar la manera de realizar la coreografía en los distintos momentos de la obra, así como la dirección actoral para provocar carcajadas en el espectador, y a la par momentos de plena emoción. Hay un equilibrio muy bien confeccionado, que hace que la puesta en escena tenga una importancia propia y lucimiento ante los asistentes. Por lo cual, evita que sea un mero escaparate visual. Por otra parte, el ritmo es vertiginoso, comienza con una potencia absoluta, que no se mantiene todo el tiempo en alto, pero no pierde efecto. Gracias a ello, no se mantiene en una sola línea, sino que da fuerza al montaje en su conjunto. Una obra necesaria que contiene en sí misma una vigorosidad relevante.

Dados
Foto de Ventrículo Veloz

Conclusión

Dados es una obra muy importante, tanto por el lenguaje que utiliza como por la finalidad de su mensaje. Gracias a este tipo de dramaturgias, se puede llegar a todo tipo de públicos, permitiendo que se abran debates sobre temas de vital importancia como lo es la transexualidad. Además, lo hace a través de una narrativa fresca, entretenida y mordaz. Por otra parte, el trabajo interpretativo de Almudena Puyo es soberbio, una exquisitez. Asimismo, Juan Blanco aporta una familiaridad y una cercanía completamente brillantes. Ambos forman una dupla estupenda. Asimismo, la puesta en escena goza de un dinamismo con distintos estímulos, que facilitan que los asistentes mantengan su mirada sobre el escenario. Una propuesta atrayente. La búsqueda de la identidad del ser mediante una composición de fantasía, realidad y reivindicación que otorga un resultado muy actual y sorprendente.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

CINEMAGAVIA
8 / 10
80 %
Artículo anteriorLa temporada 3 de "El mundo de Karma" llega a Netflix el 7 de julio
Artículo siguienteChanel es elegida como pregonera de MADO 2022, inaugurando las festividades del Orgullo LGBTQ+ en Madrid
Subdirector de Cinemagavia. Comunicólogo audiovisual por la UCM y Máster en Comunicación en la Red por la UNED. Miembro de EGEDA (Premios Forqué) y técnico audiovisual en Ricoh. Sueño con ver mis obras y películas acompañadas de un público emocionado. Como diría Elizabeth Taylor: "Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos".
dados-critica-teatroUna obra muy importante, tanto por el lenguaje que utiliza como por la finalidad de su mensaje. Una narrativa fresca, entretenida y mordaz. Por otra parte, el trabajo interpretativo de Almudena Puyo es soberbio, una exquisitez. Juan Blanco aporta una familiaridad y una cercanía completamente brillantes. La puesta en escena goza de un dinamismo con distintos estímulos, que facilitan que los asistentes mantengan su mirada sobre el escenario. La búsqueda de la identidad del ser mediante una composición de fantasía, realidad y reivindicación que otorga un resultado muy actual y sorprendente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí