Desenterrando Sad Hill, sobre el mítico cementerio de Sad Hill de la película “El bueno, el feo y el malo”

El fabuloso mundo del cine no solo está conformado por películas, actores, directores, guionistas y todo lo que rodea a las actividades de producción, exhibición y promoción, sino también por las emociones que despierta en los espectadores y que ha hecho que su influencia permanezca inalterable en más de cien años. Desenterrando Sad Hill enfoca precisamente las sensaciones que un filme puede dejar marcadas en algunas personas y de cómo éstas pueden recuperar vivencias a través del redescubrimiento de lugares simbólicos que sirvieron de escenarios de rodajes y que están envueltas con un aura especial. Estreno el 19 de Octubre.



Desenterrando Sad Hill

Crítica de Desenterrando Sad Hill

Ficha Técnica

Título: Desenterrando Sad Hill
Título original: Sad Hill Unearthed

Reparto:
Eugenio Alabiso
David Alba Romero
Joe Dante
Álex de la Iglesia
Joseba del Valle
Clint Eastwood
Christopher Frayling
Sergio García Hernández
Peter J. Hanley
James Hetfield
Carlo Leva
Diego Montero
Ennio Morricone

Año: 2018
Duración: 82 min.
País: España
Director: Guillermo de Oliveira
Guion: Guillermo de Oliveira
Fotografía: Guillermo de Oliveira
Música: Zeltia Montes
Género: Documental
Distribuidor:  Con Un Pack

Tráiler

Sinopsis

En octubre de 2015, un reducido grupo de fans de la película “El bueno, el feo y el malo”, de Sergio Leone, acuden a la localización de la escena final de la película en Burgos. Casi 50 años después del rodaje, pretenden desenterrar y devolver el esplendor al mítico cementerio de Sad Hill. La noticia corre como la pólvora y cada fin de semana aumenta el número de fans voluntarios que se animan para reconstruir el escenario.

Premios

  • Festival de Sitges (Sección Noves Visions): mejor película de la Sección. 2018


La epopeya fílmica de Sergio Leone

En la década de 1960, irrumpió en el mundo cinematográfico una singular corriente europea que tuvo la osadía de modificar las rígidas características de los westerns americanos, tanto en el diseño de personajes (en fondo y forma) como en los escenarios. El principal impulsor de este subgénero, conocido como “spaghetti western”, fue el realizador Sergio Leone.

Luego de una notable auto-evolución artística, Leone creó en 1966 una de sus grandes obras maestras “El bueno, el malo y el feo”. Este filme contiene un trabajo estético y narrativo admirable, en donde todos los detalles confluyen en la construcción de una impactante propuesta cinematográfica.

Desenterrando Sad Hill

Desenterrando Sad Hill rinde un homenaje a esta película y a su autor. Para el efecto, destaca los análisis de personalidades autorizadas como Joe Dante, Alex de la Iglesia, Christopher Frayling (uno de los grandes biógrafos del director italiano), James Hetfield (vocalista de Metallica) y algunos de los sobrevivientes de la aventura cinéfila de Leone, entre ellos Clint Eastwood y Ennio Morricone.

También, es loable en este documental el uso austero pero eficaz de imágenes de archivo de la filmación del emblemático western en España, anécdotas de ex soldados franquistas que ayudaron en la construcción del puente y del cementerio como escenarios y hasta cortos testimonios del propio Sergio Leone.

El éxtasis del espectador   

Ubiquemos la exhibición de la película “El bueno, el malo y el feo” en cualquier lugar del mundo: faltan 20 minutos para su fin, Rubio (Clint Eastwood) observa que Tuco (Eli Wallach) huye para encontrar los 200 mil dólares escondidos, e intentará detenerlo lanzándole dos cañonazos. “El feo” es derribado y su cabeza impactará con una lápida… Unos acordes de una melodía subliminal se hacen presentes.

Tuco se levanta y también lo hace la cámara para llenar la pantalla de un paisaje lleno de cruces. El singular pistolero penetra en el cementerio saltando sobre las tumbas mientras esa música fantasmagórica crece en intensidad. Son gritos indescifrables que componen una sinfonía de otra dimensión que crea un ambiente enrarecido, tan temible como cautivador.

Desenterrando Sad Hill

Las cruces están ubicadas como olas concéntricas. En el centro del cementerio sobresale un escenario empedrado, parece una especie de teatro romano en donde los cadáveres son testigos mudos de una tragicomedia que enfrentará mortalmente a tres seres ambiciosos y amorales. Ennio Morricone eleva a categorías surrealistas su imponente banda sonora “el éxtasis del oro” que ha invadido ya en el subconsciente de los espectadores.

Un pequeño silencio se hace presente en la película para que Sentencia (Lee Van Cleef), Rubio y Tuco entren en escena. Surgen los rasgueados de una guitarra que acompaña al trio en su alineación geométrica para un inédito duelo. Se presencia otro de los momentos sublimes del filme.

La espectral música de inicio se transforma en un soplo desesperado de una trompeta que clama muerte y que se calla solo cuando siente que los graznidos de los cuervos respaldan su premonición. La cámara hará su labor con un enloquecedor juego de primeros planos de rostros, miradas y revólveres que elevan la tensión del momento a niveles nunca antes sentidos en películas del Oeste.

Estos 20 minutos de inmensa fascinación constituyen un viaje alucinante por una composición cinematográfica de enormes virtudes. Ese instante mágico ha cautivado a una incuantificable cantidad de espectadores en los últimos 50 años, entre ellos a un grupo de españoles que decidieron atrapar el espíritu de esa escena rescatando el lugar en donde se la rodó: el cementerio de Sad Hill, en Burgos (España)

Redescubriendo Sad Hill

Ha pasado medio siglo del rodaje de la mítica y larga escena final de “El bueno, el malo y el feo”. La naturaleza se ha encargado de ocultar y transformar al cementerio. Aficionados a este filme deciden emprender un proyecto un tanto extraño: ubicar la zona y filmar toda su odisea para redescubrirla.

Por ello, Desenterrando Sad Hill emerge como un relato de emociones personales. Trata de construir situaciones que recuperen vivencias pasadas, incursionando por corrientes psicológicas y hasta místicas.

 Desenterrando Sad Hill

Son magníficas las secuencias de la cámara cuando se mete en paisajes solitarios de Burgos buscando al emblemático escenario. Sus tomas aéreas develan el magnetismo del lugar, en donde el contraste de sus formas y su tinte misterioso lo hacen parecer como una variante de las famosas líneas de Nazca.

La película redescubre ese lugar oculto y muestra el emprendimiento humano para recuperarlo. Al inicio son unos pocos que luchan por este anhelo, pero luego se les unirán más cinéfilos que tendrán como recompensa ver su nombre en tumbas ficticias.

Desenterrando Sad Hill también aborda cómo la música y el concepto del cine de Leone ha influenciado a una de las bandas más importantes del heavy metal: Metallica. Todos sus conciertos arrancan con escenas y la melodía “el éxtasis del oro”.

Conclusión

Desenterrando Sad Hill demuestra cómo una película construida con la pasión de un cinéfilo, como lo fue Leone, puede no solo resistir el paso del tiempo sino trascender cada día más.

Este original documental resalta la pasión que genera la afición al Séptimo Arte. Sin lugar a dudas, cada persona amante del cine habrá sentido en su interior, alguna vez, un cúmulo de emociones por una o varias películas. Al ver este filme, descubrirán que hay una manera de recobrar esas sensaciones y volver a ser partícipe de una experiencia alucinante.

CALIFICACIÓN: 8.5/10

Reportaje de Desenterrando Sad Hill en Días de Cine TVE

Nuestra puntuación
Puntuación de los usuarios
[Total: 3 Average: 3.3]

Apasionado por el cine en todas sus formas, etapas y expresiones. Gusto de la comunicación y de la historia.

Victor Carvajal

Apasionado por el cine en todas sus formas, etapas y expresiones. Gusto de la comunicación y de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This