Emotivo, con un rodaje no carente de dificultades, resulta este documental titulado Del otro lado, sobre un tema espinoso. Los secuestros perpetrados por las FARC, en Colombia. Esta vez escrito y dirigido por el propio hijo de una de las numerosas víctimas: Beatriz Echeverry.

La valentía de su director, Iván Guarnizo, queda patente durante la poco más de una hora de su duración. No sólo por adentrarse en terrenos peligrosos de la “Selva Colombiana“, sino por enfrentarse a sus propios fantasmas. Por querer descubrir dónde y quién “cuidó”, también sería correcto decir “retuvo”, a su madre durante 603 días.

Tras quince años dirigiendo y editando, va a ser en este documental donde sus sentimientos encontrados, perdón y odio, surgen con indudable fuerza. Según sus propias palabras, para él ha sido “una de las experiencias más gratificantes de su vida“. No es para menos, considerando que encontró y entrevistó al guerrillero que custodió a su madre.

Un día decidió hacer la película para que sirviera también a sacar sus propias conclusiones los espectadores. Se puso en contacto con la coguionista Nuria Polo, quien le ayudó a poner orden a su historia. Poco tiempo después, se unió al proyecto Jorge Caballero como productor.

Del otro lado ha sido estrenada en el Festival Internacional de Documentales Hot Docs. Ayer,  5 de junio, también lo hizo en el Festival de Cine de Málaga 2021.



Del otro lado

Crítica de ‘Del otro lado’

Ficha Técnica

Título: Del otro lado
Título original: Del otro lado

Reparto:
Iván Guarnizo
Pepeto Guarnizo
Güérima

Año: 2021
Duración: 96 min.
País: Colombia
Director: Iván Guarnizo
Guion: Iván Guarnizo, Núria Polo
Fotografía: Carlos Villaoslada
Música: Nicolás Muñoz
Género: Documental
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Sinopsis de ‘Del otro lado’

Después de los acuerdos de paz, la guerra entre las FARC y el Estado parecía haber terminado, pero la situación dista mucho de ser estable. Iván Guarnizo y su hermano comienzan a investigar el secuestro de su madre. Al encontrar el diario que escribió durante su cautiverio, descubrieron una relación casi maternofilial que tuvo con su captor. Ahora que la mayoría de guerrilleros han entregado sus armas, deciden buscarlo y, tal vez, hablar de ese tiempo oscuro en sus vidas.



Tras las pistas de un diario

Dolor que se sufre en silencio, palabras sin voz. Imágenes pronunciadas a través de grabaciones caseras sobre el vacío que supuso dicho secuestro.

En Del otro lado se pueden ver vídeos originales hablando con los guerrilleros por teléfono, para saber si seguía viva. Escenas familiares contándoles la decisión de realizar el mismo viaje que relataba su madre en un diario. En el cual le permitieron escribir durante aquellos casi dos años de cautiverio. Su única salvación para no volverse loca de angustia y de pena. Consecuencia de los secuestros de las FARC.

Muchos días sólo escribía “La misma rutina”. Dejó de nombrar a los “bichos” que la acechaban y varias veces comentó la fatalidad de caer enfermo en la selva. Ella misma estuvo grave con problemas del riñón. Cada vez escribía menos, con menos ganas.

Del otro lado

Otras víctimas

Algo que llamó la atención a Iván, fue la relación tan entrañable que llegaron a establecer entre víctima y guerrillero. Güérima llegó a fundir varias balas para hacer una aguja de tejer para doña Beatriz. Ella le tejió un portafusil. En psicología es conocido como el Síndrome de Estocolmo. Sin embargo, se trataría más bien de la compasión y empatía que sentía la bondadosa señora. Llegó incluso a enseñar a leer y a escribir a varios niños guerrilleros que la acompañaban. Posiblemente igual de víctimas que lo era ella.

Al ser liberada, confesó a sus hijos que los había perdonado a todos. A todos que le habían arrebatado una parte de su vida. Aquel perdón significó ser el faro para el propio Iván. Según sus propias palabras: “Perdonar no se trata de una concesión, sino de algo que uno se da a sí mismo”. Al lograr ese perdón, uno logra quitarse una gran losa de encima.

Durante dos años viajó Iván Guarnizo junto a su hermano, Papete, hasta lograr encontrar al guerrillero vivo. Se apodaba Güérima, nombre del poblado en el que lo habían reclutado. Éste contaba tan sólo 26 años cuando le encomendaron la labor de custodiar a Beatriz y a su primo. Ambos habían sido secuestrados mientras realizaban un viaje de vacaciones.

Beatriz Echeverry

Las FARC

Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Conocida organización guerrillera por la cantidad de Derechos Humanos que violaron durante su larga duración de cincuenta y dos años.

Su objetivo era establecer un Estado de extrema izquierda, basado en los principios del Marxismo-Leninismo.

Hay una larga lista de atentados, masacres, tomas guerrilleras (niños sin recursos), secuestros con fines políticos…

Se financiaban también a través de secuestros a personas adineradas, cometiendo, a veces, errores como en el caso narrado en este documental. Narcotráfico, minería ilegal, robo de petróleo, contrabando.

Sin duda, su prolongada existencia, impactó en la cultura y el arte colombiano. Después de las negociaciones para terminar con este conflicto, en el año 2016, se llevaron a cabo iniciativas culturales. Con la intención de reparar la memoria histórica y la reconciliación.

Los excombatientes han formado cooperativas y pequeños emprendimientos para reinsertarse socialmente.

Sin embargo, un sector de la sociedad colombiana no olvida ni perdona. Apenas unos días atrás, las Instituciones de Acuerdo de Paz de Colombia alertaron de los asesinatos de alrededor de 2.000 personas. Líderes sociales y excombatientes han sido víctimas desde la firma del mencionado acuerdo. Al parecer existe un altísimo riesgo de elevarse el número. Por eso se está solicitando al Estado que responda de manera decidida frente a esta dramática situación.

Por otro lado, difícil es la situación actual que están atravesando, además, por otros motivos. Pero esos…son otra historia.

Del otro lado

Conclusión de ‘Del otro lado’

Interesante documental, realizado con el firme propósito de cumplir un deseo, o mejor dicho, varios.

Por un lado el del director, Iván Guarnizo, quien necesitaba liberarse de tanto dolor, de tanta sinrazón sufrida.

Por otro, el de mostrar el lado más humano de las víctimas. No solo las secuestradas, sino también sus familias. Soportar meses y meses sin saber absolutamente nada. Precisamente esto es algo que va a comentar Iván a su sobrino, quien nació durante el secuestro de su abuela. Él sentía que su hermano y él mismo, habían sufrido más incluso que la propia madre, por la incertidumbre de no tener noticias de ella.

Por último y muy importante, el deber de explicar la grandeza del corazón humano. El perdón que sintió doña Beatriz Echeverry, quizás el que sintieron también otros en sus mismas circunstancias. El perdón que finalmente demostró su hijo ante el “ladrón” que le había quitado a su querida madre.

También hay que destacar algunas escenas verdaderamente hermosas. De paisajes y de sentimientos reflejados en ellos.

Los vídeos caseros que aparecen de vez en cuando, obviamente escasos de calidad, se ven compensados con creces por el valioso mensaje que transmite. La tenacidad de su director en poderlo filmar.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí