Domovoy (2019) se trata de una película de cine familiar, realizada en Rusia y que tiene algunos elementos de animación y fantásticos, combinados con una película de actores, tradicional. La película ha gozado de una cierta aprobación crítica en el país, pues se ha considerado como una de las más dignas dentro del género fantástico, un género que por cierto aun sigue resistiéndosele a los blockbusters rusos. Aún así, en taquilla la película supuso un descalabro económico, pues cosechó 120 millones de rublos en contraposición con los 150 que costó como producción.



Domovoy

Crítica de ‘Domovoy’

Ficha Técnica

Título: Domovoy (The House Elf)
Título original: Domovoy

Reparto:
Dmitriy Bedarev (Stas
Dmitriy Belotzerskovskiy (El sanitario)
Mikhail Bespalov (Oleg Yevgenevich)
Sergeiy Chirkov (Domovoi)
Maria Chiuvilina (La mujer del 1985)
Pavel Derevyanko (La voz del gato)

Konstantin Glushkov (el hombre con el paraguas del 1959)

Ekaterina Guseva (Vika)

Año: 2019
Duración: 90 min
País: Rusia
Director: Evgeniy Bedarev
Guion: Evgeniy Bedarev, Dmitriy Bedarev
Fotografía: Andrey Kusnetsov, Sergeiy Politik
Género: Animación. Comedia
Productora: Trio Movie. Media Trust.

Filmaffinity

IMBD

Tráiler

Sinopsis 

Una madre y una hija se mudan a un lujoso piso en el centro de Moscú. Al principio no entienden porque les ha costado tan barato el piso, pero pronto se darán cuenta de que encierra un maligno ‘Domovoi’, un espíritu de la casa, que intentará asustarlas para que abandonen la casa. Pero no cuenta con que ellas tienen un gato que no se rinde a la primera…



El mito eslavo del ‘Domovoy’

El Domovoy no tendría una traducción exacta al español, en cuanto se trata de un mito arraigado profundamente en la mentalidad de muchos pueblos eslavos. Quizá podríamos decir que se trata de una especie de ‘duende doméstico’, que se encarga de cuidar la casa (Dom en ruso significa casa). Así pues, cada casa tiene un ‘Domovoy’, un pequeño Dios del hogar que puede establecer tanto buenas como malas relaciones con los habitantes del hogar. Si las personas hacen enfadar al Domovoy, este se encargará de hacer la vida imposible a los habitantes, convirtiéndose en una especie de ‘Poletergeist’ anglosajón. Este ente se cuida de la vida doméstica y de los quehaceres habituales; si una de las personas por ejemplo pierde las llaves tendrá que dejar un tipo de regalo para contentar al Domovoy y que este le ayude a recuperarlas.

En definitiva, un mito del que se sirve la película para construir el argumento de la película. Nuestra pareja se mudará de casa y ahí se encontrará con un Domovoy que se encarga de asustar a todos los habitantes que han pasado por la casa, al más puro estilo Beetlejuice de Tim Burton.

Domovoy

Representación del Domovoi según el artista Iván Bilibin (1876-1942)

Domovoy VS Gato

Y a partir de aquí, aparece el segundo personaje principal de la película, un pequeño gato de la familia, que en resumidas cuentas se enfrentará contra el Domovoy. Hecho mediante animación, realmente el pequeño felino es el mejor punto cómico de la película, que obviamente se opondrá al espíritu de la casa. Nos podemos imaginar por donde van los tiros del filme, y realmente la animación del gato está bien realizada, seguramente el punto más destacable de la película en aspectos técnicos. Cabe destacar que se une a la tradición felina que siente el pueblo ruso por estos animales, que son más populares como animal de compañía que los propios perros, a pesar del carácter aparentemente huraño (tal y como aparece descrito en el filme). La voz del actor de doblaje, Pavel Derevyanko, está realmente conseguida.

Los puntos cómicos se centran principalmente en explotar el choque de personalidades entre estos dos protagonistas, utilizando algunos elementos del slapstick, así como de la comedia más visual. Nada espectacular, pero sí eficaz.

Domovoy

Excesivo tono infantil

Se confunde una vez más hacer una película para niños con hacer una película infantil. Y es que el defecto más grande que encontramos en la película es que es difícil poder aguantarla si no vamos con la mentalidad de ver una película para niños y saber perdonar ciertos defectos. Porque más allá de las típicas gracietas de este tipo de películas, no nos encontramos con segundas lecturas o algo que vaya más allá de los elementos superficiales. Lo que hay es lo que vemos, y por supuesto nos encontramos con algunos personajes totalmente exagerados, pensados exclusivamente para hacer reír a los más pequeños, con un humor «físico» que no sorprende a quien ya tiene más de cinco años. No estamos pues, ante una película podríamos decir del sello Pixar, sino algo más «tradicional».

Domovoi

Algunos detalles interesantes de producción y poco más

Poco más se puede contar de una película, que como apuntaba un crítico en Rusia…»La película es la adecuada para que la vean una abuela y una nieta sin sentirse incómodos», es decir, un pasarratos para la familia y que es más interesante en cuanto nos permite comprobar como está el nivel de la animación en Rusia (a pesar de que los elementos que aparecen en esta cinta no son numerosos).

Conclusión

Domovoy no pasará a la historia y realmente tampoco se puede decir que estemos ante una película realmente recomendable, más allá de como mera rareza. Solo apta para los más acérrimos de cines ajenos al Hollywoodiense.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí