De la mano del dos veces ganador del premio Óscar, Ron Howard, nos llega el documental Pavarotti sobre la vida del famosísimo tenor fallecido hace ya trece años.

Pavarotti es un completo resumen de la vida de “El tenor del pueblo”, que acercó la ópera a las masas como nadie jamás lo había hecho, y que abarca desde su niñez, en plena Segunda Guerra Mundial, hasta su muerte, en 2007.

En un relato intimista, con vídeos y fotografías inéditos, entrevistas a familiares y conocidos, el director consigue plasmar el lienzo de la vida de un sencillo hombre que llegó a lo más alto en la vida.

Estrenado en cines en enero, por tiempo limitado, podremos verlo ahora en Movistar el 28 de mayo.



Pavarotti

Crítica de ‘Pavarotti’

Ficha Técnica

Título: Pavarotti
Título original: Pavarotti

Reparto:
Luciano Pavarotti
Andrea Griminelli
Nicoletta Mantovani
Plácido Domingo
Angela Gheorghiu
Carol Vaness
Vittorio Grigòlo
Madelyn Renée Monti
Zubin Mehta

Año: 2019
Duración: 114 min.
País: Reino Unido
Director: Ron Howard
Guion: Cassidy Hartmann, Mark Monroe
Fotografía: Michael Dwyer, Axel Baumann, Patrizio Saccò, Michael Wood
Música: Ric Markmann, Matter Music, Dan Pinnella, Chris Wagner
Género: Documental
Distribuidor: A Contracorriente Films

Filmaffinity

IMDB

Tráiler de ‘Pavarotti’

Donde se puede comprar la película

Pavarotti [Blu-ray]
  • Luciano Pavarotti, Plácido Domingo, José Carreras (Actors)
  • Ron Howard (Director) - Nigel Sinclair (Producer)

Sinopsis

El director ganador del Oscar Ron Howard presenta a la audiencia la voz, el hombre, la leyenda: Luciano Pavarotti. Creada a partir de una combinación de personalísimas actuaciones de Pavarotti y el acceso a imágenes inéditas, la película proporciona al público un íntimo retrato del más querido cantante de ópera de todos los tiempos.

Donde se puede ver el documental



El retrato de una leyenda

Ron Howard, que nos puso el corazón a mil por hora en la saga de El código Da Vinci, y nos llevó al espacio en la nave Apolo XIII, ya se atrevió, en otra ocasión a abandonar la ficción, con un documental sobre otro fenómeno musical, The Beatles: Eight Days a Week – The Touring Years, para disfrute y deleite de los fans de este grupo.

En Pavarotti, el recorrido que hace es extensísimo; desde sus humildes orígenes, marcados por el paso de la Segunda Guerra Mundial, su debut, salto a la fama…

Paso a paso, va desgranando su vida, ayudado por Adua Veroni, primera esposa del divo, y sus hijas, Lucrezia, Giuliana y Cristina, que se lamentarán de lo difícil que era para unas niñas vivir la extraordinaria fama de su padre. El mundo clamaba por el tenor, ellas, por un padre.

Vamos a ver grabaciones “caseras” de su segunda mujer, Nicoletta Mantovani , que, en un momento, le preguntará a su marido como quiere ser recordado: “Como el hombre que transmitió la ópera a la gente y que cantó desde La Favorita hasta Otelo, que tenía un repertorio muy largo, que nunca pretendió crear una ópera innovadora solo por el placer de hacerlo”, contesta Luciano Pavarotti.

También habrá narradores de verdadero lujo, cómplices y partícipes de una vida intensa, como Bono, Plácido Domingo, José Carreras, Zubin Mehta, incluso su fallecido manager, Herbert Breslin, que en sus memorias, dejó publicado un libro con caústicas declaraciones contra su representado.

Muchas de las filmaciones han sido directamente donadas de la colección personal de Nicoletta Mantovani, la viuda de Pavorotti, que, desde el principio, ofreció su ayuda y es uno de los testimonios más importantes, junto a los de su primera mujer y sus hijas.

Pavarotti
Copyright Wild Bunch Germany

Una vida en tres actos

Después de visionar cientos de metrajes, entrevistas de archivo y actuales, así como actuaciones memorables, el director se dio cuenta de que la vida de Luciano Pavarotti, era, en sí misma, una ópera en tres actos. Y como buena ópera, con sus alegrías y sus dramas.

Y así lo estructura en el documental.

El primer acto muestra sus inicios en una Italia que despierta de una guerra, en el que veremos como el hijo de un humilde panadero, después de conseguir convertirse en maestro de pueblo, obtiene un éxito inesperado en la ópera, en 1961 con La Boheme, de Puccini.

A partir, de ahí, toda una carrera fulgurante llenando los más importantes teatros del mundo, siendo consciente del don que la vida le ha regalado, sin dejar de ser humilde, inocente y tremendamente espontáneo.

Esa conciencia del don tan inmenso que tiene, esa voz clara y poderosa, le lleva a una gira por la América profunda, a pequeños pueblos y teatros, que no le iban a proporcionar ni fama ni dinero, con el único ánimo de llevar la ópera a todos los rincones del mundo.

El segundo acto se inicia con la actuación, casi preparada de improviso, de “Los tres tenores”, en las Termas de Caracalla, con el maravilloso triunvirato de José Carreras, Plácido Domingo y, por supuesto, Luciano Pavarotti. Este parte, es una pura delicia para los aficionados a la ópera y entusiastas del tenor, pues vamos a disfrutar de los entresijos del más extraordinario recital de ópera de la historia.

Finalmente, el tercer acto será la época de “Pavarotti&Friends”, en la que, con el fin de recaudar dinero para luchar contra la pobreza infantil, se embarcó en una serie de actuaciones con artistas de todo tipo, acercando así, además, la ópera a todos los lugares del mundo.

Pavarotti
Copyright Wild Bunch Germany

Nessum dorma

El documental, por supuesto, recoge muchísimas de sus actuaciones. Que nadie duerma, como diría el príncipe Calaf, el enamorado de la princesa Turandot, que vamos a escuchar el inolvidable Nessum dorma, cantado por él solo, como no podía ser de otra manera, pero también junto con Plácido Domingo y José Carreras en las Termas de Caracalla.

Y hablar de Luciano Pavarotti es hablar de sus nueve do de pecho de La fille du regiment, de Donizetti, con los que hizo historia en el mundo de la ópera, ganándose el apodo de “El rey de los Do de pecho”, y, es hablar de su voz: interesantísima es la explicación de la calidad de la voz de Pavarotti que, profesionales como la soprano  Angela Gheorghiu, Vittorio Grigolo y Plácido Domingo, que vienen a decir, que el tenor hacía sencillo lo  increíblemente complicado.

Pero había algo más que la perfección técnica, que la pureza cristalina y la dulzura de la voz. Tenía una vitalidad y una entrega absolutas, de tal manera, que aunque cantó para miles y miles de espectadores en directo, y vendió cientos de millones de discos, cada persona que le escuchaba, sencillamente, pensaba que estaba cantando en exclusiva para ella. Sabía llegar al corazón.

Ron Howard
Copyright Wild Bunch Germany

La vida es demasiado corta

Si algo ha sabido retratar Ron Howard en este documental, ha sido el entusiasmo por la vida, las ganas de vivir, la espontaneidad y la inocencia de Pavarotti.

Algo se nos remueve por dentro y nos arranca una sonrisa de ternura al ver esos vídeos de factoría casera, en los que se le ve siempre riendo, con esa risa tan contagiosa, esas ganas de vivir, y esa tremenda voz que democratizó la ópera y llenó teatros, estadios y hasta el Madison Square Garden.

Y es que el material, inédito hasta ahora, que se maneja, nos muestra facetas completamente desconocidas para el gran público. Le habíamos visto en grandes obras, en recitales, en muchas entrevistas; pero verle en familia, en fotos que podrían pertenecer al álbum familiar de cualquier persona, humaniza a la estrella, y la hace más grande, si cabe.

Un hombre como cualquier otra persona, con sus fortalezas y sus debilidades, sus luces y sus sombras. Aunque no lo pareciera, era muy nervioso, y aquí vamos a saber la razón de su omnipresente pañuelo blanco, seña de identidad donde las haya.

La vida es demasiado corta, decía Pavarotti. Por eso él siempre la amó.

Y continuación de su amor por la vida, fue la labor de beneficencia a la que se entregó en cuerpo y alma los últimos años de su carrera.

Creía que el secreto estaba en disfrutar de lo que uno hacía, y después revertir. Y eso hizo.

El poso que nos queda tras ver esta película es la alegría que rezumaba por todos sus poros, la sencillez y la inocencia. No todo, por supuesto, fueron días de vino y rosas, pero precisamente el dolor, los problemas, son los que enseñan a disfrutar de las cosas sencillas, que al fin y al cabo, son las verdaderamente importantes.

Ron Howard
Copyright Wild Bunch Germany

Conclusión de ‘Pavarotti’

Un documental intimista que, además de la vida en los escenarios, saca a la luz al hombre jovial, sencillo, amante de la vida y de la alegría que era Luciano Pavarotti, el empedernido jugador de brisca que llevó la ópera a las masas.

Sin caer en el amarillismo o hundir el dedo en la llaga de las sombras de la vida del tenor, su personalidad arrolladora, el entusiasmo que ponía en todo lo que hacía, y su positividad, se transfieren al espectador.

La extraordinaria verosimilitud se consigue debido a las filmaciones y fotografías familiares así como los testimonios de las personas que tuvieron más contacto con él, como sus dos esposas, sus hijas, o estrellas de la talla de Plácido Domingo, José Carreras o Bono.

Que la tierra te sea leve, maestro.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí