Top de Sitges 2018 de las 5 mejores películas vistas durante el Festival

La experiencia de nuestro primer año cubriendo el festival de Sitges ha sido magnífica. De entre las más de 30 películas que hemos podido ver vamos a hacer un top Sitges 2018 de las 5 mejores. Obviamente no sirve como un resumen completo del festival pero sí de nuestra experiencia personal. Pasados unos días desde el final del festival hemos elaborad un top más reflexivo que la crítica diaria. Lo que si podemos comprobar es que este Sitges no ha sido el de las sorpresas. Generalmente las películas que han sido más disfrutadas eran aquellas que ya venían con cierto “hype” detrás. Así que si nos lo permitís os dejamos a continuación este maravilloso top.

Top Sitges 2018

Mención especial: Diamantino (Gabriel Abrantes y Daniel Schmidt, 2018)

Diamantino

El dúo de directores Gabriel Abrantes y Daniel Schmidt nos trae en la presente edición una de las películas más frescas del panorama. En un festival en el que han predominado las películas de cocción lenta y largo metraje, Diamantino es un vaso de agua tras tanto caramelo. Sus contenidos 92 minutos de metraje son una lección de como montar una historia en la pantalla. La trama gira en torno de la estrella de fútbol Diamantino. Una suerte de Cristiano Ronaldo con mentalidad de niño de 10 años que nos recuerda al protagonista de “Lazzaro Feliz”, pura bondad vamos.

Un día en su lujoso yate rescata una balsa de refugiados. Tras fallar un penalti en la final del Mundial decide dar un giro drástico en su vida y adoptar a un niño refugiado. Pero la película da un interesante giro al introducirnos a una pareja de agentes de Hacienda que le investigan por malversación de fondos. Y por otro lado un partido ultraderechista que quiere hacer de él su figura en la salida de Portugal de Europa.

Diamantino

El actor Carloto Cotta realiza una interpretación tronchante que bien podría haberle valido al galardón de mejor interpretación. Tenemos que tomar en cuenta el riesgo que supone poner de protagonista a una figura como Cristiano Ronaldo, probablemente uno de los tipos más odiados. Pese a todo la película es una crítica al auge de los partidos de ultraderecha en Europa. Una denuncia salpicada de grandes dosis de humor, bizarrismo y surrealismo. Diamantino es un perfecto ejemplo de como denunciar un hecho sin restregártelo por la cara como en otros casos. Desde Cinemagavia sólo podemos esperar que alguna distribuidora se atreva con esta entrañable producción portuguesa.

5. Top Sitges 2018. An Evening With Beverly Luff Linn (Jim Hosking, 2018)

An Evening with Beverly Luff Linn 

La segunda película del director británico Jim Hosking supone una lógica continuación en su estilo. An Evening with Beverly Luff Linn es una comedia absurda protagonizada por un reparto coral. Hosking escoge un reparto lleno de estrellas de la comedia underground. Destacamos las interpretaciones de Aubrey Plaza (“Parks and Recreation”), Jemaine Cement (“Lo que hacemos en las sombras”), Emile Hirsch (“Hacia rutas salvajes”) o Craig Robinson (“Juerga hasta el fin”) entre otros.

El argumento de la película podría ser una obra perdida de Samuel Beckett. En un hotel kitsch se va a celebrar un gran evento: Una velada mágica con Berverly Luff Linn. Este show atrae el interés de Lulú Danger, una antigua amante de Beverly que no dudará en escaparse de casa. El marido de Lulú, Shane Danger irá en su busca con dos amigos.

An Evening with Beverly Luff Linn

Jim Hosking es un cineasta único. A medio camino entre la gran tradición teatral inglesa y el humor más irreverente de John Waters. Esta película supone una continuación y evolución de cinematografía. Pues seguimos teniendo una extraña galería de personajes que viven situaciones absurdas. Pero dejamos atrás todo ese mundo escatológico que mostraba en su debut: “The Greasy Strangler”. Para ir terminando, no tenemos que considerar esta historia como una simple cinta de humor absurdo. Sino que en el fondo tenemos un drama que, al menos a mí, me hizo lagrimar un poco. Al final, estos personajes que parecen idiotas, simplemente se mueven por sus sentimientos. Algo que nos da de pensar ¿No creéis?

4. Top Sitges 2018. Muere, monstruo, muere (Alejandro Fadel, 2018)

Muere, monstruo, muere

Este ha sido un año en el que las producciones latinoamericanas han estado más presentes que nunca. Destacamos concretamente la producción argentina Muere, monstruo, muereDirigida por Alejandro Fadel que nos obsequió con una presentación peculiar (otros dirían que “trolleó” al público). En la presentación se dijo que el largometraje suponía un desafío para la inteligencia del espectador. Y pese a que el director de “Los Salvajes” intentase desmentirlo, nunca una afirmación fue tan cierta. La trama nos lleva a la zona rural argentina cercana a Los Andes. Allí comienzan a sucederse diversos asesinatos en el que las mujeres son decapitadas y violadas. Un equipo de la Policía Rural encabezado por Cruz (Victor López) intentará encontrar al responsable de los crímenes, que tal vez no sea humano…

Muere, monstruo, muere

Muere, monstruo, muere circula entre el realismo más crudo, el terror existencial lovecraftiano y la narrativa metafísica de Borges. Es cierto que la nueva película de Fadel no es para todos los públicos. Muchas personas se quejaron de la lentitud de la película. En el fondo es una película en lo que importa es el viaje en sí no el destino. El propio director nos advirtió: “Si se pierden no se preocupen, incorpórense de nuevo”. ¿Qué es este monstruo que mutila a las mujeres del campo? Casi lo único que podemos decir es que es una idea. Una idea, que como un virus, se transmite, multiplica y muta. ¿O es que vosotros, queridos lectores, nunca habeis pensado en la MMM? Una idea que nos recuerda a una cordillera, la frontera natural con el otro lado. Un velo… como el de Blavatsky que nos protege del caos y el vacío espacial-existencial.

3. Top Sitges 2018. The House That Jack Built (Lars Von Trier, 2018)

The House That Jack Built

La última película del polémico realizador danés Lars von TrierThe House that Jack built llegó a Sitges tras pasar por festivales como Cannes. La famosa persona non gratta de Cannes hace un nuevo ejercicio de provocación que supone uno de sus mejores trabajos. Tal vez esto sea un atrevimiento por mi parte pero lo que si que es seguro es que es uno de los más divertidos. Matt Dillon interpreta a un carismático serial killer que nos habla de algunos de sus asesinatos.

The House that Jack built

La película podría llamarse como el ensayo del opiómano inglés Thomas de Quincey: Del asesinato considerado como una de las bellas artes. Este título clava la temática de la película. En realidad hablamos de un ensayo estético-filosófico sobre el arte y la política. Un sumario de ideas que replantea la obra del artista, concretamente, la del propio Von Trier. Una película que no es acta para todos los públicos, que revuelve el estómago y la conciencia. Pero como decía el cartel de “La última casa a la izquierda”: Recuerde esto es sólo una película…

2. Top Sitges 2018. Mandy (Panos Cosmathos, 2018)

Mandy

Unos buenos amigos que formaron el podcast de culto Aguas Turbias me contaron que en una maratón de Sitges del 2010 vieron una película que les “jodió la mente”. La película iba de una clínica  llamada Arboria en que se hacían experimentos a una joven. La película tenía el cautivador título de “Beyond the Black Rainbow”. Tiempo después descubriríamos que el director Panos Cosmathos era hijo de otro director casi olvidado George P. Cosmathos. Pensábamos que el director de tan estrambótico, jamás volvería a dirigir nada. Nuestra sorpresa fue mayúscula pues cuando salió la noticia del proyecto de Mandy que iba a estar protagonizada por el memérico Nicolas Cage. ¿Estaría a la altura Mandy? ¿Intentaría Cosmathos mantener su estilo? En Sitges 2018 lo descubriríamos.

Mandy

En una crítica más amplia de la película podremos hacer un ejercicio de “Name-dropping” en condiciones. Simplemente que esta aventura movida por la venganza y bañada en ácido es una de las películas del año. Me costaría hablar de directores tan únicos y personales como Panos en el panorama actual. “La idea surgió de la luz proyectada sobre el humo que sale del humo de escape por la noche” dijo el director y escritor en el festival. Una declaración que nos advierte de la experiencia que supone Mandy.

La película se divide en dos partes bien diferenciadas. Una primera parte pausada, visualmente impactante y con una mitología crepuscular. Y después una segunda parte de heavy metal, decapitaciones y ultra violenta. Una primera parte muy Cosmathos que casi iguala a “Beyond the Black Rainbow”Y una segunda parte que sabe a poco y que predomina más el meme Cage, lo cual hace que esté un poco por debajo de su película debut.

1. Top Sitges 2018. Under The Silver Lake (David Robert Mitchell, 2018)

Under The Silver Lake

El primer lugar de nuestro humilde podio lo ocupa Under the Silver Lake de David Rober Mitchell. Tras debutar con “The Myth of the American Sleepover” y triunfar con “It Follows” nos trae una odisea desmitificadora de la cultura pop. Andrew Garfield interpreta a una suerte del Nota dedicado a leer fanzines y espiar mujeres que conoce a una chica del vecindario que desaparece al día siguiente. Nuestro “héroe” vivirá una aventura por Los Ángeles más bizarra en busca de su chica. Tal vez no sea la mejor película del festival pero es el asentamiento y culminación como director de Robert Mitchell.

La película construida sobre un montaje cambiante y una música hitchcockiana forman una experiencia evocadora  y soñadora que nos recuerdan al cine clásico desde el cariño y la sombra del recuerdo. Pese a que es una película construida sobre referencias, nos deja un poso de desasosiego. La cinta nos plantea la cuestión sobre nuestro sitio en el mundo. Tal vez todas las cosas que creemos que nos hace especiales sólo nos introduce más en el sistema. ¿Somos especiales por que nos guste el cine de terror o los videojuegos retro?

Under the Silver Lake

La película trasciende en un personaje reflexivo estas cuestiones. La impasibilidad que mueve al personaje de Garfield la provoca no la sociedad sino su propio estado. Estamos formados de recuerdos y en muchas ocasiones es nuestra única válvula de escape. Sin duda nos dejó rotos a varias personas de la sala.

Conspirando contra la raza humana desde 1992 aunque intento ocultarlo cuando estudié Literatura General y Comparada. Un antiguo dios etrusco me hizo colaborar en el podcast de cine y cultura pop de Último Weekend. Cuando no estoy desenterrando ídolos olvidados invierto algo de tiempo en escribir en Prótesis y desde hace poco en Cinemagavia. Háblenme de Strickland y olvídense de Aronofsky.

David Dominguez Martínez

Conspirando contra la raza humana desde 1992 aunque intento ocultarlo cuando estudié Literatura General y Comparada. Un antiguo dios etrusco me hizo colaborar en el podcast de cine y cultura pop de Último Weekend. Cuando no estoy desenterrando ídolos olvidados invierto algo de tiempo en escribir en Prótesis y desde hace poco en Cinemagavia. Háblenme de Strickland y olvídense de Aronofsky.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This