INDIE & DOC Fest Cine Coreano regresa un año más el mes de junio con su cuarta edición y un total de 18 películas, las más destacadas en estos últimos años en Corea, que está teniendo lugar de manera presencial (Cineteca Madrid) y online (Filmin) del 1 al 13 de junio de 2021. Analizamos lo que nos ha parecido Moving On (Hermanos en una noche de verano).

Moving On es la primera película de la joven directora coreana Yoon Dan-bi, con la que ha participado en distintas secciones de los festivales de Busan, Rotterdam y San Sebastián. Drama costumbrista que nos acerca en primer plano a los problemas económicos de una familia obligada a realojarse.



Moving On (Hermanos en una noche de verano)

Crítica de ‘Moving On ‘

Ficha Técnica

Título: Hermanos en una noche de verano
Título original: Nam-mae-wui Yeo-reum-bam / Moving On

Reparto:
Choi Jung-un (Ok-ju)
Yang Heung-ju (Byeong-ki)
Park Hyeon-yeong (Mi-jeong)
Park Seung-jun (Dong-ju)
Kim Sang-dong

Año: 2019
Duración: 115 min.
País: Corea del Sur
Director: Yoon Dan-bi
Guion: Yoon Dan-bi
Fotografía: Kim Gi-hyeon
Música:
Género: Drama. Familia
Distribuidor:

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Moving On’

Sinopsis de ‘Moving On’

Ok-ju y Dong-ju se mudan a la casa de su abuelo durante sus vacaciones de verano después de que su padre se arruinara. Dong-ju se adapta bien a su nuevo hogar, mientras que Ok-ju se siente extraña en ese nuevo entorno. Poco después de que su tía, que está a punto de divorciarse, también vaya a vivir con ellos, y conforme Ok-ju pasa tiempo con la familia, tanto la casa como su abuelo empiezan a gustarle. Sin embargo, cuando el abuelo cae enfermo, su padre y su tía deciden enviarle al sanatorio y vender la casa.



Belleza entre la escasez 

Desde su secuencia inicial, en la que se ve a una familia de cuatro integrantes y todas sus posesiones en una pequeña camioneta, abandonando su casa para dirigirse hasta la casa del abuelo, Moving On se muestra como una película muy sencilla, pero sorprendentemente hermosa al mismo tiempo. El largo viaje por callejones y carreteras tiene un ritmo que anticipa todo lo que vendrá a continuación. Esas escenas largas y casi mudas crean una sensación de aceptación silenciosa frente al cambio abrumador. No hay espacio para la réplica, porque tampoco existe alternativa. El padre ha llevado a la ruina a su familia, así que no hay más remedio que mudarse. La casa del abuelo es grande y cómoda. Las circunstancias podrían ser peores, pero es la lenta acumulación de presión, aunque sea leve, lo que amenaza con romper a los protagonistas de Yoon Dan-bi.

Moving On

Adaptarse por necesidad

Para Dong-ju, que todavía es un niño y lleva un elefante de peluche casi tan grande como él, el estrés se mitiga con la sensación de aventura. Para su hermana Ok-ju, en plena adolescencia, es una dificultad más con la que lidiar, sumada a las propias de la edad. Es una niña generosa, aunque no siempre paciente con su hermano, el resultado de la situación es que nadie se toma muy en serio sus luchas personales. Cuando su familia está preocupada por cómo cubrir los gastos básicos, su anhelo de una cirugía que le dé forma redondeada a sus ojos, ni siquiera merece una conversación seria, y su timidez sobre su apariencia parece ser invisible para los demás. La relación de sus padres hace tiempo que no van bien, y esto tampoco ayuda a calmar el ánimo de los menores.

Con la salud del abuelo cada vez más frágil, justo cuando Dong-ju comienza a vincularse con él, todos están bajo una tensión constante. La tía de los niños brinda gran parte de su cuidado, pero argumenta, como resultado, la injusticia del hecho que la casa quedara por completo como pertenencia a su hermano, de acuerdo con la tradición, después de la muerte del anciano. El padre progresa poco en la búsqueda de trabajo y Ok-ju, tratando de encontrar formas de preservar su estatus social y mantener a su familia, confunde sus prioridades morales.

Moving On

Sencillez visual al servicio de los personajes

Bello retrato de una familia en crisis, Moving On (Hermanos en una noche de verano) explora el conflicto sin perder de vista el amor que existe entre sus personajes. Hay numerosos momentos de comedia y Yoon Dan-bi es capaz de mostrar la alegría que se puede encontrar en los pequeños detalles o en momentos nimios. Todos los actores cumplen con la composición de personajes y el diálogo, de tono natural, es muy efectivo para explorar múltiples interrogantes. Aunque la mayor parte del drama tiene lugar dentro de la casa, Yoon Dan-bi construye sus escenas de una manera visualmente atractiva y narrativamente eficiente.

Una pequeña joya independiente que desde luego no tiene el lustre de Parásitos, pero con mucha menos ostentación es capaz de tratar temas similares y con un tono más pausado. Otra comparación que surge es con respecto al cine de Koreeda, pero como casi cualquier otra, es injusta y no hace ningún favor a la obra. Además de ciertas similitudes con el cine del japonés, la debutante Yoon Dan-bi es capaz de aportar matices propios a esta historia costumbrista.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí