Don Quijote somos todos es una comedia teatral, escrita por José Luis Esteban y dirigida por Carlos Martín. Esta obra nos narra los arduos y delirantes esfuerzos de un pueblo manchego  para no desaparecer, y por ende quedar en el olvido; valiéndose del espíritu enajenado pero vivaz, del caballero más famoso de la literatura universal: Don Quijote de la Mancha. Podríamos decir que esta función entremezcla el verso y la prosa cervantina, con una trama costumbrista de la actual España vacía. Es cierto que la risa es lo que más prevalece, pero también es una obra que cuenta con muchas capas narrativas que la enriquecen en otros aspectos.

Don Quijote somos todos está protagonizada por José Luis Esteban, Carlos Martin, Alba Gallego, Francisco Fraguas, Minerva Arbués y Gonzalo Alonso. Esta comedia quijotesca que viene de la mano del Teatro del Temple, se podrá disfrutar hasta el próximo 11 de julio en el Teatro Corral Cervantes de Madrid.



Don Quijote somos todos

Crítica de ‘Don Quijote somos todos’

Ficha Técnica

Título: Don Quijote somos todos
Título original: Don Quijote somos todos

Reparto:
José Luis Esteban
Carlos Martín Bazán
Félix Martín
Alba Gallego
Irene Alquézar
Minerva Arbués
Francisco Fraguas
Gonzalo Alonso

Duración: 90 min. apróx.
Dirección: Carlos Martín Bazán
Dramaturgia: José Luis Esteban
Producción: María López Insausti
Coordinación técnica:
Alfonso Plou
Escenografía:
Tomás Ruata
Iluminación:
Tatoño Perales
Vestuario:
Ana San Agustín
Fotografía:
Marcos Cebrián
Equipo de producción:
Pilar Mayor, Alba Moliner y Pilara Pinilla
Producción: Teatro del Temple

Tráiler de ‘Don Quijote somos todos’

Sinopsis de ‘Don Quijote somos todos’

Don Quijote somos todos narra los esfuerzos de un pueblo manchego, de cuyo nombre nadie se acuerda, por no desaparecer para siempre.

Abandonado en medio de la España vacía, con malas comunicaciones y escasos servicios, su único patrimonio está en su pasado: ser la cuna del más famoso caballero andante, el ingenioso don Quijote de la Mancha.(TEATRO ESPAÑOL).



Don Quijote somos todos
Foto de Marcos Cebrián

Costumbrismo quijotesco

Lo primero que le viene a uno nada más acabar de ver la función, es que sorpresivamente es una comedia que funciona muy bien. A pesar de no ser un tipo de comedia que predomine en la actualidad en el teatro, Don Quijote somos todos sabe ser elocuente, divertida y gamberra a su manera. Es una obra en la que el espectador pasa un rato muy agradable, riéndose al son de las aventuras algo surrealistas de este peculiar pueblo manchego.

El texto dramático de José Luis Esteban tiene mucho que ver, con que esta obra consiga entusiasmar de tal manera al público de todas las edades. Está muy bien condensada la trama y todos los personajes tienen un carisma arrollador en escena. Por otro lado, demuestra ser una comedia muy bien ejecutada en términos humorísticos, al igual que sabe emocionar e impregnarla del espíritu de Cervantes. Una historia teatral que tiene cierto toque berlanguiano, por contar también con esa sátira costumbrista.

Teatro del Temple
Foto de Marcos Cebrián

Talento maño

En líneas generales, todos los integrantes de Don Quijote somos todos están en estado de gracia. Cada uno cuenta con su espacio para brillar y no hay ningún personaje que cause indiferencia en el espectador. No obstante, hay claramente tres actuaciones que destacan por encima del resto, siendo las que llevan las riendas de la trama. Por un lado destacar el trabajo de Carlos Martín y José Luis Esteban; casualmente, el director y dramaturgo de esta comedia.

Ambos saben dotar a sus personajes de mucha naturalidad y sosiego, que los hacen muy atractivos e interesantes de ver. Esto sobretodo se llega a ver con la actuación de Carlos Martín, que es un experto en dotar de naturalidad a los personajes que encarna. Ya lo hizo en “Los Hermanos Machado” cuando le tocó interpretar al gran Antonio Machado, y ahora lo hace de la misma manera pero en clave de comedia con el personaje del alcalde.

Luego tenemos a la joven actriz aragonesa Alba Gallego, encarnando el papel de Marcela; un personaje que a priori se nos presenta como secundario, pero que a medida que va transcurriendo la obra nos vamos dando cuenta de la parte fundamental que juega en el devenir de la historia. A pesar de ser una reciente incorporación al elenco de la obra, es a grandes rasgos la actriz que se come el escenario en esta historia. Ya no es una cuestión de talento (que lo tiene), sino de la energía y pasión que esta actriz consigue trasmitir encima de un escenario. Es como si llevara consigo un foco que la acompañase en todo momento, haciendo imposible para el espectador apartar la mirada de ella en todo momento. Sin duda, una de las grandes razones por las que merece la pena asistir a esta representación.

Teatro del Temple
Foto de Marcos Cebrián

Sueños airados a lomos de un caballo

Don Quijote somos todos es un desvergonzado y caricaturesco homenaje a la gran novela de Miguel de Cervantes; siendo estos aspectos los que más me entusiasman de esta obra. El dramaturgo asume cierto riesgo en este montaje, para llegar a construir una obra teatral que ofrece mucho más de lo que de primeras espera ver el espectador. El histrionismo del que se envuelve por momentos esta obra, consigue generar momentos cómicos muy divertidos y surrealistas.

 También es una obra que sabe adaptarse a los tiempos actuales, empoderando los papeles femeninos con los que cuenta la obra. Es como si Cervantes hubiera escrito el Quijote después del movimiento “Me too”; algo que me resulta verdaderamente fascinante y que sabe introducirlo con mucha brillantez  José Luis Esteban dentro de la obra.  Por último, me gustaría hacer hincapié en la parte que tiene que ver con la crítica social de la obra. Como he dicho, es una obra que se sitúa en un poblado de la denominada España vacía actual, que tiene que ingeniárselas para que su querido pueblo y su gente no queden en el olvido. Es interesante como en un tono humorístico, la obra consigue tener tantas capas narrativas.

Don Quijote somos todos
Foto de Marcos Cebrián

Conclusión

Don Quijote somos todos es una comedia maravillosa, que te enamorara por el surrealismo e histrionismo de su trama. Una comedia costumbrista que trae de vuelta el espíritu del caballero andante más famoso de la historia, a base de carcajadas y también de cierta emotividad. Cuenta con un elenco espectacular, destacando las interpretaciones de Alba Gallego, José Luis Esteban y Carlos Martín. En definitiva, una obra para pasarlo bien en familia o con amigos, a lomos de un caballo desbocado. Para todos los que os encontréis por la capital española, no dudéis en asistir a una de las representaciones de esta obra en el Teatro Corral Cervantes de Madrid.

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí